sábado 16 de diciembre del 2017 | Santoral Alicia
Dolar $641,05 | Euro $755,24 | Uf $26.785,18 | Utm $46.972,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Editorial 18-11-2017
Festival Linarense de Cine Nacional 2017
¿A qué vamos cuando vamos a ver una película? Para un grupo de Linarenses y Talquinos esta pregunta tiene mucho sentido en tanto el festival FELINA de cine nacional -desarrollado durante los últimos días de octubre recién pasado en Linares, Talca y Colbún- acaba de cumplir tres años de vida y su equipo de producción se viene devanando los sesos en la búsqueda de esa respuesta. La reacción más intuitiva dirá a entretenernos y no estará errada. Entretención pues claro, nadie va al cine a aburrirse. Sin embargo para quienes hacemos el festival las películas pueden ser más que sólo entretención. Creemos que una buena cinta puede ofrecer un espacio único de intimidad en el que pueden articularse -entre espectador y película- cuestionamientos de prejuicios enquistados, nuevos aprendizajes sobre las relaciones humanas, la posibilidad de mirar nuestra historia desde nuevas ópticas y un larguísimo etcétera.
Por otra parte invitar a los maulinos a mirar cine nacional implica sortear una serie de juicios de valor en torno a la calidad del cine chileno y es que una gran cantidad de maulinos creen que el cine nacional es -a riesgo de equivocarnos- constitutivamente vulgar, fome y comunista (sic). Cierto es que algunos de los títulos más taquilleros de los 80 y 90s evidenciaban temas que como sociedad nos costaba y todavía nos cuesta mirar de frente como el golpe de estado, los cordones de marginalidad de las grandes ciudades y como no, la pobreza. Era un cine situado, con identidad política y propio de una época. No obstante mirar toda la realización cinematográfica nacional con los ojos que usamos en los 80/90 puede ser engañoso. Hoy hay un cine chileno cualitativamente distinto, la cinematografía nacional tiene nuevos cabeza de serie, las escuelas de cine se han multiplicado y con ello la posibilidad de conocer nuevos lenguajes, enfoques y géneros. Lo anterior no implica que viejos y nuevos problemas se hayan solucionado necesariamente, el cine nacional hoy tiene sus propios problemas -como los tiene cada cinematografía y sociedad- sin embargo podemos vibrar con la forma en que se mira el cine Chileno en el primer mundo, emocionarnos con no pocos filmes y recomendar títulos con la mayor fruición. Inocular ese entusiasmo y responder junto a nuestras audiencias la pregunta que abre esta entrada probablemente sean las claves que habilitarán el crecimiento de un festival que por sobre todo, procura ofrecer experiencias estéticas nutritivas a una audiencia cada día más amplia, diversa, exigente y conversadora.

Felipe Saldaño Valladares
Director
Festival Linarense de Cine Nacional

Prensa El Heraldo | Imprimir | 193
Publicidad 13
Publicidad 15