domingo 23 de septiembre del 2018
Dolar $673,74 | Euro $792,73 | Uf $27.342,87 | Utm $47.920,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Crónica 14-09-2018
Carta abierta de los vecinos sobre Pub Tacubas
Desde hace unos días se ha instalado en la discusión pública linarense el cierre del local Tacuba producto de una demanda por ruidos molestos. Tal acontecimiento ha develado, casi por acto de magia, el magma institucional que atraviesa toda nuestra ciudad. Me refiero a que como si se tratase de un síntoma, el cierre de este local ha permitido mostrarnos la enfermedad que se oculta tras este incidente. En primer lugar resulta a lo menos extraño que nadie, y con ello me refiero al Alcalde Mario Meza, los Concejales y ahora la Cámara de Comercio, se hayan pronunciado a favor de la demanda que sostienen los vecinos contra el Tacuba. Todas las instituciones mencionadas han guardado silencio o han salido a defender al local nocturno, como si la demanda por ruidos molestos fuese el simple lloriqueo histérico de algún vecino.
Los concejales Myriam Alarcón y Jorge Cuevas han salido a defender al dueño del local, Manuel Vallejos, señalando cuales justicieros que 35 personas no podrán trabajar los dos meses que dura la medida judicial. Sin embargo ninguno de esos concejales se ha preguntado porque el local no tomó ninguna de las medidas de insonorización que solicito la Superintendencia del Medio Ambiente (resolución exenta Nº 472 del 23 de abril 2018). Tampoco los “honorables” le preguntaron al señor Vallejos por qué ignoró los requerimientos en esta misma materia esgrimidos por el Juzgado de Policía Local de Linares (causa rol 3209-2017, con fecha 9 de marzo del 2018, sentencia confirmada por la Corte de Apelaciones de Talca el 8 de agosto de 2018 causa rol 69-2018). Tampoco ninguno de los aludidos le ha cuestionado al señor Vallejos porque su local que cuenta con patente de restaurante funciona como discotheque hace cinco años.
Este último punto revela el nudo gordiano de toda la enfermedad institucional que corroe a Linares, cual es: ¿cómo es posible que la Municipalidad y el Concejo Municipal hayan aprobado sistemáticamente el funcionamiento de un local que viola los marcos legales sobre los que debiese funcionar?, y peor aún, ¿porque ninguna de estas instituciones a legitimado la demanda colectiva que han cursado contra el mencionado local los vecinos que ya están cansados de fines de semanas sin poder dormir ni descansar?. “Algo huele mal en Dinamarca” es la famosa frase con la cual William Shakespeare busco retratar en su Hamlet la corrompida vida política del país nórdico, yo prefiero decir “Algo huele mal en Linares”… el problema es que estamos perdiendo la capacidad olfativa hace bastante rato.
La carta está firmada en representación de los vecinos por Beatriz Trucco Domínguez.

Prensa El Heraldo | Imprimir | 384
Publicidad 13
Publicidad 7