jueves 27 de febrero del 2020
Dolar $807,96 | Euro $878,69 | Uf $28.446,06 | Utm $49.723,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 18-01-2020
Atravesando las puertas

Puertas entreabiertas, el libro de Carlos Yáñez Olave, es una puerta a su mundo, es un atravesar infinito de su horizonte. Un horizonte que ha decidido sin limitaciones, con nada ni nadie. Un sinfín de gestos y preguntas al viento de aquellos tiempos en que su hermano Jorge caminaba sobre la cornisa oscura de la muerte con el solo pensamiento de cambiar un poco este mundo.
Carlos inicia esta obra sin dudas bajo la guarda de su ángel preferido, Valentina Soledad, su nieta y compañera de viaje.
Porque este libro es un innegable viaje al pasado y al futuro. El autor pone aquí todo el ardor de sus tiempos mozos, la amistad como una flor insustituible, el recuerdo que lo retiene en su mortal tristeza, las calles de su Linares pintada de colores por momentos, y teñida de grises ligeros en otros días.
Llanto de poeta, aventura de ojos escondidos, abrazo de bandidos niños, lluvia que cae ahora como antes caía.
Carlos Yáñez Olave transita caminos por los que otros han dudado caminar, observa la catástrofe donde otros ven silencio, denota su puño al viento en lugar de ocultarse en apenas una brisa pasajera.
Ese poemario-narrativo-histórico-social pone sobre el papel la historia misma de su país. De su país patria adentro. Y nos invade a su a través como si nada pudiera pararlo.
Es un canto a la vida que nos lleva a pensar, a reflexionar, a observarnos desde nuestro interior sin miedos.
Es una obra que bajo una prosa simple, y atravesando puertas entreabiertas, nos invita a conocer su mundo.
El mundo de Carlos Yáñez Olave.



(Germán Gorosito)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 461
Publicidad 1
Publicidad 49