sábado 20 de abril del 2019 | Santoral Edgardo
Dolar $660,48 | Euro $745,97 | Uf $27.611,63 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 03-02-2019
G r a t i t u d ( LA GRATITUD ES LA MEMORIA DEL CORAZON) J. WOOD.
EN MEMORIA DE FEDERICO ZEHNDER PIZARRO De por sí, para mí la palabra “ Gratitud” es grata al oído y más aún al pronunciarla, desde ya estamos dando a conocer “ un sentimiento que intrínsicamente expresa reconocimiento, agradecimiento hacia alguien, que alguna vez desinteresadamente nos hizo un favor.
Para una mejor comprensión he buscado su origen etimológico. Esta voz proviene del latín “ gratus” que es sinónimo de agradable y agradecido. Por otro lado, el sufijo “ tudo” es equivalente a “ cualidad”
En otras palabras, el sentimiento de gratitud está vinculado y es preciso para decir algo sobre el objetivo de la crónica de hoy. Es así como el relato que hoy hago llegar a Uds. dice relación con un hecho imborrable que como decía el escritor Joseph Wood que tuvo como protagonista a Dn. Federico Zhender Pizarro, comúnmente conocido por todos como “ Perico”
¿ Por qué hoy lo recuerdo? Porque he tenido que volver enfermo a la Clínica Sanatorio Alemán de Concepción. Al preguntar por el antiguo edificio, me contestaron que ya no existía y allí recordé el cómo llegué a ese lugar y quien me trasladó . Fue justamente el conocido comerciante socio de la ferretería “ El Candado” que estuvo ubicada en Brasil al llegar a Maipú. Hace casi exactamente 37 años atrás……..
Además de la amistad que teníamos, era el Jefe o Presidente de una institución cultural fraternal. A pedido de otro socio el recordado Dr. Carlos Norambuena me trasladó a ese hospital para una urgente operación. No le importó dejar negocio y su familia por un día ,para llevarse a este su querido fraternal amigo enfermo.
Ese imborrable gesto, junto con agradecerlo hoy, me hace meditar el cómo eran los directivos de antaño de esta noble institución. Zhender, cumplió a cabalidad una de sus funciones directivas. No fue un hombre de letras, ni un profesional, sino un amante del deporte, un excelente bombero a donde llegó a ser posteriormente Superintendente y por sobre todo un hombre amante de la búsqueda de la cultura en diversos estamentos institucionales profanos.
De Federico Zhender Pizarro, de Carlos Norambuena, Ernesto Campos, Guillermo Vásquez R. Belmar, Ramón Parada, Raúl Morales, Servando Muñoz, por nombrar algunos, aprendí el cómo cultivar la fraternidad .Ella comienza, nos enseñaban por ejemplo, conociendo el nombre de las personas, su núcleo familiar, sus actividades laborales, hobbies, sus sueños y aspiraciones. Solo así conocían a los miembros societarios. Y así ellos lo hacían.
Solo de esta forma, los líderes de los grupos fraternales, se interiorizarán de los problemas de sus pares conociendo, visitando, ayudando a los que lo necesiten, pueden hacer honor a sus cargos, los demás…… son vanas aspiraciones de figuración personal. Así se construyen instituciones dignas y que puedan mantener el sello personal que a cada una caracteriza.
Sé que la mayoría que lea esta sencilla crónica, se dará cuenta que aprovechando este espacio dominical, estoy recordando y agradeciendo al amigo F. Zhender P. quien además de su jovialidad, muestra de afecto con todos fue ejemplo de “ Modestia”. Nunca hizo alarde de sus conocimientos, de su papel como rector, de su antigüedad. Al contrario, a todos entregó afectos, palabras de estímulo y por sobre todo espíritu alegre y jovialidad.
Amigos míos os he entregado una sencilla semblanza del amigo Perico .Nos faltó resaltar oros aspectos de su personalidad, es cierto .Pero he señalado los más relevantes .Ud. en sus recuerdos podrá agregar los faltantes. Cumplo hoy con hacer público estas palabras de agradecimiento ,de gratitud, quizás cortas y mal hilvanadas, pero que han nacido de lo más profundo de mis sentimientos.
Finalmente, me hago el deber de entregar a Uds. algunos pensamientos, leídos tiempo atrás y que dicen relación con la temática expuesta:
- La mejor manera de centrarse, es perderse en el servicio de los demás.
- La vida es corta, pero siempre hay tiempo para la cortesía y expresar palabras de gratitud.
- - Cuando somos agradecidos, desaparece el miedo y aparece la abundancia y
- Cuando estés ya muerto, busca el descanso, pero no en la tierra, si no en el corazón de los demás.
Federico: amigo mío, por todo lo que hiciste especialmente conmigo, muchas, muchísimas gracias.
“LA GRATITUD EN SILENCIO NO SIRVE A NADIE “ G.B STERN

Prensa El Heraldo | Imprimir | 434
Publicidad 13
Publicidad 30