domingo 19 de enero del 2020
Dolar $773,36 | Euro $861,11 | Uf $28.326,38 | Utm $49.673,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 16-01-2020
Como una brisa pasajera


Como una brisa pasajera e imprevista, aparece este señor de barba blanca, detrás de la puerta de una casa vieja del barrio de Belgrano, en Buenos Aires.
En la puerta yace un cartel que indica “El Tugurio”, así llamó su amigo Osvaldo Soriano a su hogar.
La casa rebalsa de libros y Osvaldo se sienta en un añejo sillón del living.
“…me quedé solo después de tanto andar, porque después de exiliarme en Alemania gracias a María Estela Martínez de Perón y los militares, mis hijos y nietos son más Alemanes que Argentinos, tienen su vida allá…”
Viudo y con 90 años recién cumplidos, sigue viviendo en su casa natal.
Nacido en Santa Fe el 18 de febrero de 1927, historiador, escritor y periodista. Don Osvaldo es sin dudas el gran escritor Argentino del siglo XX.
Anarquista Pacifista a ultranza, como él se define, vivió en Alemania muchos años exiliado del peronismo y de la dictadura Argentina.
Autor de “Los vengadores de la Patagonia trágica”, en alusión a los obreros rurales perseguidos y asesinados en la presidencia de Irigoyen.
En 1958 fundó “La Chispa” el primer periódico independiente de la Patagonia, que será cerrado a la fuerza por la gendarmería nacional.
Entre sus ensayos más importantes están Los vengadores de la Patagonia trágica y Los anarquistas expropiadores.
Fútbol argentino (un guion homónimo del historiador que posteriormente fue editado en libro), Rebeldía y esperanza, Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia y la novela Rainer y Minou.
Fue autor y uno de los guionistas de La Patagonia rebelde, dirigido por Héctor Olivera y ganó el Oso de Plata en 1974.
En 2008 escribió el guion y libro cinematográfico del film Awka Liwen junto a Mariano Aiello y Kristina Hille. El largometraje es la historia de la pugna por la distribución de la riqueza en Argentina, a partir del despojo de las tierras y el ganado cimarrón a los pueblos originarios y al gaucho.
Hincha de Rosario Central, y de un humor amable, pasea por mundo dejando la palabra como arma, la ética ante todo, la búsqueda de la verdad, y el abrazo de un hombre que nunca se tuerce.
“…Quemar libros es como abusar de los niños: es una cobardía, porque no se pueden defender…”
Osvaldo es el escritor Argentino que molesta, la piedrita que resuena en el camino, la voz de los sin voz, el grito de los caídos, la sangre de los olvidados.
Es el libro de consulta constante que nos guía y nos ayuda a comprender el presente y el futuro posible.



(Germán Gorosito, escritor)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 368
Publicidad 1
Publicidad 49