lunes 19 de agosto del 2019
Dolar $710,14 | Euro $791,07 | Uf $27.969,64 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 25-05-2019
Ardieron los Tribunales: Uno de los grandes siniestros de la ciudad
“El Heraldo”, daba cuenta del voraz incendio declarado a las 3.40 de la madrugada, el 3 de diciembre de 1990; que redujo a cenizas y escombros el centenario edificio donde funcionaban los Tribunales de Justicia, Corporación de Asistencia Judicial, Biblioteca Pública y otros servicios, frente a Plaza de Armas.
Durante varias horas, voluntarios de las Compañías de Bomberos de Linares, Longaví, Yerbas Buenas, Colbún, Parral, San Javier y Talca, lucharon contra las llamas, las que sólo fueron controladas cerca de las 7 de la mañana, quedando la extinción de focos que aparecieron en todos lados; mientras cientos de personas llegaron hasta la plaza, para presenciar la magnitud del siniestro.
El edificio, de la época del Presidente Balmaceda, registra la prensa escrita, ha tenido varias reparaciones y no quedaba en las mejores condiciones. En 1887, funcionó allí el Cabildo y la Gobernación desde los tiempos de la fundación de la ciudad. Ese mismo año, en ceremonia celebrada el 8 de diciembre; donde estuvieron presentes Pedro Montt y Pedro Lucio Cuadra, se colocó la primera piedra de la construcción que serviría a la Intendencia, la Municipalidad, Juzgado de Letras y otras reparticiones públicas.
Dentro de las obras se consultó la construcción de un pabellón para la Cárcel; cuya puerta de acceso se abrió por calle Sotomayor y el Intendente, Narciso Trondeau -en Linares desde febrero a agosto de 1894-, inauguró los edificios proyectados durante el gobierno de Balmaceda y que contribuyeron al adelanto de la ciudad.
En el 2º piso de la Casa Consistorial -así se llamaba- lado sur, se instaló la Municipalidad; la Intendencia tomó la parte central y norte. Paralelamente, los organismos desarrollaban sus actividades independientemente, aun cuando hubo en una época pasada, en que el jefe del municipio fue siempre el Gobernador o Intendente.
La calle Comercio, luego se denomina Manuel Rodríguez (desde 1910). La calle Comercio, llamada así en razón de haberse concentrado en ella (1875 a 1900) las tiendas y almacenes más importantes de la ciudad.
En calle Sotomayor, lado sur, funcionó la Inspección Provincial de Educación, pero tuvo más vida en tiempos en que la Cárcel se encontraba contigua a la Intendencia. Antes de 1888, en la esquina de donde estuvo el Telégrafo del Estado, hubo una peluquería de D. Gumersindo Lamilla, uno de los primeros peluqueros en Linares.
El año 1900, el hombre público y notario D. Alejandro Lois Solar, arregló un departamento en la acera sur de calle Sotomayor, que era el fondo de su casa, instalando en él la Notaría y el Registro del Conservador de Bienes Raíces.
Dionisio Sotomayor, ex Gobernador de Linares, asesinado en el desempeño de sus funciones, el 26 de abril de 1823, es el personaje con el cual se perpetúa esta calle.
El emblemático edificio, luego del voraz incendio, fue reconstruido en 1993. Hoy día funciona allí la Gobernación Provincial y la Biblioteca Municipal. (Bibliografía: “Las calles de Linares” y Revista LINARES; El Heraldo)



Prensa El Heraldo | Imprimir | 241
Publicidad 13
Publicidad 37