miércoles 24 de julio del 2019 | Santoral Cristina
Dolar $685,81 | Euro $769,10 | Uf $27.953,42 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 14-07-2019
El hombre de hoy
Extraño, por decir lo menos, le parecerá el título de esta crónica que, no es informativa, no es cultural, si no simplemente un breve análisis de cómo vemos al hombre de hoy. Sí, ese hombre que puede ser Ud. yo, la familia, el que está en nuestro entorno, ese hombre que ya no vive como el de antes, el hombre que hoy, que…. solo sobrevive.
No nos equivocamos al decir que, la pérdida de valores, es la causante del destino errante de la humanidad. Al perderse “ valores” tan fundamentales como la familia, la fe, práctica de un credo religioso, el respeto, el amor a la humanidad, etc. También el hombre ha perdido el respeto a sí mismo y lo peor al prójimo, en quienes se han causado daños quizás irreparables.
Estos daños, por ej. se hacen notar en altos índice de drogadicción en los jóvenes, alcoholismo, violencia intrafamiliar, libertinaje ,etc.
El hombre de hoy, vive más extensionalmente que, interiormente. Hoy día el hombre, dedica todo su tiempo a sus quehaceres cotidianos. Es común ver, sobre todo en las grandes ciudades, como las personas son absorbidas por actividades rutinarias e inútiles. Este tipo de hombre ya no dedica su tiempo o parte de él, a su interior, a conocerse a si mismo, lo que lo hace derivar a enfermedades modernas como la falta de autoestima, estrés, personalidades débiles ,etc.
Además, el ritmo de vida tan acelerado de hoy en día, no permite al hombre apreciar cosas sencillas, pero enormemente bellas como un atardecer o un día soleado. Está absorto en cumplir funciones como una máquina. Pensamos que esta conducta es la influencia de la tecnología, que aleja al hombre de su comportamiento habitual, como puede ser una sana convivencia con su familia o pares.
La sociedad actual lleva a que el hombre viva en función de las cosas materiales y en la cantidad que más pueda poseer. Las funciones y vivencias espirituales quedan relegadas a un segundo plano. El hombre de hoy, trata por todos los medios relucir ante los demás, hacerse destacar e incluso buscar distinciones públicas, reconocimientos, premios ,etc.
¿ Acaso, no ocurre así con los políticos que prometen acabar con las injusticias y cuando llegan al poder olvidan sus promesas y aparecen en sus discursos solo el yo ?.
Poco a poco, amigos míos, el hombre se ha ido despojando de su valores, tradiciones, dando como resultado un nuevo mundo cada vez más perverso .Los asuntos, cosas, consideradas antes como sagradas son objeto hoy de constantes agresiones, Los valores más básicos en una sociedad se han ido perdiendo, deteriorando, tal como ocurre con la familia actual .Todo esto es innegable, como vemos en la sociedad actual la violencia intrafamiliar que, es una situación grave, una triste realidad concretada en la disolución de los matrimonios e incluso en la criminalidad de sus cónyuges o parejas.
Para que analizar la ya incontrolable influencia de la televisión que, ya no permite cultivar por ej. el hábito de la lectura. Nuestros niños están presentando agudos problemas de concentración o patrones de conductas agresivas ( bulling ,por ej.) y es por imitar lo que ven. Pierden así su capacidad de analizar, evaluar si su conducta es buena o mala.
Por otra parte, hoy nadie está dispuesto para nadie ni para nada útil. Cada uno solo está disponible para sus propios asuntos como pueden ser sus negocios que le sirvan para sus propios intereses. Nada para los demás, excepto cuando los demás entran en la órbita de sus intereses materiales
El materialismo moderno, es más bien, un estilo de vida, un comportamiento determinado ante la existencia. Un materialismo práctico que no busca argumentos en su favor, si no que se contenta con entender al mundo, como un conjunto mecánico que le es útil o agradable
El materialismo en que vive el hombre de hoy, no respeta niveles socioeconómicos ni culturales, aún así, es más sobresaliente en los estratos más altos de la sociedad. Para esta sociedad, la posesión de bienes materiales es la que define a la persona y ya no se le ve su comportamiento, ya que creen que todo está para ellos y a su favor.¿ Para qué preocuparse de lo que pasa a su alrededor?
Podrán opinar que las cosas son bellas, pero nunca entenderán lo complejo de la naturaleza, ya que ellos al ser consumistas y materialistas, la destruyen permanentemente .Finalmente acotamos que el “ hombre de hoy” se caracteriza por su pronunciada tendencia al “ hedonismo” que hoy ya no es una tendencia, sino una forma de vivir .Dejaremos para otra oportunidad ( si es que existe) comentar algo sobre la actual forma de vestir junto a su falta de pudor y qué decir de el lenguaje diario procaz y agresivo y lo peor sin respeto alguno…….
Bibibliografia: El rincón del vago y de Rodrigo Valencia C.



René A. Recabarren Castillo
Profesor Normalista
Prensa El Heraldo | Imprimir | 236
Publicidad 13
Publicidad 36