martes 21 de agosto del 2018
Dolar $668,44 | Euro $762,71 | Uf $27.248,94 | Utm $47.729,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 30-01-2018
El difuso origen del escudo y la bandera de Linares
El Alcalde Alberto Camalez se caracterizó por su ejecutividad y realismo. En 1943, siendo regidor, advirtió que el sesquicentenario de Linares no podía perpetuarse en obras que la posteridad criticara. Para diseñar el afiche y el escudo, si bien es cierto se abrió un concurso, advirtió que quienes postularan no lograrían una obra como las circunstancias lo requerían. Similar situación ocurrió con la historia de la villa.
En el caso del escudo, a fines de 1943, advirtió al Alcalde Hugo Baeza Palacios que era necesario un diseño con las exigencias heráldicas, que son muy estrictas. De manera que se encargó esta obra, probablemente, a Carlos Sotomayor Román, quien además de pintor, era un notable dibujante, (decimos “probablemente” por cuanto Sotomayor fue el ejecutor de los sobre relieves del monolito de los fundadores, Mata Linares y Ambrosio O’Higgins). El escudo se empezó a exhibir en una vitrina comercial de Linares a principios de mayo de 1944.
El símbolo no gustó ni satisfizo a la gran mayoría de los linarenses. Es más, varios aficionados al arte se ofrecieron para elaborar uno “que encierre la belleza y produzca un gusto estético más agradable”.
El comentario más duro se hizo a través de un artículo publicado en El Heraldo del 3 de mayo de 1944, firmado con el seudónimo de CAPITOL, donde se formulan algunas reflexiones críticas, desde el punto de vista heráldico.
El escudo, se dice en esta nota, “no tiene derecho a divisiones”, por “cuanto debe ser de un solo fondo, sea este metal o esmalte”. Destaca que este no es un escudo “otorgado por la autoridad real o noble”.
Luego, analizando los colores manifiesta el artículo citado, el esmalte “que podría cuadrar a maravillas es el azul, que representa la justicia, el celo, la verdad, la lealtad, la caridad y la hermosura”.
Expresa luego que las “piezas o figuras de armería” que correspondería ostentar en el escudo son dos: “la vid y el agua”, destacando que “la vid puede ser colocada “en jefe”, o sea en la parte superior central, por ser la más noble del escudo”.
Fundamenta esta aseveración en que fue esa planta la cultivada en primera opción por los hispanos y ahora difundida en toda la provincia y base de su riqueza.
Luego, el autor dice no concordar con el noble (texto) que lleva la faja inferior del escudo, por cuanto lo que se creó fue una villa, y ésta, como se ha dicho, se denominó simplemente “de Linares”, y no “Villa de San Ambrosio de Linares”, que es la leyenda que se incluye.
El artículo de CAPITOL fue respondido días después por alguien que firmó como “ROBAS II Artista hijo de Linares”. En su respuesta, CAPITOL reitera que la vid debe ser el símbolo principal del escudo, insiste en los errores heráldicos y emplaza a la entonces alcaldesa subrogante Berta Uribe dé a conocer el expediente que llevó a la confección de este emblema, el cual ha tenido excesiva demora.
Sobre este punto, hemos sometido el escudo al examen de las leyes heráldicas. Por ejemplo el color rojo superior representa la guerra y el amarillo la generosidad. La corona ubicada en la cima, corresponde a la de hidalgo, que es el título más bajo de la aristocracia castellana.
La cruz ubicada al centro del escudo, es de origen griego y se le denomina “potenzada” por las puntas que refuerzan cada asta simétrica.
El escudo fue aprobado por decreto municipal del 21 de septiembre de 1944 y se dispuso se instalara permanentemente en un óleo en el interior del edificio y en bronce en el frontis del mismo y ser izado en cada ceremonia cívica.
La bandera, de color celeste, fue, de igual forma, diseñada en Santiago bajo instrucciones del Alcalde Camalez. En declaración a El Heraldo, sólo precisa su ejecución pero no da pistas sobre su autoría. El tono utilizado es el de menor uso en heráldica, por la escasa fuerza de su simbología (representa el cielo).


JAIME GONZALEZ COVILLE
Academia Chilena de la Historia
Prensa El Heraldo | Imprimir | 910
Publicidad 13
Publicidad 7