miércoles 30 de septiembre del 2020
Dolar $784,19 | Euro $914,40 | Uf $28.706,89 | Utm $50.322,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 07-02-2020
Bernardo Gidi Hassi Ciudadano Benemérito de Linares
Publicidad 2


Está en la naturaleza humana presuponer la bondad de aquellos con quienes nos relacionamos. Afortunadamente son mínimas las ocasiones en que no se cumple; por eso es importante mantenerse en el grupo de los que construyen con visión de futuro y aman generosamente lo que hacen.
No hay lugar a dudas acerca de su entereza como ser humano, probada en toda ocasión. Se le ve entregarse a empeños sin escatimar esfuerzos, y por eso de sus resultados siempre se derivan otras. Es que la transparencia de sus acciones, y en las ocasiones en que se requiere de algún consejo para alguien, como nadie esgrime poderosas razones en una combinación donde mezcla el razonamiento con los objetivos que cada cual se plantea.
Para ubicarnos y sin dejar de lado a sus antepasados, diremos que habitaba en la ciudad de Belén -en Palestina- desde hace alrededor de trece siglos un clan llamado Farahiye (Alegría, Siempre alegres), siendo ellos los antepasados de Bernardo Gidi Hassi.
En los archivos de la Parroquia Latina de Belén se encuentra inscrito el matrimonio de D. Salleh (Pacífico) Gidi Sadi y doña Marían (María) Daccarett Tueme. Debido a la mala situación en Palestina la pareja debió emigrar, llegando a la República de Haití en 1902. Afincándose en la ciudad de Cap Haitien, donde les nació su segundo hijo de nombre René Michel, el día 2 de junio de 1904.
El matrimonio con ya cuatro hijos debió regresar a Palestina y luego de unos años volvieron a emigrar, esta vez a Chile, a la ciudad de Linares. Sin embargo René, con uno de sus hermanos, Emilio, debió quedarse en Palestina, al cuidado de una de sus abuelas. Solamente lograron regresar a reunirse con su familia en 1920.
D. Juan Hassi Bacarat (el apellido Hassi, traducido del árabe, es Hazin) y doña Rehane Tueme Ayach, contrajeron matrimonio en la misma ciudad de Belén. Allá les nació su primera hija, Ángela el 17 de abril de 1915.
La pareja emigró a Chile, a la ciudad de San Clemente cuando la niña Ángela cumplía los 10 años. En esta ciudad nacieron sus hermanos Clemente y Mario.
Entre sus historias, doña Ángela contaba que conoció a su esposo, don René, el día de su matrimonio, el 17 de Abril de 1932. En aquel tiempo, los miembros de la colonia árabe, casaban a sus hijos sin consentimiento de ellos. Del matrimonio de D. René y doña Ángela nacieron cinco hijos, el cuarto de ellos, nacido el 7 de noviembre de 1939, que fue bautizado como Bernardo Negile, que a través de los años, popularmente le llamaron “Nelly”.
El clan de los Farahiye tenía un norte a partir de su estadía en este mundo: la alegría, siempre intentar ser alegres. Y no es que dejaran de existir los sufrimientos inherentes a la vida humana. Los hubo y muchos. Sólo que ese afán de avanzar entre los dolores germinó un día en el nacimiento de Bernardo. Y Nelly cumple a cabalidad en vivir, sufrir y alegrar su propia existencia y la de sus cercanos. Es sabido que no siempre es fácil vivir, pero la alegría de hacerlo, teniendo como norte el bien de los demás, hace que la existencia sea más llevadera, y más profunda en su real simplicidad. Esos postulados los cumple perfectamente, lo saben bien quienes conocen muy de cerca a Bernardo Gidi Hassi.
Cuando consultamos a María Paz y Daniel, qué sentían al saber que Nelly era reconocido por el municipio como Ciudadano Benemérito de Linares, ambos señalaron haberse sorprendidos, porque jamás pensaron que el norte de un trabajo metódico y generoso de toda una vida, sería para buscar un premio y/o reconocimiento público.
Daniel nos agrega: “haciendo recuentos de la vida para llegar hasta febrero de 2020, solo me cabe decir que como toda familia hemos pasado momentos muy malos, duros y amargos, pero la unión fraternal que siempre se ha mantenido, nos permite volver a la tranquilidad. Nelly es un verdadero guía para mí, para María Paz mi esposa y para Angelita, Ma. Beatriz, Patricia y Alejandra sus hermanas”.
Jeannete, su esposa, señaló emocionada que “Nelly trabaja incansablemente por Linares, es un hombre de gran corazón y de una humildad a toda prueba y lo hace silenciosamente; es por eso que muchos linarenses lo nombran con mucho cariño. Como familia, estamos muy felices y agradecidos por este reconocimiento”.
La amistad de D. Bernardo es una de sus cualidades, prueba de esto con obras e iniciativas en las cuales ha sido parte activamente como el “Club Pumalal”, “Pez y Pluma” y su querido “Club de Tiro al vuelo René Gidi Hassi” fundado en Febrero de 2002 y el cual lleva el nombre de su hermano, socio y compañero de vida.
D. Bernardo Gidi Hassi, hace aproximadamente cincuenta años, en el Cuerpo de Bomberos de Linares inicia una gran labor humana y social. En 1972, socio fundador del Club “Caza y Pesca Pumalal”, y Socio Honorario desde mayo de 1985.
En marzo del 2001, nombrado socio Ilustre del Club “Pez y Pluma”. El 23 de Mayo de 2004, premiado como el mejor empresario por la Ilustre Municipalidad de Linares. Junio de 2004, premiado por la Cámara de Comercio, Turismo e Industria de Linares A.G por Merito a la Inversión y por su afán de contribución a la modernización de Linares.
Además, siempre presente en diversas actividades deportivas, como la facilidad de instalar la cancha de fútbol Carlos Campos, o su apoyo al club Deportes Linares, entre otros. En el área rural, logra muchos avances para el sector, como Presidente del agua potable rural de La Posada.
Como podemos ver, méritos sobran para que el municipio acordara reconocer como Ciudadano Benemérito a D. Bernardo Gidi Hassi, en la sesión de ayer miércoles, en la Municipalidad de Linares.



Manuel Quevedo Méndez
Prensa El Heraldo | Imprimir | 2143
Publicidad 21