viernes 14 de agosto del 2020
Dolar $793,61 | Euro $932,89 | Uf $28.661,88 | Utm $50.272,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 11-07-2020
Farewell y la carta en el camino (Recordando a Pablo Neruda)
Publicidad 2


De acuerdo a mi limitado sentido analítico, existen dos tipos de ADIÓS. El adiós de separación, de alejamiento voluntario, animado por un sentimiento de no pertenencia como alejado de toda aprobación, generalmente expuesta a la censura externa y a la descalificación. El otro Adiós es el que duele de verdad y no significa alejamiento sino anhelo de un pronto reencuentro.
Neruda trató en un poema la situación de una pareja de enamorados que al separarse por una razón embarazosa, literalmente embarazosa, el adiós era como para siempre. Con la delicadeza propia de la lírica, reconociendo la gran belleza de cada verso y la profundidad del contenido no deja de ser un himno a la irresponsabilidad.
F A R E W E L L
“DESDE EL FONDO DE TI, Y ARRODILLADO, un niño triste, como yo, nos mira. Por esa vida que arderá en sus venas tendrían que amarrarse nuestras vidas. Por esas manos, hijas de tus manos, tendrían que matar las manos mías. Por sus ojos abiertos en la tierra veré en los tuyos lágrimas un día.”
La idea está planteada, sólo interpreto o cambio la palabra “matar” por “trabajar”. Luego directamente el muchacho sentencia:
“YO NO LO QUIERO, AMADA. Para que nada nos amarre que no nos una nada. Ni la palabra que aromó tu boca, ni lo que no dijeron las palabras.. Ni la fiesta de amor que no tuvimos, ni tus sollozos junto a la ventana”
Luego divaga sobre la ligereza del amor de los marineros que besan y se van, sin dejar compromisos pendientes. En esta despedida, se percibe un sentimiento de victimización, que lo torna en el principal afectado:
“YA NO SE ENCANTARÁN MIS OJOS EN TUS OJOS, ya no se endulzará junto a ti mi dolor. Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada y hacia donde camine llevarás mi dolor.”
De pronto quiere traspasar su obligación simplificando la situación:
“FUI TUYO FUISTE MIA. QUE MÁS? Juntos hicimos un recodo en la ruta donde el amor pasó, Fui tuyo, fuiste mía. TU SERÁS DEL QUE TE AME, del que corte en tu huerto LO QUE HE SEMBRADO YO.” Y concluye, algo conmovido:
“Yo me voy. Estoy triste; pero siempre estoy triste. VENGO DESDE TUS BRAZOS. NO SÉ HACIA DÓNDE VOY. DESDE TU CORAZÓN ME DICE ADIÓS UN NIÑO. Y YO LE DIGO ADIÓS.” Y se puede especular del destino de la joven abandonada a su suerte y el futuro de ese hombre dispuesto a emprender nuevas rutas una vez desprendido de su transitorio remordimiento .
LA CARTA EN EL CAMINO. Es la historia de un soldado que antes de ir a su lucha le escribe una carta al amor de su vida. También para mí tiene un gran significado ya que en aquellos lejanos días de mi juventud memoricé esos versos junto a mi querida amiga Leonor que hoy reside en la lejana Australia. Aquellos momentos que leíamos a Neruda , entre café y café y uno que otro cigarro, no se olvidan, porque en lo sólido de una amistad estos pequeños grandes soportes del recuerdo mantienen episodios pasado como gratos compañeros que alivianan y alegran la vida.
LA CARTA EN EL CAMINO, comienza con un adiós que vence las distancias.
“ADIÓS, PERO CONMIGO serás, irás adentro de una gota de sangre que circule en mis venas “… Al escribirlo materializa todo un sentimiento de apego y ternura. ”Dulce mía recibe el gran amor que salió de mi vida y que en ti no encontraba territorio…”.
