lunes 19 de agosto del 2019
Dolar $710,14 | Euro $791,07 | Uf $27.969,64 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 19-05-2019
Cien años cumple el profesor Héctor Troncoso Leiva
“Si haces planes para un año, siembra arroz. Si lo haces por dos lustros, planta árboles .Pero si lo haces para toda la vida, educa a una persona”
Quizás sin conocer este proverbio chino, el ex profesor y actual amigo mío, Héctor Troncoso Leiva, sembró su semilla, en decenas de generaciones por medio de su noble profesión de ¨Educador”. Así es como a través del tiempo ha sido querido y admirado por todos, por su labor docente, por su amistad sin límites, convirtiéndose en un verdadero Maestro con todos quienes hemos tenido la suerte de compartir con él.
Sus estudios superiores los realizó en la escuela Normal “ José Abelardo Núñez” de Santiago .Egresó como docente y empezó como tal en una escuelita de Caletones, donde trabajó por 5 años. Desde esa fecha y hasta obtener su jubilación, laboró con vocación e intensidad que no abandonó durante toda su vida como profesor.
Como es de suponer y por ende comprender, un profesor no solo educa e instruye a una sola persona, sino a cientos y miles de niños y jóvenes que, hoy pueden demostrar también a por medio de sus propias vidas, conocimientos y habilidades, tal como lo enseñó el docente Héctor Troncoso Leiva en su extenso quehacer en esta ciudad.
Le conocimos, en nuestros particulares estudios de enseñanza secundaria, primero en el viejo edificio del Liceo de Hombres, allá por los años 50, edificio que estaba ubicado en la esq. oriente de las calles Manuel Rodríguez con Valentín Letelier, echado abajo para dar paso a una nueva construcción que no dejó como testimonio ni siquiera la vieja palmera y menos, la sede del teatro de ensayo.
Allí impartió clases de historia y alguna manualidad. Construido el actual edificio del Liceo de Hombres ( así se llamaba en mis tiempos) continuó laborando, ahora en la Anexa al Liceo y como profesor jefe en uno de los cursos de Humanidades .Allí continuó entregando el saber y la adquisición de modales y cortesía, como también la adquisición personal de valores como justicia, solidaridad, tolerancia y respeto y ¿ cómo no iba a ser así si años después descubrimos que pertenecía desde su juventud a una noble institución fraternal- filosófica, donde llegó a ser uno de sus máximos dirigentes?
Asi es como todos los que fuimos sus alumnos, quedamos con una gran deuda de gratitud hacia su persona, valorando hoy más que ayer su gran labor desarrollada, objetivada con el noble trabajo que tan bien nos legó Víctor Hugo cuando con acierto escribió una vez que ,“ el porvenir está en manos del maestro de escuela”.
Remedando en parte, la labor de Héctor Troncoso, muchos de los que fuimos sus alumnos, fuimos a la vez a una escuela formadora de profesores: La escuela Normal. Hoy lamentablemente desaparecida .Allí nos formamos entre otros los del sexto Letras ( promoción 1956) Manuel Contreras Morales, mellizos Riquelme Letelier ( Mario y José) y Julio Moya. No dudo, que muchas otras generaciones, siguieron el ejemplo del docente Héctor Troncoso L.
Por otra parte, sabemos que la escuela de hoy, no es la misma que conocimos y en la cual trabajamos años atrás. Muchas, muchísimas cosas han cambiado y el pasado, para los que hoy ya somos adultos sí que lo recordamos con nostalgia, pero estamos también seguros que las innovaciones han sido para bien, pues son el modelo que la modernidad necesita. Todo o casi todo ha cambiado, pero, la labor de un docente no acaba con la jubilación de éste, se perpetúa en sus discípulos. Lo aprendido, no ha caído en un saco roto, sino que ha servido para hacer de cada niño, cada joven, personas más cultas, más libres y más solidarias, en resumen : mejores personas.
