martes 07 de julio del 2020 | Santoral Fermín
Dolar $801,46 | Euro $901,12 | Uf $28.690,67 | Utm $50.322,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 03-06-2020
Después de la crisis…
Publicidad 2

Después de la crisis, vendrá una notable recuperación, siempre ha ocurrido así y ahora no será la diferencia, debemos aguardar la evolución del conflicto: Nos hemos prometido volver a encontrarnos, quizá con el dolor de alguna pérdida, quizá con temor, pero la humanidad debe continuar su sendero evolutivo y de desarrollo, siempre habrá algo por hacer y debemos enfrentar la realidad que nos corresponde vivir en esta época crucial.
El ser humano se adapta a las diversas circunstancias, enfrenta los problemas y dificultades con pasión y dedicación, busca nuevos rumbos, investiga y propone, concluye y resume; de este modo, la sociedad ha evolucionado logrando éxito en los tremendos desafíos que propone la crisis y el conflicto. Sólo debemos aportar lo mejor de cada uno de nosotros; con trabajo, en comunidad, se alcanzan mejores logros y resultados.
Al cálido calor de la estufa en época de invierno o al remanso del estero en época estival, disfrutamos de aquellas emociones que nos hacen diferentes entre la inmensidad del todo o en la intimidad del valor que transforma la realidad, vamos de camino, aunque no sabemos hacia dónde, pero llegaremos, todo es incertidumbre y desafío, más conocemos futuros senderos que pueden permitir disfrutar de éxito y equilibrio.
Habitamos en una pandemia global, de lo más probable en una magnitud sin precedentes y debemos encauzar nuestros anhelos y deseos, aquel afán de superación, propósitos y desafíos, todo puede mejorar, debemos preocuparnos por aquellos más desvalidos, los necesitados y miserables que transitan desolados a la deriva sin oportunidades; hoy, es imperioso atender con dedicado empeño a quienes más lo necesitan, allí donde se visualicen las primeras necesidades de la población, cuando las personas deben ser parte de las soluciones que tan ansiosamente se requieren.
Todos tenemos responsabilidad directa en las posibles necesidades que vivimos como sociedad, aquí, en el presente del ahora, juntos en comunidad con esfuerzo y dedicación podremos luchar contra la adversidad, defender la vida propia y la ajena, todos tenemos derecho a vivir.
Estoy dispuesto a mirar la vida con optimismo, a ser positivo en mis proyectos y planes de futuro, a escuchar la sabiduría de los más ancianos, a aprender de las equivocaciones y errores; pues, si es así, todo podrá ser mejor, todo podrá caminar por senderos de paz y armonía, una sociedad que se dirige al equilibrio y buena ventura, todos juntos podremos atender las dificultades y conflictos, superar la crisis con entereza. Ánimo y buenas intenciones, todo puede ser mejor a pesar de lo adverso de los indicadores de cada necesidad, siempre adelante buscando serenidad y quietud, una oportunidad de bienestar para la humanidad y cada individuo hijo de Dios.
Mañana puede ser demasiado tarde, es, hoy, cuando debemos actuar con prontitud, los niños y jóvenes admiran lo que los adultos resuelven e imitan sus resoluciones, debemos proteger al desvalido y necesitado, cuidar la salud integral de cada quien para beneficio de la mayoría.
Después de la crisis, habrán nuevas oportunidades, después de la crisis habrá tiempo para encontrarse en un abrazo o en el beso cariñoso del pequeño infante, por ahora, aún, debemos aguardar un rato, paciencia, la vida siempre obsequia nuevas oportunidades.
Aguardemos en penumbras la tremenda pandemia, pero seguros y ciertos que la esperanza despertará a nuestro lado y haremos de nuevo la paz entre unos y otros. Mañana será un día especial, mañana, después de la crisis.

Prensa El Heraldo | Imprimir | 283
Publicidad 21