sábado 18 de noviembre del 2017 | Santoral Elsa
Dolar $630,41 | Euro $742,27 | Uf $26.667,23 | Utm $46.692,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 11-11-2017
Calentamiento global y sus consecuencias en los ecosistemas

¿Qué sabemos de los ecosistemas que nos circundan y sus características?
¿Qué saben nuestras autoridades comunales, regionales, empresarios, etc., de ellos, de las áreas sensibles por contaminación del aire, del agua y de la tierra, de las capacidades de escorrentía de las cuencas hidrográficas en períodos de lluvias fuera de control; para prevenir desastres naturales?
¿Qué sabemos de las especies de la flora y fauna vulnerables, en peligro de extinción?
En general ¿Qué sabemos como afectan nuestras actividades económicas a nuestro medio ambiente?
Por último, en estas preguntas generales ¿Qué sabemos del calentamiento global y cómo nos afecta directamente en nuestro diario vivir y a nuestros ecosistemas?
Me atrevería a afirmar que casi nada, lo que queda claro que frente a esta amenaza planetaria y regional, poco o nada hemos hecho para prevenirla.
La tierra es un gran ecosistema. pero en forma más particular lo son el mar, el campo, la cuenca de un río, etc. Un ecosistema es la combinación de factores bióticos (seres vivos) y abióticos (no vivos, es decir el medio físico donde se desarrollan), que trabajan ambos como una unidad.
El Calentamiento Global, con su consecuente cambio climático, podría poner en peligro la existencia de numerosas especies de la flora y fauna entre un 20 % y un 30% de las especies amenazadas de extinción durante este siglo si la temperatura promedio del planeta aumenta de 2 a 3 grados, lo que indica que también afectaría a los seres humanos, especialmente en sus recursos alimenticios, enfermedades, migraciones a lugares más habitables, sequías, desertificación, desastres naturales y graves problemas de convivencia en los grandes centros poblados.
En nuestra Región del Maule, nos encontramos con las siguientes regiones biogeográficas que debemos proteger:
1.- Región Mediterránea Húmeda: matorral esclerófilo y/o bosque secundario, matorral claro siempre verde, vegetación de lomas, policultivos o frutales, bosque higrófito caducifolio.
2.- Región Mediterránea Perhúmeda (muy húmeda): matorral esclerófilo y/o bosque esclerófilo secundario, dunas con vegetación, bosque puro de alerce, policultivos y frutales, matorral claro de suculentas, bosque esclerófilo siempre verde, bosque mesófilo caducifolio, bosque puro de ciprés.
3.- Región Andina de altura con presencia de nieve: presencia de matorral andino espinoso, matorral claro desértico sin suculentas, bosque puro de ciprés de cordillera, estepa arbustiva alta andina y vegas de altura.
4.- Principales ecosistemas transversales dulceacuícola:
a) Entre los ríos Mataquito, Teno, Lontué y estero Upeo.
b) Costera entre los ríos Mataquito y Maule y los ríos Huechullani, Purapel y Reloca que se originan en la Cordillera de la Costa,
c) Entre el Maule y sus ríos afluentes: Melado, Guaiquivilo, Loncomilla, Longaví, Perquilauquén, Claro, Achibueno, Putagán, Ancoa.
5.- Ecosistema litoral marítimo.
Que abarca las superficies litoraleñas y su mar, donde conviven la flora como cochayuyo, pelillo, chicorea del mar, luche y huiro y fauna como mamíferos, aves, crustáceos, moluscos, equinodernos en rocas, playas, fondos marinos poco profundos y en espacios marítimos peces pelágicos y bentónicos.
Desgraciadamente, por acción antrópica, es decir por responsabilidad nuestra, tenemos lo siguiente problemas sin que haya aún influencia del calentamiento global:
Especies en extinción:
Flora: Belloto del sur, michay rojo, queule, pitao, ruil.
Mamíferos: Huillín, guiña, gato colo colo, huemul, cururo del norte.
Aves: Cuervo del pantano, halcón peregrino boreal, becacina pintada, tricahue.
Anfibios: Sapo arriero, sapo (alsoldes tumultuosus), ranita de Darwin (rhinoderma rufum)
Peces: Tollo de agua dulce, bagre, trucha negra, aguja de mar grande.
Especies vulnerables:
Flora: Ciprés de la cordillera, chaguar del jote, palma chilena, llaretilla, luma del norte, hualo, huala, lingue del norte.
Mamíferos: vizcacha de la montaña, puma, guanaco, degú de Bridges, quique, pudú.
Aves: Fardela blanca, yunco, pingüino de Humboldt, guanay, bandurria, flamenco chileno, cisne de cuello negro, piuquén, cóndor, águila pescadora, becacina, gaviota garuma, gaviotín monja, torcaza, choroy, carpintero negro.
Reptiles: Culebra de cola larga, culebra de cola corta, lagartos (centrura flagilifera, callopiste palluma), lagarto llorón, lagartijas (liolademus nitidus, liolademus lemniscastus).
Anfibios: Sapos (bufo spinulosus, batrachila taeniata), sapo de rulo, rana chilena.
Peces: Lamprea de bolsa, puye, pocha, pocha de los lagos, bagre chico, trucha criolla, carmelita, cauque, pejerrey, austromenidia laticlavia, róbalo, lisa.
Flora rara: Huillipatagua, guindo santo, maitén de Chubut, arrayán de Colchagua, chequén de hoja fina, radal enano, lleuque, menta de árbol, teresa.
Aves raras: Garza cuca, huairavillo, pato gargantillo, pato rinconero, peuquito, aguilucho de cola rojiza, perdicita cordillerana, gaviota andina.
Anfibios raros: Sapo (Telmatobufo venustus).
La región presenta producción de residuos industriales líquidos (RILES), provenientes de empresas sanitarias, agroindustrias, industrias; disposición de residuos sólidos domiciliarios en instalaciones autorizadas como ilegales; producción de residuos sólidos no domiciliarios industriales, de la construcción y hospitalarios, y uso de plaguicidas agrícolas como fungicidas, bactericidas y misceláneos como insecticidas, rodenticidas y acaricidas, como también están los problemas ambientales por peligro de extinción de la flora nativa por sobreexplotación agrícola y forestal, erosión y pérdida del suelo por manejos inadecuados, presencia y avance de dunas y deterioro de áreas verdes y contaminación de playas por RILES; situaciones que al no ser manejadas ambientalmente, contribuyen también al calentamiento global y destrucción de los ecosistemas.
Debemos conocer en profundidad nuestro medio ambiente e identificar sus ecosistemas para amarlos, protegerlos y defenderlos de acciones irresponsables que nos lleven a acelerar los daños que causará el ya presente calentamiento global.

(Carlos Cabezas Gálvez,
escritor y ensayista)



Prensa El Heraldo | Imprimir | 456
Publicidad 13
Publicidad 15