lunes 21 de mayo del 2018
Dolar $632,36 | Euro $746,32 | Uf $27.049,56 | Utm $47.396,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 30-01-2018
Derechos de animales
En una sociedad muy confundida, se le asignan de manera creciente, derechos y protección exagerada a los animales. Es habitual leer en la prensa y vivir en carne propia, los daños que le hacen los perros vagos a terneros, corderos, potrillos y aves de corral. Chile es uno de los países que tiene más perros vagos en el mundo. Una muy mala visión de las autoridades, presionadas por grupos de animalistas y ONGs, han llevado a un crecimiento descontrolado de perros vagos. Los perros ganan en derechos y pasan a ser más respetados, incluso que los propios seres humanos. Actualmente en el principal aeropuerto de Santiago, los perros son embarcados en una fila especial, mucho más corta y más rápida que las de los pasajeros humanos. La locura ha llegado a que se pueda viajar con perros en la cabina del avión, esto motivado por razones de "salud mental" de su dueño. Los argumentos se orientan a tratar a los animales como a seres humanos. Muchas parejas jóvenes postergan la posibilidad de tener hijos, y mientras, disfrutan con mascotas a las cuales se les da cariño y protección similar a las de un hijo. Los perros mascotas acaparan programas de televisión, recursos estatales y consumen millones de kilos de alimentos.

En la otra vereda, los perros vagos o asilvestrados, deambulan impunes por los campos matando y amenazando. Un agricultor hoy no puede matar un perro legalmente, aunque este esté en su propiedad y le esté atacando sus ovejas o terneros. Evidentemente quienes legislan estas materias, están muy lejos del mundo real. En países más "desarrollados" como Canadá, se ha llegado a la locura de que legalmente se autorizaron las relaciones sexuales con animales. Dios nos ayude para que en nuestro lejano Chile, los derechos del hombre nunca lleguen a estos niveles de degeneración. Cuando la familia se trastoca, cuando los afectos se equiparan entre seres humanos y animales, algo no está funcionando bien en la sociedad. No es que los animales y los perros en particular, no sean parte de nuestro medio ambiente, pero la tenencia responsable debe ser una obligación real. Por su parte, los perros asilvestrados deben ser esterilizados y se debe permitir que los agricultores puedan eliminar perros cuando estos atacan sus rebaños.

Cuando en Africa mueren anualmente millones de niños de hambre y en nuestro país se debe recurrir a la inmigración para cubrir requerimientos de mano de obra, parece prudente poner al ser humano en primer lugar y dejar las mascotas en segundo plano. Para que decir de los miles de millones de dólares que gastan los estadounidenses y europeos en alimentos para perros, los que serían más que suficientes para eliminar el hambre y la desnutrición en Africa, en Haití o en India. Los perros entran a restaurantes, a centros comerciales, a iglesias y por supuesto que muchos los meten a la cama. Debemos repensar estos temas con tranquilidad y actuar desde la dignidad del ser humano y nunca jamás poniendo a los animales al mismo nivel del ser humano. Cuidemos a los niños, a los ancianos y por supuesto a quienes están por nacer.

La acelerada tendencia hacia una sublimación de perros y mascotas, parece una acción más propia de sociedades prehistóricas en etapas intermedias de la evolución humana. Si al cuidado responsable, no al aumento de la población de perros vagos en campos y ciudades.


(Andrés Montero
Agricultor)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 320
Publicidad 13
Publicidad 15