viernes 27 de noviembre del 2020
Dolar $771,68 | Euro $919,43 | Uf $29.003,18 | Utm $50.674,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Crónica 23-10-2020
Doctor Juan Idro: “Un año de tele-trombolisis en Linares”
Publicidad 2
Los ataques cerebrovasculares o ACV incluyen a un grupo de enfermedades neurológicas agudas que se producen por una disminución en la llegada de la sangre en una determinada área del cerebro. Esa disminución se puede ocasionar porque una arteria se ocluye, en cuyo caso hablamos de un ACV isquémico o comúnmente llamado “trombosis cerebral”, o porque una arteria se rompe, lo que corresponde a un ACV hemorrágico o “derrame cerebral”.

De acuerdo a lo señalado por el neurólogo del Hospital de Linares, Juan Idro, “en Chile los ACV constituyen la primera causa de muerte global y la primera causa de discapacidad en mayores de 74 años. Se calcula que cada hora que pasa una persona muere por un ACV en nuestro país. A nivel regional, es importante destacar las elevadas tasas en incidencia de las comunas del Maule sur como Linares, San Javier, Cauquenes y Parral, y que en algunos casos duplican a la media nacional”.

- ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen factores de riesgo que llamamos no modificables, como la edad (mayor de 55 años) y el sexo masculino, y otros factores de riesgo modificables sobre los cuales las medidas de prevención son fundamentales, entre ellos podemos destacar la hipertensión arterial, la diabetes, la resistencia a la insulina, el colesterol elevado, el consumo de tabaco y drogas, el sobrepeso, la obesidad, el sedentarismo, y arritmias cardiacas como la fibrilación auricular.

- ¿Cuáles son los principales síntomas para sospechar un ACV?

Siempre debemos sospechar un ACV en todo paciente que de forma brusca o súbita presente (1) dificultad para hablar o comunicarse, (2) debilidad de un lado de la cara y (3) debilidad del brazo o pierna de un mismo lado. Basta uno de los 3 síntomas anteriores para pensar en un ACV y llamar al 131, sobre todo si el paciente tiene factores de riesgo. A veces, los ACV ocurren durante el sueño, por lo que el despertar con alguno de estos síntomas también obliga a sospechar de un ACV.

- ¿Cómo se trata un ACV?

El tratamiento agudo de un ACV isquémico está centrado en lograr la reperfusión de ese tejido que no está recibiendo sangre. Para eso se puede administrar un fármaco endovenoso que disuelve el coágulo llamado trombolítico, pero siempre y cuando el paciente consulte rápidamente a urgencias, ya que existe un límite de tiempo de hasta 4.5 horas desde el inicio de los síntomas para poder indicarlo, aunque mientras más rápido se administre dentro de esa ventana terapéutica, mejores serán los resultados. Es decir, es una patología tiempo dependiente, donde el “tiempo es cerebro”.

- ¿Cuál es la realidad de Linares?

En el Hospital de Linares, desde hace un año hemos implementado un protocolo de “Código ACV” que organiza los esfuerzos de todo el personal de salud para el rápido reconocimiento, traslado y valoración de pacientes potencialmente candidatos a trombolisis. Una vez que el paciente o el familiar llaman al 131 por una sospecha clínica, el SAMU se encarga del primer contacto y el rápido traslado al hospital para realizar un scanner que permita descartar una hemorragia cerebral. Posteriormente el paciente ingresa a un box de urgencias especialmente habilitado para iniciar comunicación vía telemedicina en tiempo real entre el médico de urgencias y el neurólogo de turno 24/7 del Hospital de Talca, y así determinar la indicación del trombolítico, lo que se conoce como Tele-trombolisis. Terminado el procedimiento, los pacientes ingresan a la UTI del Hospital de Linares para continuar el manejo neurológico con las medidas de neuroprotección, estudio de la causa y prevención secundaria. Es importante destacar que esta iniciativa se ha podido materializar gracias al respaldo directivo del Hospital y al trabajo en equipo de los distintos profesionales que forman parte de los estamentos clínicos en la cadena de atención del ACV. Con ello, hasta la fecha han sido trombolizados satisfactoriamente más de 20 pacientes, y esperamos que esta cifra siga creciendo a medida que aumenten las campañas de difusión que permitan a la población adquirir mayor información en el reconocimiento oportuno de un ACV, y así poder solicitar ayuda lo más pronto posible.

Prensa El Heraldo | Imprimir | 1151
Publicidad 28