viernes 19 de abril del 2019 | Santoral Ema
Dolar $660,48 | Euro $745,97 | Uf $27.607,04 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Crónica 12-04-2019
Autoridades de Agricultura conversan con viñateros de Itata para oficializar apoyo
“Venimos aquí a enfrentar esta situación que no puede continuar así. Nosotros como Ministerio ponemos el pecho a las balas y por lo mismo vamos a poner a disposición de los productores $2.050 millones por parte de Indap para invertir en construcción de bodegas. Además, vamos a hacer una gran alianza entre el gobierno regional y la CNR, para invertir, en tres años, $9.200 millones en riego tecnificado en la inversión más grande que se ha hecho en la región de Ñuble; $596 millones a través del INIA y $400 millones del FIA”, así el Ministro de Agricultura, Antonio Walker anunció apoyo por más de $12 mil millones a los viñateros de la región de Ñuble.

Este anuncio lo realizó en un encuentro con cerca de 500 productores de uva vinífera de la zona del Itata realizado en la plaza de Coelemu, en el que participaron también junto al director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre; el intendente de Ñuble, Martín Arrau; el seremi de Agricultura de la región, Fernando Bórquez; el director nacional de Indap; Carlos Recondo; senadores y diputados de la zona; alcaldes de otras comunas afectadas; y dirigentes locales.
Programa de innovación en valorización del potencial vitivinícola del valle del Itata

El valle del Itata ha sido considerado como una zona de rezago debido a sus cifras de pobreza y condiciones de aislamiento, en relación a las prestaciones sociales de salud, educación, bienes y servicios básicos. La actividad agrícola en este valle es significativa y predomina la vitivinicultura, que se desarrolla en condiciones complejas de secano y en lomajes de alta pendiente, características que dificultan el manejo del viñedo y presentan problemas de erosión del suelo. Los pequeños productores históricamente han sido afectados por el bajo valor comercial de sus producciones. Carecen, además, de modelos de negocio sustentables y de estrategias comerciales adecuadas, lo que los hace poco competitivos.

Países con condiciones similares a las del valle del Itata han generado una vitivinicultura de montaña con productos de alta calidad y valor en el mercado. Pero en este caso ese potencial aún tiene que ser explotado. Es una zona con poco capital humano, baja tecnificación y cuya producción se basa en una oferta poco diferenciada y calidad no estandarizada.

Sin embargo, este patrimonio está siendo reconocido y puede ser valorizado en términos comerciales, sobre la base de la gran variablidad agroclimática del valle, que genera zonas con un potencial enológico característico, lo que constituye una oportunidad para ser apreciado por el mercado.

Así, para enfrentar este desafío, FIA en conjunto con el Gobierno Regional de Biobío (previo a la creación de la nueva región de Ñuble), levantaron la licitación “Programa de innovación en valorización del potencial vitivinícola del valle del Itata”, cuyo objetivo es diseñar e implementar un programa orientado a fortalecer la competitividad de los vitivinicultores del valle del Itata, a través del desarrollo de implementación de planes de negocio sostenibles que les permitan entrar a círculos comerciales permanentes, sobre la base de la valorización del patrimonio e incorporación de tecnología productiva.

Este es un programa financiado a través del FNDR de la región del Biobío –adjudicado previo a la creación de la nueva región- y llevado a cabo por FIA. Será una inversión de $378 millones ($321.764 de aporte directo FNDR-FIA), que busca impactar a más de 200 pequeños y medianos productores y viñateros de las zonas de rezago del valle del Itata.

En concreto, este programa busca: Caracterizar las zonas productivas, describir el potencial productivo y comercial de los productores, obtener productos de calidad y de buena entrada en el mercado, elaborar planes de negocio y capacitar a prodesales para que entreguen apoyo y seguimiento.

La etapa de recepción de propuestas se cerró el pasado jueves 21 de marzo. La adjudicación y el comienzo del trabajo en terreno será a partir de junio. La ejecución de este programa dura 36 meses.


Prensa El Heraldo | Imprimir | 211
Publicidad 13
Publicidad 30