jueves 09 de julio del 2020 | Santoral Verónica
Dolar $793,88 | Euro $896,53 | Uf $28.688,76 | Utm $50.322,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Social 28-06-2020
Advierten Sobre Aumento de Consumo de Drogas Producto de la Pandemia y Entregan Recomendaciones de Salud
Publicidad 2

Como un grave problema de Salud Pública en Chile y que puede empeorar producto de la pandemia por COVID19, calificó la Dra. Ana Concha, académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Maule (UCM), el Trastorno por Consumo de Sustancias, esto en la conmemoración de la lucha contra el uso indebido y tráfico ilícito de drogas.
Un reciente estudio de SENDA –disponible en el sitio web: www.senda.gob.cl- evidenció que uno de cada dos jóvenes universitarios, de centros de estudios superiores (50,4%) declararon haber consumido marihuana en el último año y un 33,1% lo hizo en el último mes, cifra que para la académica de Medicina UCM es altamente preocupante.
“Con respecto a consumo de alcohol, dos de cada tres estudiantes (68%) reportó haber consumido alcohol en el último mes, y el 68,1% dice haberse embriagado al menos en una ocasión. Siendo todos los tipos de consumo de sustancias ilícitas de mayor prevalencia en hombres, tenemos que considerar que en mujeres las cifras han ido en aumento”, señaló la experta de la UCM, agregando que “Es necesario resaltar que la percepción de daño con relación al uso frecuente de marihuana alcanzó un 28, 5 % y que un 73,2% de los encuestados declaró que le han ofrecido marihuana en el último año. Lo que nos lleva a persistir en estrategias de prevención de su uso, desde edades tempranas”, afirmó.
AUMENTO DE ESTRÉS Y CONSUMO
En momentos de eventos traumáticos, explicó la Dra. Ana Concha, ya sean individuales o colectivos, se produce aumento del estrés, de la angustia, con desregulación emocional y conductual en de las personas, por lo que “Se ven exacerbadas las patologías de Salud Mental preexistentes, pudiendo verse aumentados los Trastornos por uso de sustancias, es por esto que SENDA ha implementado una investigación “Encuesta COVID 19 y drogas en Chile”, para mayores de 18 años, anónima y que pretende hacer seguimiento del consumo”, sostuvo.
“Sabemos que el cerebro adolescente no ha completado su desarrollo, siendo las áreas de motivación / recompensa y circuitos emocionales aquellos con un desarrollo más rápido y los circuito prefrontales (que ayudan a la autorregulación, control de impulsividad y medición de riesgos) los últimos en terminar su desarrollo, por lo que el consumo de cualquier sustancia en esta etapa va a generar modificaciones funcionales, dentro de las principales modificaciones cerebrales ocurridas en procesos de adicción tienen relación con los circuitos de motivación y recompensa, el control ejecutivo y el procesamiento cerebral”, advirtió la Dra. Concha.
En forma prominente, continuó, “El sujeto se ve con dificultades para priorizar comportamientos con beneficios a largo plazo, prefiriendo aquellos con beneficios a corto plazo, pero con consecuencias futuras catastróficas y al constituirse en un Trastorno por consumo requerirá de atención multidisciplinaria con altos costos para el joven, su familia y la sociedad”, complementó la experta de la UCM.
En relación a este mismo tema, la Dra. Celeste Manríquez, alumna de la Especialidad de Psiquiatría Adultos de la Escuela de Postgrado y Especialidades Médicas de la UCM, recomendó que “Ante esta situación de pandemia, las personas y comunidades experimentamos un aumento del estrés y preocupación, lo cual tendría relación tanto con la enfermedad (miedo a contagiarse o que alguien significativo se contagie dada la gravedad y daño asociados a la patología), como con las consecuencias la gran variabilidad de factores psicosociales involucrados (aumento cesantía o incapacidad de generar ingresos, aislamiento, aumento del ocio, soledad, tedio, alteración de rutinas, teletrabajo, incremento de violencia intrafamiliar, menor accesibilidad a sistema de salud para patologías no relacionadas al COVID19, menos acceso a fármacos, disminución participación en actividades y grupos sociales o religiosos, así como la llamada ‘nueva normalidad’, entre otros”, indicó.
En tanto, comentó la Dra. Concha, los estudiantes han debido adaptarse a una nueva modalidad de estudios, muchos de ellos sin poder contar con los recursos tecnológicos, inestabilidad de las conexiones y acceso, sin el soporte grupal y social tan necesario para el bienestar emocional, lo que aumenta aún más el estrés de este período y los predispone al incremento del consumo que pudieran haber iniciado.
Por todo lo anterior, expuso la Dra. Manríquez, “Aquellas personas que tienen mayor vulnerabilidad en cuanto a su salud mental, podrían presentar trastornos por uso de sustancia o descompensación de sus patologías de base frente a lo relacionado al COVID19. Así, tomando en cuenta la prevalencia de trastorno por consumo de sustancias y sobretodo de patología dual, se podría esperar un aumento de consumo en aquellas sustancias que siguen siendo accesibles (por ejemplo tabaco, alcohol, fármacos cómo benzodiacepinas, opiáceos, estimulantes), como una manera de controlar aquellos síntomas emergentes ante la pandemia (y que ya se venían manifestando desde el estallido social en Chile), mientras que aquellas sustancias que en general son importadas podrían presentar una disminución en su consumo o una sustitución, al disminuir su disponibilidad por mayor dificultad en su traslado por el confinamiento, existencia de controles y barreras sanitarias, entre otros”, puntualizó.
RECOMENDACIONES
Algunas de las recomendaciones que compartieron las académicas de la Facultad de Medicina de la UCM, tienen relación con la disminución de la sintomatología que puede llevar a consumo de sustancias, sobretodo el estrés. Entre ellas: evitar la sobreinformación con los medios de comunicación, mantener distancia social pero no aislarse y mantener comunicación con familiares y amigos de manera no presencial; mantener una rutina diaria estructurada, que incluya actividades que disminuyan el ocio y tiempo libre (hobbies, manualidades, etc); realizar ejercicio físico; fomentar el autocuidado en el grupo familiar.
Además, “Es importante evitar todo tipo de consumo de sustancias en el hogar, así como el acceso o exposición a estas; el mantener los controles con los equipos de salud, así como la adherencia de los pacientes; buscar ayuda para reducir o abandonar el consumo, informarse sobre la disponibilidad de redes de apoyo y tratamiento como por ejemplo 1412 fono drogas alcohol, Programas de Salud Mental y Servicios de Urgencia, fomentar el respeto y comunicación en el grupo familiar; y la reducción de daño, es decir disminuir de la frecuencia y cantidad de sustancia consumida, así como evitar policonsumo”, señaló la Dra. Concha.
“El consumo aumenta el riesgo de contagio dada la exposición ambiental, así como representa riesgo de mayor gravedad por factores asociados a este consumo (desnutrición, disminución sistema inmune, daño pulmonar, entre otros”, cerró la Dra. Manríquez.
¿A QUIÉN ACUDIR?
En relación al apoyo que da SENDA a la comunidad, su director Regional, Mario Fuenzalida, señaló que el principal canal de contacto en este momento es a través de la web www.senda.gob.cl, donde se encuentran disponibles medidas, orientaciones y recomendaciones, en la página web www.gob.cl/saludablemente. Además, puedes encontrar diferentes insumos de orientación, acompañamiento y ayuda para afrontar esta pandemia, mientras que para consultas puedes llamar al FonoDrogas 1412 para recibir atención de un personal altamente capacitado y con amplia experiencia en la entrega de apoyo y consejería.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 382
Publicidad 21