lunes 19 de agosto del 2019
Dolar $710,14 | Euro $791,07 | Uf $27.967,84 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 21-07-2019
Astronautas masones en la conquista del espacio
La Masonería en sí misma no fue la razón, por la que estos valientes hombres se fueron al espacio, pero sí que se podría decir que sus lazos de fraternidad, les permitió encontrar la fuerza y los bloques de construcción para colaborar con sus compañeros de viaje espacial y superar las pruebas de la exploración .
Por otra parte, a los astronautas Masones, les guiaba NO una figuración personal, sino por un espíritu científico-tecnológico que los instaba a tratar de comprobar que no somos los únicos en el universo que puede existir algo parecido y reconocer la pequeñez y fragilidad del ser humano frente al cosmos, al contrario lo que el dogmatismo proclama que hemos sido “ creados a imagen y semejanza de un ser creador( Salmo 8: 4-5).
Por lo tanto la crónica de hoy, tiene como finalidad recordar 50 años atrás ( 20 de julio de 1969) cuando más de 500 millones de personas tuvimos la suerte de ver por la tv. a dos astronautas americanos, quienes a bordo del Apolo 11 alunizan en la zona llamada Mare Tranquilitatis o Mar de la Tranquilidad. La misión había empezado desde la tierra 4 días antes, a más de 4 mil km. por hora (16.07) Luego de un poco más de 21 hrs. en la Luna despegaron para unirse a Collins que los esperaba a bordo de la nave de comando Columbia que orbitaba a su alrededor. Uno de los astronautas Neils Armstrong, nunca se pudo conocer si fue masón o no, Si que se ha comprobado que su padre lo fue, aunque algunos dicen que han visto una fotografía de éste vestido de astronauta sosteniendo un atuendo masónico en sus manos, en el Gran Templo de Washington.
El otro, Edwing ( Buzz) Aldrin si que fue miembro de la Masonería, de la Logia “ Clear Lake” 1417 de Seabrook, Texas. Aún más, Aldrin llevó con él, la Orden especial del entonces Gran Maestre J, Guy Smith ( quien le concede el Poder) de representarlo y además lo autoriza a “ exigir jurisdicción territorial masónica en nombre de la Gran Logia de Texas de Libres y Aceptados Masones en la Luna”.
El QH.: Aldrin certificó que la Orden fue llevada por él a la Luna el 20 de julio de 1969. Así es que para conmemorar ese evento histórico protagonizado por Edwin Aldrin se emitió una Carta Constitutiva a una nueva Logia, conocida como “ Tranquility Lodge” Nº 2.000 que funciona bajo los auspicios de la Gran Logia de Texas.
Aldrin, llevó consigo, en el interior de su traje espacial, una bandera del Supremo Consejo de la Masonería Norteamericana, la que hoy, está expuesta en la biblioteca-museo masónico del Templo del Rito esc. Antiguo y Aceptado de Washington, seguramente refrendada por algunos de los otros Masones que tuvieron la posibilidad de pisar también nuestro satélite en misiones posteriores.
Otros Masones han estado también en el Programa Espacial de la NASA, como lo fue el responsable del programa Apolo. Fred Kleinknet que hoy en día es el Soberano Gran Inspector Grado 33 en Usa.
El Programa denominado Mercury contó a su vez con varios astronautas Masones, el Coronel Leroy Gordon ( Gordo) Cooper Jr. Quien fue ingeniero aeroespacial, piloto de pruebas de la Fuerza Aérea de Usa y fue uno de los siete astronautas originales en dicho Proyecto que, fue el primer programa espacial tripulado y fue además el primer estadounidense en dormir en el espacio en 1965. Gordon voló como piloto de comando de la Géminis V y perteneció a la Logia “ Honorary” 33 Degree-.
Otro Coronel Donn F. Eisele ( 1930-1987) completó 11 días en el Apolo 7, orbitando 183 veces .Actuó como navegante, capturando avistamiento de estrellas y alineando la guía y la plataforma de la nave. Perteneció a la Logia “ Luther Tunen 132! De Columbia
El Teniente coronel Virgil “ Gus” Grisson ( 1926-1967) fue uno de los primeros astronautas que murieron dentro de una nave espacial y fue el segundo estadounidense en ir al espacio el 21 de julio de 1961 en un vuelo suborbitario que duró apenas 15 mn.
El coronel James B. ( Jim) Irwuin ( 1930- 1991)fue piloto del módulo lunar del Apolo 15. Estuvo en la luna 18 hrs. 35 mn. Trajo la famosa roca Amorthosite que según los científicos se formó en las primeras etapas del sistema solar alrededor de 4 mil millones de años. Perteneció a la Logia “ Tajon Lodge 104” de Colorado Spring.
El capitán Edgar Dean ( Ed) Mitchell pasó 9 hrs. 23 mn en la superficie lunar ,recolectando 100 libras de muestras. Llevó la primera carga útil y recorrió la distancia más larga a pie en la superficie lunar. Trajo a su vez, la primera carga útil y fue el que tomó la fotografía icónica de A. Shepard levantando la bandera estadounidense en la superficie lunar .Perteneció a la Logia “ Artesia Lodge” 28 de N. México.
Otros astronautas masones fueron el capitán Walter M. Schirra ( 1923- 2007) que estuvo en el programa Apolo VII ; el teniente Thomas Stafford que estuvo en la misión Apolo X y Apolo XVIIIy el capitán Paul J. Weitz.
Agregaremos que uno de los astronautas masones pioneros fue John Gleen , seleccionado en 1959 para formar parte del Programa Mercury y fue el primero en orbitar la tierra en 1962, Hubo diez misiones Apolo previas que, fueron probando las distintas etapas de la misión, las cuales fueron precdidas por los Proyectos Mercury y Gemini que permitieron poner hombres en órbita..En el Apolo I los astronautas murieron quemados en un incendio en el despegue. En la misión 8 , por primera vez se orbitó la Luna ( 24 dic. 1968).
Volviendo al comienzo de esta crónica-recordatoria todos los que tuvimos la oportunidad de ver en vivo la llegada de los primeros hombres a la luna, hace 50 años atrás fuimos sorprendidos estuvimos fascinados cuando observamos y constatamos lo imposible : llegar a la Luna. Por lo mismo el propio Neil Armstrong expresó la famosa frase “ este es un pequeño paso por el hombre, pero un salto gigante para la humanidad”.
Este primer alunizaje ha sido un triunfo de la tecnología moderna, una confirmación de la primacía de la ciencia como la solución para todos los problemas del hombre y el reconocimiento de la pequeñez del ser humano frente al cosmos. La conquista de la Luna es el acontecimiento más extraordinario de nuestro tiempo, no por el hecho en si mismo, acota Pedro Becker R, sino por la forma como se realizó.


René A. Recabarren Castillo
Profesor Normalista
Prensa El Heraldo | Imprimir | 385
Publicidad 13
Publicidad 37