viernes 20 de septiembre del 2019
Dolar $709,81 | Euro $780,61 | Uf $28.027,99 | Utm $49.131,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 12-09-2019
De monumentos, próceres e hijos ilustres
Con motivo de la celebración del aniversario 82 del diario El Heraldo de Linares tuve la grata ocasión de compartir con parte de los columnistas y figuras vinculadas a este importante medio. En esa ocasión –además del aniversario- Manuel Quevedo, director de la biblioteca municipal, presentó su libro “Hijos Ilustres de Linares”, el que reúne –en ochenta páginas- a los 18 hijos declarados antes de la publicación, los primos Grimalt quedaron fuera...
El autor se definió como un investigador que transcribe la información, pero que no realiza juicios respecto de los méritos o deméritos de los declarados, así como tampoco se dan antecedentes sobre los criterios o “estándares” para que un ciudadano califique para tan lustroso merecimiento.
Al leer el pequeño libro de 80 páginas se percibe una selección variopinta de personas que en diferentes ámbitos han contribuido al florecimiento y desarrollo de nuestra ciudad; sin embargo hay muchos que no aparecen mencionados y que quizás – a la luz de la publicación – puedan ser considerados póstumamente para este más que merecido galardón.
Luego del desayuno de aniversario de “El Heraldo” se realizó – en el frontis del liceo Valentín Letelier- la inauguración del monumento a este insigne linarense, una estatua del escultor Marco Moreno a cuerpo completo de resina y fibra, a tamaño natural, ubicada a la cabecera de la lápida donde descansan los restos del ilustre intelectual, filósofo, político... que cumple cien años de su deceso.
Al unir las dos actividades surge, primero la necesidad imperativa de realizar acciones de desagravio y justicia; la primera –ya saldada gracias a la gestión de la Directora Isabel Rodríguez Pincheira y la colaboración del alcalde Mario Meza- de levantar un monumento a la figura de Letelier, por su aporte al desarrollo de nuestro país y porque su pensamiento tiene cada vez mayor vigencia y la segunda, gestionar el nombramiento edilicio para declararlo hijo ilustre, cuyo nombre debería encabezar la prestigiosa nómina.
Si bien no hay criterios establecidos y claros para otorgar la ilustre filiación, si los hay para quitarla, como en el caso –por ejemplo- de Renato Poblete, figura que asociamos con la obra del Hogar de Cristo, que en 2009 fue condecorado por la presidenta de Chile Michelle Bachelet con el Premio Bicentenario, otorgado por la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile, la Universidad de Chile y la Comisión Asesora Presidencial para el Bicentenario de la República, en 2015 un parque llevaría su nombre –con estatua incluida- y durante el presente año –debido a una serie de denuncias y testimonios de abuso sexual- recibió la ignominiosa sentencia de ser borrado su nombre y la estatua retirada sin contemplaciones del parque que llevaría su nombre...
A raíz de esto surge –con justa razón- la pregunta sobre los antecedentes de la nómina de hijos ilustres de Linares y de sus reales merecimientos, pues después de lo ocurrido con Renato Poblete, talvez habría que investigar si la hoja de vida del candidato es irreprochable, es decir, que no tenga un historial de abusos en ningún ámbito: sexual, familiar, de derechos humanos, económicos, medioambientales, etc...
Por ello me parece que Valentín Letelier es un muy buen candidato, por el tremendo aporte que hizo desde distintas áreas al desarrollo social y cultural de su patria; más aún si –como dice el investigador Jaime González Colville- es uno de los intelectuales más destacados de la segunda mitad del siglo 19 y comienzos del 20, ya que desde la política, el servicio público y la academia realizó un aporte fundamental en la discusión de una serie de temas de relevancia social, tales como las condiciones de vida de la población, la necesidad de contar con políticas sociales y la importancia del rol que el estado debe ocupar en el campo educacional, temas por cierto plenamente vigentes hoy en el escenario político nacional.
El campo que abre Manuel Quevedo para realizar una actualización “filii illustris”, parece muy interesante, además de rectificar y hacer justicia a quienes han aportado con su obra y ejemplo de vida al engrandecimiento de nuestra ciudad encantadora.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 245
Publicidad 1
Publicidad 38