“ADORADA, ME VOY A MIS COMBATES”, el motivo de dejarla sola es por cumplir con su deber de soldado, pero a la vez le hace sentir que la lleva en su ser al expresarle :”NO HE SALIDO DE TI CUANDO ME ALEJO”…. Le deja claro que aunque materialmente separados siguen unidos. “Vendrás conmigo, en esa hora te espero, en esa hora y en todas las horas, en todas las horas te espero. Y CUANDO VENGA LA TRISTEZA QUE ODIO A GOLPEAR A TU PUERTA, DILE QUE YO TE ESPERO. y cuando la soledad quiera que cambies la sortija en que está mi nombre escrito, dile a la soledad que hable conmigo, que yo debí marcharme porque soy un soldado, y QUE ALLI DONDE ESTÉ BAJO LA LLUVIA O BAJO EL FUEGO, EN TODAS PARTES DONDE ESTÉ LA VIDA, AMOR MIO, TE ESPERO, te espero en el desierto más duro y junto al limonero florecido: en todas partes donde esté la vida, donde la primavera esté naciendo, amor mío, te espero.”….” Pero tampoco puedo olvidar a mi pueblo. Voy a luchar en cada calle, detrás de cada piedra. TU AMOR TAMBIÉN ME AYUDA: ES UNA FLOR CERRADA QUE CADA VEZ ME LLENA CON SU AROMA Y QUE SE ABRE DE PRONTO DENTRO DE MI COMO UNA GRAN ESTRELLA...” El soldado sigue expresando su gran amor en esa carta donde le reitera que la tiene presente y se proyecta con ella hacia el futuro. Lo imagino en medio del camino escribiendo en su esquela afirmada en la mochile y sintiendo el amanecer : “VENDRÁ LUEGO LA AURORA, Y YO MIERNTRAS TANTO TE ESCRIBO PARA DECIRTE: “TE AMO, CUIDA, LIMPIA LEVANTA, DEFIENDE NUESTRO AMOR, ALMA MÍA. YO TE LO DEJO COMO SI DEJARA UN PUÑADO DE TIERRA CON SEMILLAS. “ Sigue escribiendo con un sentimiento de apego, nostalgia y pasión: “AMOR, AMOR, TE ESPERO. Y así esta carta se termina sin ninguna tristeza: ESTÁN FIRMES MIS PIES SOBRE LA TIERRA, MI MANO ESCRIBE ESTA CARTA EN EL CAMINO, Y EN MEDIO DE LA VIDA ESTARÉ SIEMPRE, JUNTO AL AMIGO, FRENTE AL ENEMIGO, CON TU NOMBRE EN LA BOCA Y UN BESO QUE JAMÁS SE APARTÓ DE LA TUYA.”
Por razones de espacio he mutilado algunos versos, y la esencia del poema ya no es lo mismo, pero este adiós deja una gran permanencia de familiaridad en el corazón.
El doce de julio nació Pablo Neruda, y esta es mi humilde forma de homenajearlo desde un rinconcito de mi casa. Sé que se han usado las redes sociales para desprestigiarlo, que fue un mal padre que fue un violador, etc. Me duelen esos improperios porque siento que no lo merece. Desde la distancia del tiempo, cómo se puede juzgar a una persona que ya no está para defenderse. En cuanto a sus diversos amores, el que esté libre de culpa que lance la primera piedra. Permanece por siempre en su obra su gran sensibilidad ante la injusticia social, sufre con el maltratado, acompaña al caído, y el trago amargo de todas las ingratitudes lo soportó estoicamente hasta el final de su vida, donde ni siquiera le dieron un velatorio decente. Su casa fue presa del vandalismo de gente poderosa y sin escrúpulos que por su ignorancia no supo ver más allá que la gran sombra que proyectaba la estructura del poeta por pensar diferente a ellos. Reconocido por todo el mundo pero menos por los que gobernaban su patria en ese instante de la historia. Sé de la angustia de su corazón de padre porque el dolor inmenso de tener una hija con hidrocefalia le destrozó toda inspiración y quien sabe cuanto verso brotó de su interior pero no tuvo la fuerza para mostrarlo al mundo. Yo entiendo su comunismo, lo idealizó en sus versos. Vivió en una época en que los grandes líderes mostraban su faceta doctrinaria maquilladas por los principios de Marx y Engel., pero en el fondo eran crueles mercaderes de la hipocresía. Vio sufrir al minero, al obrero explotado por los grandes conglomerados extranjeros. Fue la voz de los ideales del pueblo, de la gente sin recursos ni medios para surgir en la vida porque eran aplastados por la eterna ambición de los poderosos. En sus obras se destila el amor por su patria como una cascada inagotable de bellas metáforas.
Con tristeza me entero que cada vez menos se habla de su obra. Es un tesoro que está a mano y que se ha disfrutado escasamente. Celebro que una villa de mi ciudad lleve su nombre .
HAY QUE DECIR “ADIÓS , PERO CONMIGO, como “LA CARTA EN EL CAMINO”, agitar la mano y sonreír a la vida, soportar los infortunios y refugiarse en el amor con sus diferentes matices. Es una linda manera de sentirse en paz y entrar en el territorio de la gran obra de Neruda.


(Tily Vergara)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 457
Publicidad 21