sábado 06 de junio del 2020
Dolar $775,58 | Euro $880,74 | Uf $28.716,52 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 24-05-2020
El golpe de la pandemia en las conciencias
Publicidad 2


Con agrado y por qué no decirlo, con orgullo, leí recientemente un art. de Jaime Jara Miranda, actual miembro directivo del Supremo Consejo para Chile de la Orden Masónica.
No es un desconocido. Es Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Recibió su título en1967. Se desempeñó como Jefe del Comité o Sub.Departamento de Estatutos , del Dpto Juridico de la Contraloría. Posteriormente y hasta 1980 colaboró en el Sub.Departamento JurÍdico de la Direcc Gral. De Salud. Hoy, pertenece al “ Estudio Juridico “ Jara&Marín”. Fue además tiempo atrás Sec. Gral. Del Colegio de Abogados. Director del Banco Estado ( 19901994) y luego Fiscal de la ENAP y entre otros cargos que ocupó fue Abogado Integrante de la Corte de San Miguel.
Tiempo atrás, le correspondió dar lectura a un trabajo que tituló “ El Covid 19. Una reflexión sobre sus posibles efectos en la costumbre y en el modo de desarrollo de la comunidad humana contemporánea”.
En esta ocasión nos referiremos sucintamente al subtítulo de la crónica “ El golpe de la pandemia en las conciencias” Muchas crónicas se ha escrito por especialistas en el tema, por lo que, el tema está agotado, todo los demás son elucubraciones. Sin embargo, el aislamiento, el confinamiento, el permanecer día y noche en un cuarto, en un departamento o solo ya está produciendo depresión y otros males siquiátricos que recién ahora están aflorando, sin mencionar los ingentes gastos que cada familia incurre.
Pocos, se han referido a la pandemia y al golpe que está dando en las conciencias de todos. Sabemos que el Convid ataca en forma indiscriminada y que se expande a una velocidad abismante. Deja una elevada moralidad especialmente entre ancianos y los más pobres. Su desarrollo e implicancias futuras aún se ignoran. En resumen dice Jara Miranda estamos sufriendo una enfermedad que infunde temor, aprehensión e inseguridad en el futuro.
En lo económico este virus nos enfrenta al desempleo, a la precariedad económica, a la angustia de procurar el sustento diario a aquellos que usualmente viven al día. Conduce a la ruina a emprendedores micro, pequeños y medianos e incluso a grandes empresas
Por nuestra parte, podemos agregar uno de los problemas mas graves que sufre la sociedad chile en estos momentos es el “ hacinamiento” donde se hace presente el insospechado números de mujeres jefas de hogar un41,1 %; el 57,2% no cuentan con una pareja, ello implica que ellas solas deben enfrentar la crianza de los hijos, en términos de ingreso y cuidados
La situación se agrava cuando las jefas de hogares hacinados reciben en promedio menos ingresos que los hombres jefes de hogar. Ellos alcanzan $ 202 mil y las mujeres solo llegan a $ 153,oo. Para salir de esta situación, comparten el hogar con otras familias o acuden a abuelos, tíos u otros familiares. Los niños viviendo así, se condicionan para después hacer “Vida de calle, siendo más vulnerables para el acceso a las drogas y la delincuencia ( ver el Mercurio del domingo 17: reportajes).
No está lejos el pensamiento de Jaime Jara M. , el cual asocia el subtema “ el golpe de la pandemia en las conciencias” sí ,todos de una forma u otra deberíamos tomar conciencia sobre la extrema fragilidad del género humano y del mundo en que vivimos
Para salir airosos de los desafíos antes señalados que implican por ej. necesidad de cooperación, unidad, solidaridad y desprendimiento.
Por otro lado adquieren valor la seguridad y la tranquilidad familiares. La valorización de la amistad y la fraternidad,
Es probable entonces, dice textualmente el expositor J. Jjara Miranda “que a pesar del egoísmo y el individualismo reinante, la unión, la colaboración y la ayuda recíprocas que están en la base de la superación de la crisis, puedan alcanzarse.”
Esta crisis es pues, además de un gran peligro y una amenaza de proporciones, una enorme oportunidad para repensar el mundo tal cual lo conocemos y puede ser el inicio de una transformación, paulatina y prolonga en el tiempo, hacia la humanidad que instituciones fraternales como la nuestra aspiraran y trabajan de Medio día a Medianoche desde tiempos inmemoriales.

René Recabarren Castillo
Profesor Normalista
Prensa El Heraldo | Imprimir | 341
Publicidad 19