lunes 23 de octubre del 2017 | Santoral Juan Capistrano, Remigio
Dolar $628,68 | Euro $740,67 | Uf $26.648,67 | Utm $46.786,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 13-08-2017
¿Estamos bien?
Seguramente Ud. se estará preguntando ¿ Quién es Anne Graham? Le informaré que ella ,es una notable Predicadora Evangélica, hija de otro destacado Predicador, Billy “ the kid” Graham. Anne escribió el“ Libro del sentido común, del cuidado del bebé y niños” que tuvo gran éxito en Usa
Agregaré que a pesar de su creencia, fue una gran admiradora del Papa Juan Pablo Segundo, por su ecumenismo al tratar de unir, pese a las diferencias, las iglesias católicas- protestantes y judías.
Anne en su libro, dice que cuando el médico pediatra Benjamin Spock ( 1903- 1998), aseguró en sus discursos que No había que castigar a los hijos, cuando éstos se portan mal, porque sus pequeñas personalidades se truncarían y se podría lastimar su autoestima, avalado lo anterior por expertos y que según Spock ,ellos si que “ saben” lo que dicen, por lo que siempre sus consejos eran: “ está bien”. Resultado, el propio hijo de Spock se suicidó…….
Sigamos los pensamientos de Anne. Alguien dijo que los docentes y directivos de colegios NO deberían disciplinar, al igual que los padres a sus hijos cuando ellos se portaban mal, si no que se debería entregar flexibilidad y afecto. Además los directivos de escuelas, podrían recibir si castigaban a los als. una publicidad negativa e incluso alguna demanda por mal trato y por ello, todos exclamaron ¡ qué ello estaba bien! pues la determinación tomada era la correcta.
Frente a toda la problemática que presenta la juventud de hoy, como por ej. el uso descontrolado de preservativos por los jóvenes, el aborto no declarado por las muchachas, la publicación de pornografía, etc. todo ello se valida con el pensamiento que nuestra juventud, tiene el derecho al uso de su libertad personal y a todas las libertades existentes , “porque todo está bien” y al parecer de ellos es lo correcto.
Pero, si nos preguntáramos el ¿ por qué nuestros niños están alterados y parecen no saber distinguir entre el bien y el mal. ¿ Porqué la falta de respeto a los padres, autoridades, de tanta juventud viciosa, de tantas familias deshechas, de tanto engaño? Probablemente, si lo pensamos bien, con hondas reflexiones, reconoceríamos cuan acertada es la máxima o Dicho popular que dice “ Lo que se siembra ,se cosecha”.
Ahora, mi estimado lector, Ud. junto a este mal columnista, preguntémonos ¿ estamos bien? Que es el título de este artículo. Partamos reconociendo que, en verdad tiene mucho de cierto lo que todos comentan, sobre todo los científicos , que ha habido un gran avance en las ciencias y en la tecnología .Se ha avanzado en los últimos decenios más que en todo los años y siglos anteriores, pero, en lo referente a lo netamente humano y a la consecución de objetivos comunes, en verdad, nos estamos alejando cada vez más e incluso fatal y peligrosamente.
Por ello, grupos sociales religiosos y laicistas, tratan de recuperar esos valores perdidos, sobre todo en la juventud actual, por lo que algunos aseguran ( y con justa razón pensamos nosotros) que está en nuestras manos guiar por el buen camino a todos nuestros pequeños, llámense hijos, nietos, alumnos o simples vecinos o conocidos.
Valdría la pena recordar al respecto, la educación formal de antes, en la que el Profesor, era llamado Maestro ( voz, que significa el que más puede) el cual tenía como misión, además de lo netamente curricular, el de disciplinar a sus als. cuando se portaban mal, cuando rompían las normas disciplinarias ( aplicándoles un castigo o un simplemente un coscorrón ,un tiraorejas) Pero, poco a poco so pretexto, los “ expertos” dicen haber descubierto, que los castigos dañaban la siquis de los muchachos y así fueron los castigos “ prohibidos” y < todos estuvieron de acuerdo> en la nueva forma de enseñar.
Alguien acotó que existe una gran diferencia entre disciplinar y maltratar .Nos preguntamos al respecto, si un leve coscacho,una palmada, un tirón de oreja que era la antigua forma de disciplinar ¿ puede decirse que era un maltrato? Lo dudo ,pero el resultado es que se le quitó la autoridad a los docentes y se prefirió “ la modernidad” en que el profesor dejó de llamarse así y hoy se le llama simplemente “ profe”. Incluso, als. y docentes hoy se tutean, llamando a eso “ empatía”. Resultado: hoy se detectan profesores agredidos por sus als. o apoderados. ¿ Eso está bien? Se dice que es común y propio de la nueva enseñanza de hoy.
Antes los padres eran amigos de sus hijos. Ahora, éstos exigen e incluso algunos agreden a sus progenitores. Hoy, los niños no respetan a sus papás como jefe de hogar en la mesas de comida. Antes podían hablar solo cuando el padre lo autorizaba ,claro es que también es justo reconocer que eso era un exceso de mando .Por lo demás hoy, con suerte los niños comen juntos a sus padres .La mayoría lo hace con sus “ nanas”o solos, pues los papis están fuera trabajando .Resultado: nadie les enseña ni corrige como usar bien los cubiertos, masticar o simples y sencillas recomendaciones del cultivo de buenos modales y esas malas actitudes las repetirán en todas partes.
Tampoco los padres pueden castigar a sus retoños, pues dicen” les truncarían sus siquis” y bajarían su autoestima. Los expertos, por ello afirman que ¡ todo está bien hoy en día!
Todo lo anterior y mucho más lo hemos recordado leyendo a Anne Graham. Hoy ,puedo agregar por mi parte, que ahora más que nunca creo en la libertad, concepto tan bello, creativo y sustancial ,pero cuanto ha sido manoseado, transformando la libertad en libertinaje, con la funesta consecuencia de la pérdida de valores, tales como el respeto, el pudor, la compasión, la amistad ,la responsabilidad y la dignidad ,por nombrar solo algunos.
Es de esperar que nunca se haga realidad ese precepto bíblico que dice : Lo que sembramos, cosecharemos”. Por ello, todos tenemos una tarea por delante: “ Hay que tomar conciencia que en nosotros, los padres, abuelos y docentes, está el hacer de nuestros retoños, de nuestros jóvenes, personas de bien, amantes de la verdadera libertad, justos, tolerantes, responsables y por sobre todo fraternales y ¿ cómo? Conversándoles, aconsejándoles oportunamente y por sobre todo ¡ con nuestro buen ejemplo!
.
René A. Recabarren Castillo
Profesor Normalista
Pensamientos de Anne Graham.







Prensa El Heraldo | Imprimir | 252
Publicidad 13
Publicidad 15