miércoles 06 de julio del 2022
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 21-06-2022
FRANCISCO RIVAS, PLUMA Y ESCALPELO

Si nuestros datos son exactos, Francisco Rivas, revisando el sitio www.bncatalogo.cl de la Biblioteca Nacional, ha publicado cerca de diez libros, todos de notable profundidad intelectual y avezada creatividad. Hoy tenemos ante nosotros la pulcra edición de La Esfinge en el Espejo, donde incursiona, con agudeza mental y no poca habilidad de estilo, en la Inquisición y en la intolerancia que emanaba de esta institución, llamada a defender la fe.
Rivas, con estos elementos, crea una novela robusta, enérgica y adictiva al lector que abre su primera página.
El personaje que guía el relato, Orazio Malacqua, hombre de fe, pero que sufre los rigores del organismo persecutor por una afirmación, mezcla de filosofía y teología, donde expresa que “Dios carece de un atributo y que el Dios de Abraham no es un Dios castigador”.
Malacqua, tras padecer las torturas, se transforma en un vengador, cuando la inquisición agonizaba en sus atribuciones y había surgido la Perseveranza, cuya misión principal era denunciar la herejía. A través del recorrido castigador del personaje, Rivas describe en magníficos aguafuertes aquella Roma legendaria, de calles empedradas, de grandes edificios de piedra, la ciudad de Lima y otras ciudades de aquel siglo. Narrador poderoso, pluma afilada, estilo deslumbrante, Rivas pareciera ir en crescendo en su carrera literaria, plagada de premios y donde, incluso, se dio el gusto de rechazar algunos. Hombre de universal cultura, su nombre ha estado en coloquios, conferencias, y encuentros de alto nivel de Universidades y organismos extranjeros.
La Esfinge en el Espejo culmina una etapa de su poderosa creación, donde ningún tema le es ajeno o extraño. Este libro, denso, apretado, entramado en un recio lenguaje, nos habla de una época preterida de la Iglesia y nos adentra en misterios no soslayados ni advertidos. Su erudición sobre la narrativa que emprende familiariza al lector con una época oscura y cruel, pero a la vez ilumina el pasado de una circunstancia muy comentada, pero con las parcialidades consecuentes de quien escribe.
Francisco Rivas, médico, neurólogo, pero a la vez licenciado en filosofía, reúne las condiciones para dar “confianza”, si cabe la expresión, al lector. Cada uno de sus títulos es la llave de un mundo y un ambiente que promete al que se adentra en sus volúmenes, degustar la buena lectura, tan escasa hoy.
El Papado, Cardenales, personas que alguna vez circularon por los enormes corredores del Vaticano emergen y desaparecen en esta novela, creación, desde luego, pero con sólidas bases en la realidad, todo ello fruto de la maestría de un autor extraordinario en su narrativa, preciso en su lenguaje y donde el idioma no le es extraño ni escurridizo.
¿Estaremos frente a un próximo Premio Nacional de Literatura?, Tal vez. Ello honraría este galardón siempre discutido y en no pocas oportunidades antojadizo. Rivas ha enaltecido las letras chilenas con su constancia y creatividad cada vez más asombrosa. No hay tema que le sea esquivo y ello nos recuerda a los grandes narradores de América que siguen dando lustre a la literatura.
Tenemos en nuestro escritorio varios artículos donde se analizan libros de Rivas. En cada uno se repite la palabra “combativo”, “denuncia”, todo ello entramado con la incansable valentía que el autor ha demostrado a lo largo de su ejercicio literario.
Rivas, lo creemos así, es un fiel testigo de su tiempo, con muy poca obsecuencia y mucho realismo narrativo.
Lo reiteramos: un baluarte genuino de nuestras letras.


JAIME GONZÀLEZ COLVILLE
ACADEMIA CHILENA DE LA HISTORIA



Portada del libro La Esfinge en el Espejo
Freddy Mora | Imprimir | 204