lunes 19 de octubre del 2020
Dolar $801,91 | Euro $938,35 | Uf $28.766,38 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 30-09-2020
CHILENOS CON LA CARA LARGA
Publicidad 2

Llevo más de tres años trabajando en turismo receptivo, es decir, recibiendo turistas extranjeros y atendiendolos por Santiago y sectores próximos.
Si bien hasta ahora la experiencia ha sido satisfactoria y puedo decir con orgullo que en su gran mayoría estos turistas quedan conformes, me causa un cierto grado de enfado y por cierto vergüenza, constatar que hay mala atención a estos turistas por parte de muchos prestadores de servicios, principalmente los chilenos.
Podría escribir muchos ejemplos, tanto de relatos que he recibido por parte de mis clientes, como de casos que he podido presenciar yo mismo, pero me limitaré a contextualizar este comentario en términos generales.
Todos los que trabajamos en turismo sabemos que lo que espera recibir el turista es cordialidad, simpatía, buen trato, etc. Entonces sorprende y mucho más a ellos, como muchos prestadores lo único que hacen es entregar odiosidad y hasta mal trato.
Comenzando por funcionarios de los controles del aeropuerto (PDI y Aduana), continuando por el personal de atención de los mostradores de líneas aéreas, siguiendo con recepcionistas y mozos de hoteles, garzones de restaurantes, vendedores de tiendas, guías turísticos, etc. puedo señalar con amplio conocimiento, que la atención en general no es del todo cordial con los turistas.
Fíjense bien en lo que les señalaré y luego analícenlo sin chauvinismo y en términos de lo que escribo.
¿Cuántos de ustedes se han percatado que un garzón extranjero puede resultar muchísimo más cordial y servicial que uno nacional?
Bueno, es exactamente eso lo que perciben los turistas extranjeros que visitan Chile.
He pensado mucho sobre esto y creo que hay algo malo en la percepción que tenemos y me incluyo, obvio soy chileno, sobre lo que es atender y servir a un tercero. Pareciera que vemos en esto un cierto grado de “indignidad” o algo parecido.
Trabajoso será resolver esto y creo que la labor comienza en el propio Estado, patrón por excelencia del servicio público donde por años nos hemos habituado a recibir en general una atención deficiente.
Luego continúa en los dueños de los servicios turísticos, quienes deben instruir, perfeccionar y hasta llegar a imponer, que sus colaboradores, sobre todo los chilenos, mejoren la calidad de la atención a los turistas extranjeros.
Y verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es forastero…


(Ricardo Álvarez Vega, contador auditor)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 479
Publicidad 21