jueves 27 de febrero del 2020
Dolar $807,96 | Euro $878,69 | Uf $28.446,06 | Utm $49.723,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 23-01-2020
Articulación en la educación Técnico Profesional: validando conocimientos

La educación Técnico Profesional en nuestro país está constituida en los niveles educativos de enseñanza media y superior, los cuales desde hace poco tiempo han comenzado a vincularse incipientemente en la búsqueda de un sistema de articulación. Esto con el fin de poder establecer mecanismos que permitan instaurar rutas formativas entre instituciones, reconociendo conocimientos previamente adquiridos para poder facilitar el camino formativo de quienes optan por una especialidad.
Por ende, comprometer los programas, instituciones y experiencias de la Educación Media Técnico Profesional (EMTP) y vincularlos a la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP) resulta esencial para posicionar al mundo TP como una verdadera alternativa en la formación académica, permitiendo una trayectoria que asegure un tránsito fluido en el mundo académico y una correcta adaptación con la industria.
Sin embargo, hoy en día no existe un encadenamiento educativo natural, por lo que los niveles de logro no están escalonados. En nuestro país, la articulación dentro del subsistema Técnico Profesional ha estado garantizada sólo por iniciativas particulares, donde instituciones educativas han desarrollado nexos que han facilitado el reconocimiento de aprendizajes previos. No obstante, pese a eso, se presenta de manera incipiente, articulando niveles de desarrollo entre áreas que aún no establecen un lenguaje común.
Una forma de solventar esta brecha son las políticas públicas, las cuales tenuemente han comenzado a aparecer. Por ejemplo, el 2019 el Ministerio de Educación impulsó la formalización del Acuerdo Nacional de Convalidación Técnico Profesional –del cual es parte el CFT San Agustín-, iniciativa que busca promover la vinculación entre la EMTP y la ESTP, potenciando de esta forma las trayectorias formativas de los estudiantes de los establecimientos TP.
Un elemento para poder desarrollar una correcta articulación es el Marco de Cualificaciones, herramienta que permite definir los niveles de desarrollo y competencias de las trayectorias formativas. De esta forma se podrá establecer un camino más expedito desde la EMTP a la ESTP, el cual permita reconocer los conocimientos y talentos de los diversos niveles, distinguiendo conceptos vocacionales, rescatado habilidades y destrezas inherentes a las aptitudes de la persona.
Sin embargo, para poder gestar este instrumento es necesario un trabajo mancomunado entre las instituciones educativas y los sectores productivos, el cual permita recoger las necesidades que requiere solventar la industria, con el fin de poder solventar esa necesidad en un programa de estudio y así potenciar el mercado. De esta forma no se desarrollará masa crítica que termine desempleada y frustrada, más bien técnicos eficientes y competitivos en la producción y desarrollo local.
Por ende, es necesario desarrollar una articulación más organizada, que tenga lógica y que permita ir tomando decisiones en función de las necesidades, condiciones y capacidades de la industria y las personas. Esto con el objeto de que la educación técnico profesional no sea considerada como una formación terminal, sino como una habilitante para el trabajo, por lo que es imperioso fomentar el acceso y la permanencia la educación TP mediante mecanismos de especialización que hagan más potente este nivel educacional.

(Yéssica Gómez Gutiérrez
Vicerrectora Académica del CFT San Agustín)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 468
Publicidad 1
Publicidad 49