viernes 23 de octubre del 2020
Dolar $784,07 | Euro $930,76 | Uf $28.788,59 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 30-09-2020
CORONAVIRUS: DONDE YA DESCANSAN OTROS MUERTOS…
Publicidad 2


Hoy, parece que desde lo profundo de la tierra braman en alarido las cosas y los objetos, que el todo viaja a velocidad en universos desconocidos: mientras nosotros, seres pasajeros, vamos cautivando las miradas, los rayos de sol entre las hojas de tilo en la plaza o en las palmeras que escoltan la fuente de agua; pasan todos y pasamos unos al lado del otro, no nos conocemos, ni nos acercamos, estamos sometidos, sentenciados, moribundos ante tanta desgracia, ante el dolor lacerante del recostado boca a bajo, presionado por la agujas y los ojos del médico, ladridos y alaridos se escuchan en la noche de la primera primavera. Miro sus ojos, escarbo en la tierra por si acaso encuentro la cura, el remedio o el remordimiento y entonces clamo al cielo casi derrotado, vencido, mendigo despoblado en una ciudad que se esconde para que nadie proclame ley ni distrito.
Estamos todos reunidos bajo un mismo suelo, somos hermanos en sangre de Pedro, Juan y José, de María, Rosa y Santa Teresa y transitamos por caminos pedregosos, entre el barro del invierno y la calidez del verano, con una luna a media menguante y disparos a lo lejos, más allá de este pasadizo por el cual transitamos sin destino claro y seguro.
Déjenme llorar a mis muertos, sirvan vino tinto y pajaritos dulces, escuchen la radio y entreguen sus vestiduras, apaguen el silencio, vendrá de nuevo la fatiga, pero la fuerza motora de la humanidad no se somete, todos reunidos al albor del siglo XXI, sendero tortuoso, gris y destemplado; pero del otro lado del universo, clama una voz, pregón y guía: Atiende y atiendan. Aún, continuamos con vida.
Nos atacan, nos agrede, nos levanta y nos revuelve, viene y desaparece, se oculta en las hojas del té o en la mochila, tiene sabor a azúcar, viste de negro, escupe relámpagos y ráfagas de metralleta, aguarda al asecho, no descansa, miente con certeza, declara fe y dogma, retuerce dentaduras y seca el estero, viene como serpiente venenosa, apaga los televisores y viaja en naves espaciales a marte, deja en soledad…esculpe mausoleos y te entrega a la tumba fría donde ya descansan otros muertos.

(Marcelo Sepúlveda, profesor de Retiro)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 257
Publicidad 21