viernes 14 de agosto del 2020
Dolar $793,61 | Euro $932,89 | Uf $28.661,88 | Utm $50.272,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Nacional 11-07-2020
El fin de la barra: Restaurantes se preparan para la reapertura en pandemia
Publicidad 2

Este próximo lunes comienza la reapertura de cafés, bares y restaurantes en las regiones de Aysén y Los Ríos, las primeras zonas que inician un proceso de desconfinamiento en el país.
Esta medida incluye un protocolo para este tipo de locales, los que tendrán una serie de restricciones para evitar contagios de Covid-19 entre sus clientes, entre las que se encuentra que su aforo sólo podrá ser de un 25 por ciento de su capacidad.
Para cumplir con este protocolo, desde Kunstmann, una de las tradicionales cervecerías de Valdivia, adecuaron los espacios de su local instalando micas en las mesas, reduciendo la capacidad y capacitando al personal.
"Teníamos una capacidad de 250-260 personas sentadas y lo vamos a reducir a 60. Contamos con amplios salones y eso es algo que es una ventaja, tenemos incluso terrazas que son ventiladas, sistema de extracción e inyección de aire", detalló el gerente general de la empresa, Cristóbal Kunstmann.
"No estamos con micas en intermedio de mesas, tenemos micas para la misma mesa, individualmente, para grupos que requieran. Sí tenemos todo demarcado para que el garzón, por ejemplo, mantenga la distancia social y ocupe esta careta", añadió el empresario.
Los protocolos
Según señala el protocolo publicado por el Ministerio de Economía, se deben instalar en el ingreso de los locales dispensadores de alcohol gel o lavamanos, para que los clientes desinfectan precisamente sus manos.
El uso de mascarillas será obligatorio para garzones y para los clientes cuando estos últimos se desplacen por el lugar para ir al baño, por ejemplo. Además, se debe designar un encargado de fiscalizar la sanitización diaria, que el personal de cocina cumpla con las normas y que se guarde la distancia respectiva.
Adiós a las barras
El dueño de "Barbudo Beer Garden", Orlando Vergara, advirtió que las cosas cambiarán mucho en estos locales y adelantó que "no va haber gente que estará en la barra tomando cerveza, se acabaron las barras".
"Tenemos dos barras, una de cerveza, donde están trabajando los garzones, va ir con una lámina y ya tiene que ir separado, porque las personas no pueden tener contacto con las zonas de producción", puntualizó Vergara.
En esta misma línea, el dueño del tradicional restaurant Las Lanzas de Ñuñoa, Manuel Vidal, aseguró que en su caso no podrá funcionar la barra al interior del local, con lo que su capacidad de atención queda reducida y agregó que con las nuevas normas tampoco habrá saleros, mostaza ni pebre en las mesas.
"Inicialmente podríamos trabajando exclusivamente con terraza, una terraza también reducida respecto a lo que teníamos, pero siempre va a ser preferible estar trabajando en forma presencial, complementando lo común con la posibilidad de delivery", puntualizó el dueño del local.
"La barra como un lugar de conversar muere, van a tener que desaparecer los servilleteros, la sal, el ketchup, la mostaza, no puede haber tablas y el pebre no estará más en la mesa porque es compartido", lamentó.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 264
Publicidad 21