El objetivo inicial de esta crónica, en verdad, no es el de rendir un homenaje a un docente jubilado el año 1986, o sea, 33 años atrás, jubilación que nos dice Héctor fue arbitraria en el Gobierno Militar y lamentablemente tuvo que cumplirla un ex alumno, compañero nuestro en el Liceo de Hombres que por respeto solo anoto sus iniciales : A:S:A.
Nuestro verdadero objetivo, es el de rendir un homenaje a Héctor Troncoso Leiva que pasado mañana martes 21 de mayo cumple exactamente CIEN años de vida .Nació en Linares, el 21 de mayo de 1919.
Di su nombre al Concejo Municipal, tiempo atrás para que la I. Municipalidad, le entregara algún “ reconocimiento” Oportunidad cuando Jaime González entregó antecedentes de su Historia de Linares, pero o no se tomó Acta o simplemente se olvidó mi proposición que en ese momento fue aceptada por todos. Por último, quiero creer que no fui la persona indicada para proponer ese nombre, pero, todavía tiempo nuestra I. Municipalidad para enmendar ese olvido, así lo espero mi muy querido colega y amigo Héctor.
Hablo de colega y amigo. Primero fui su discípulo ,posteriormente su colega en el Liceo Nocturno Subvencionado ( 1964) y después junto a él y otros , tramitamos la creación del Liceo Nocturno Fiscal, donde Héctor fue su Rector y el que suscribe inspector y profesor de historia ( formado como tal, especialista en dicha asignatura en la U. de Chile sede Talca en la reforma de Frei ( padre) Tengo al respecto documentos que acreditan todo lo anterior ( por si existe alguien que dude lo antes dicho. Allí fue donde entablamos una amistad permanente, en las duras y en las maduras, como dicen en nuestros campos los campesinos.
Sus datos biográficos, entrego hoy a nuestros lectores, tal como los entregó tiempo atrás don Héctor. Sus padres fueron Eliseo Troncoso Y Rosario Leiva Castillo, matrimonio que tuvo hijos varones y 3 mujeres: Leonardo, Hernán, Hiberlando , Afonso, Domingo y Héctor, Luzmira, Irma y Yolanda.
Sus primeros estudios los realizó en la ex esc. Nº 1 siendo dice uno de sus profesores Mateo Arellano. Pasó a la anexa del Liceo con Ramón Olate y Juan Tillería. Sus Humanidades las hizo en el Liceo de Hombres de Linares.
Estudió como ya dijimos para profesor en la esc. Normal “ J. A. Núñez” donde se eximió de todos los ramos. Caletones, fue su primer nombramiento como docente. Allí trabajó por 5 años .Luego se integró a la planta del Liceo de Hombres, cuyo Rector era Alejandro Rubio Ramírez. Nos cuenta que allí labor con otros colegas como Ramón Belmar, Rindolfo Barra Morales , Sara Lamothe y muchos otros que ya no recuerda.
Casó con doña Ana Gutiérrez Mondaca, de cuyo matrimonio nacieron 4 hijos : Ruth ( profesora residente en Algarrobo) Héctor ( Agricultor) Mauricio y Eduardo ( ambos profesores) Tiene hoy, 12 nietos y reside Héctor En San Javier) lugar donde con toda seguridad celebrará sus cien años de vida. Por razones muy especiales no estaré presente en tu cumpleaños Héctor, pero creo que estarás muy reconfortado con la presencia de todos tus hijos y nietos.
Desde Linares, te envío un triple abrazo fraternal diciéndote de todo corazón: Salud, Fuerza y Unión.
BIBLIOGRAFIA: “ Historia de Linares” del historiador Jaime González Colville. ( pág. 502 y 503).
-Decretos de nombramiento con prof. de historia del Mineduc de R.Recabarren.
- Antecedentes bibliográficos entregados por Héctor Troncoso al autor de esta columna.
- Archivo personal de R. Recabarren C.


(René Recabarren Castillo, Profesor Normalista)

Prensa El Heraldo | Imprimir | 209
Publicidad 13
Publicidad 37