viernes 07 de agosto del 2020
Dolar $774,82 | Euro $919,12 | Uf $28.661,89 | Utm $50.272,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 05-07-2020
Fundador de la fotografía en Linares -Legado de la familia Maturana González-
Publicidad 2

El suplemento Temas de diario El Centro, del 28 de junio de 2020, bajo la firma del académico Jaime González Colville nos lleva a recordar a d. Vitelino Maturana O., a su hijo Enrique Maturana González, además de la donación de sus máquinas fotográficas y archivo fotográfico patrimonial a la Casa de la Cultura de Linares.
Finalmente las máquinas y complementos del trabajo de Maturana González, llegaron al museo de Linares en calidad de comodato; a la espera de contar con un lugar adecuado para resguardo y exhibición permanente, como fue el anhelo del fotógrafo. Situación ocurrida el mes de febrero de 2015.
González Colville señala que el primer antecedente de la presencia de un fotógrafo en Linares data del 14 de febrero de 1874, cuando el periódico La Idea anuncia la presencia en la villa del artista fotógrafo Jerman Leyton, quien comunica una exposición de Retratos Fotográficos, dando como dirección de su estudio y muestra de trabajos, la casa de Milagros Novoa de Novoa, situada al costado oriente de la Plaza de Armas.
El mes de enero de 1897 visitó Linares, hospedado en el Hotel Central, el fotógrafo de Talca Andrés Calderón y dejó en sus imágenes el sello donde ubicaba su negocio en calle Uno Poniente esquina encontrada con el diario La Actualidad de la Plaza de Armas de Talca. Posteriormente hizo retratos para la revista Zig-Zag.
Nicolás Fuentes fotógrafo de Talca en 1877, tenía su estudio en calle Dos Oriente, números 77 y 79. Visitó Linares donde realizó retratos de familia, de los que no hay registros.
Pedro Emilio Garreaud, fotógrafo francés, llegó a Chile hacia 1855, abriendo un salón en Santiago, realizando notables retratos en papel, en formato de cartón, con gran aceptación en la sociedad de la época. Instaló estudio en Talca y Cauquenes y recorrió la zona precedido por su prestigio. Fue uno de los primeros retratistas de escenas campesinas. Existe un depósito en la Biblioteca Nacional de campesinos y huasos topeando.
Fundador de la fotografía en Linares: Vitelino Maturana O.
Bajo el aviso de Fotografía Artística, noviembre de 1914, José del C. Vásquez anunció la instalación de su estudio en O’Higgins N° 532, lado norte de la Iglesia Matriz. Precisa estar en gira por las principales ciudades del sur. Destaca que sus trabajos se ejecutarán con materiales de primera clase pedidos especialmente a Europa y Estados Unidos. Y que está en condiciones de hacer ampliaciones y reproducciones, por muy difíciles que sean.
En 1918, Domingo Sepúlveda, quien se presenta como fotógrafo, informa en la prensa la apertura del local Fotografía Chile en calle Chacabuco, lado sur de Independencia. Ofrece efectuar trabajos a domicilio, e informa que sus trabajos se exhiben en las vidrieras de los almacenes de Valenzuela Hermanos.
Debido a su éxito, Sepúlveda decidió crear un Club de Retratos al Bromuro. El mencionado club debía tener mínimo ciento veinte socios, pagando dos pesos semanales, durante cuarenta semanas, para optar a una fotografía tamaño natural con marco ovalado o cuadrado, de acuerdo a un sorteo.
Vitelino Maturana O. llegó a Linares, tal vez atraído por el éxito de Sepúlveda, a fines de 1918. Maturana era experto retratista y fotógrafo reconocido en las prestigiosas revistas capitalinas Zig-Zag y Sucesos, de las cuales fue durante años el único corresponsal de esta zona. El verano de ese año se instaló en Constitución, donde hizo numerosos retratos para las mencionadas revistas.
En su primer aviso promocional, en la prensa, anunció la instalación en un nuevo y magnifico local, frente al Banco de Talca, lado poniente del Telégrafo Comercial, entre Chacabuco y Lautaro. Destaca que atenderá con todo esmero su especialidad en retratos al iluminado y al de sepia. Precisa que puede tomar vistas en días nublados, de lluvia e incluso de noche. Debido al éxito de Sepúlveda, creó el Gran Club de Retratos en su local, aún en formación, en condiciones y con requisitos similares al anterior, con una cuota de un peso y medio.
Durante el terremoto del 1 de diciembre de 1928, Vitelino Maturana captó valiosas imágenes de la tragedia, reproducidas en Zig-Zag, como de igual forma tuvo el valor de fotografiar su propia casa destruida, con su familia entre los escombros, reproducida en La Estrella del 20 de enero de 1928.
A Vitelio Maturana se le debe la presencia gráfica de Linares y la zona en las satinadas páginas de Zig-Zag, Sucesos e incluso El Mercurio. Las vistas de Panimávida, de la ciudad de principios del siglo XX, personajes y otras, son de su autoría. Su trabajo permitió que la provincia y sus hechos lograran un espacio en la prensa de la época, convirtiéndose a la vez en el primer corresponsal en las publicaciones santiaguinas.
Enrique Maturana González nació el 24 de octubre de 1912 y, siendo un adolescente, observa como su padre, sin temor de riesgos, toma vistas del sismo de 1928. Tiene veinte años cuando se aficiona al arte y profesión de su progenitor. Con máquinas más modernas, mejor resolución de imágenes, es heredero de una labor que registra para los tiempos venideros, instantes grandes y pequeños, importantes o intrascendentes, del acontecer linarense. Para dar a conocer su arte realiza varias exposiciones en Linares.
En julio de 1939 abre un salón para lucir sus imágenes, de impecable factura. A lo largo de más de medio siglo Maturana fue plasmando imágenes de la ciudad, de la gente, hechos y actos registrados en el tiempo. Declarado Hijo Ilustre de Linares en marzo del 2003, falleció el 10 de agosto del mismo año.
Su variado archivo fotográfico -espejo del ayer- se guarda en la Biblioteca Municipal Manuel Francisco Mesa Seco, entidad que creó una página web con sus mejores fotografías.
La familia Maturana González, por medio de su hija Marcia, solicitó que la Biblioteca Pública se hiciera cargo del legado de su padre; como la biblioteca no contaba con el lugar adecuado para su resguardo, en febrero de 2015, el Museo de Arte y Artesanía de Linares recibe 15 cámaras y 22 accesorios fotográficos como flashes, baterías, placas y otros artículos, entregados por la Municipalidad de Linares, para su resguardo en calidad de comodato por 5 años, con una posible prórroga.
Ahora la Biblioteca Municipal podrá recibir las máquinas en sus nuevas y definitivas dependencias, para resguardo y permanente exposición, al contar con amplios espacios y un sistema de full space (archivos apilables móviles) para su resguardo. (Bibliografía: Historia de Linares, 05/1918, de Jaime González Colville. Diarios de Linares: La Idea, 02/1874; El Progreso, 11/1914; La Estrella, 01/1918 y 03/1919. El Heraldo, 02/2015)



Manuel Quevedo Méndez
Prensa El Heraldo | Imprimir | 2325
Publicidad 21