domingo 23 de febrero del 2020
Dolar $804,74 | Euro $869,05 | Uf $28.422,60 | Utm $49.723,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Opinión 05-01-2020
Balance del Año

“El objetivo de año nuevo, no es que tengamos un nuevo año, es que el que debemos tener un alma nueva…” (GK Chesterton)
Dos años atrás, leí un artículo de la sicóloga Encarni Muñoz Silva, la cual aconseja hacer un Balance a final del año o al comienzo del otro, pues es importante para uno mismo, ya que nadie quiere pasar por la vida sin darse cuenta de lo que ha hecho. Por lo mismo, es conveniente que cada cual haga un Balance o Cuenteo de que camino lleva, hacia donde va y si percibe que no va por el sentido más indicado, pueda recalcular su ruta.
Es así, como vemos que muchos pasan por la vida, sin un rumbo fijo, sin darse cuenta que la vida que llevan, no es la que íntimamente quieren. A veces, es ya demasiado tarde para hacer cambios o simplemente para reflexionar sobre su particular andar. En ocasiones esa reflexión se hace demasiado tarde y cuando ya se vislumbra la partida al más allá , por tanto no tiene sentido evaluar o tratar de hacer cambios.
Hoy, frisando ya los “ ochenta” mi percepción es que a medida que fui envejeciendo, comprobé que No hay años malos. Hay años de fuerte aprendizaje y otros que son como un recreo, pero malos, malos, no son, solo hay que saber aceptarlos.
Leí también a otros autores y me gustó lo que piensan sobre cómo hacer un Balance .Dicen por ejemplo que la forma que se debería evaluar un año, tendría más que ver con cuanto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.
Por eso aconsejan que NO debiéramos tenerle miedo al sufrimiento y al tan temido fracaso, porque ambos son solo instantes de aprendizaje. En verdad y de eso doy personalmente fe que No hay que tenerle miedo al sufrimiento, pues éste nos hace cada vez más fuertes e incluso más optimistas.
La vida y el cómo vivirla depende de nosotros mismos. El cómo engancharnos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.
Ya lo dijimos, pero deseo recalcar que si a uno no le gusta la vida que hoy tiene, deberá desarrollar las estrategias para cambiarla, pues está en la voluntad de cada cual hacerlo o no. Nunca hay que olvidar que “ Ser feliz es una decisión” Entonces, tomando los criterios anteriores, pensamos que para construir ahora un buen año, todos y cada uno está en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas:
A aprender a amar………..A dejar huellas y …….a ser felices.
Por lo que, hay también factores que ayudan a esos puntos, como por ejemplo:
Aprender a amar la responsabilidad, como una instancia de crecimiento.
El trabajo sea remunerado o no, dignifica al alma y el espíritu y nos hace bien para la salud mental.
Deshacernos del significado de cansancio como algo negativo .Considerar a éste como un privilegio, porque estamos entregando lo mejor de si mismo.
Valorar la libertad como una forma de vencerse a si mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás debiéramos ejercer nuestra libertad haciendo lo que “ debemos” hacer y ello con placer.
Otros punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores.
Estamos relatando en parte lo que nos dice Pilar Sordo Martinez ( psicóloga, conferencista y escritora) y a nuestro parecer sus palabras hoy en día y ahora más que antes ( pos fines de oct. recién pasado con el estallido social) “ hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos .Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares y para eso tiene que aceptarse dentro el olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida. Nuestras casas independientes de los recursos, se están volviendo demasiado perfectas, que parece que nadie puede vivir adentro………….”
“ Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias. Si logramos trabajar en esos puntos y me comprometo a intentarlo. Habremos decretado ser felices, lo cual, no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos ,sino que con la ACTITUD con lo cual enfrentemos lo que nos toca”.
Termina diciendo: “ dicen que las alegrías cuando se comparten, se agrandan y que en cambio, con las penas pasa al revés, se achican. Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado está mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro”…..
Estimados lectores, a todos les invito al finalizar de leer esta crónica, a efectuar un pequeño Balance de lo efectuado el año que acaba de terminar y por ende a programarse nuevos desafíos, nuevos quehaceres, nuevos horizontes, nuevos propósitos…..
“Los cambios son para los valientes, los cobardes siempre preferirán quedarse donde están, aunque no sean felices allí”…
( Autor anónimo)


René A. Recabarren Castillo
Profesor Normalista
Prensa El Heraldo | Imprimir | 436
Publicidad 1
Publicidad 49