domingo 21 de octubre del 2018
Dolar $674,68 | Euro $773,27 | Uf $27.400,31 | Utm $48.016,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 17-05-2018
¿Hay que prohibir a los niños chilenos usar teléfonos celulares en la sala de clases?
Desde que apareció la noticia de la polémica ley francesa que prohíbe el uso del celular en los colegios a nivel global, a partir de septiembre del año en curso, se ha creado una especie de polémica en la que los distintos actores involucrados han dado su opinión.
En Francia cerca del 93% de los jóvenes de 12 a 17 años cuentan con teléfonos móviles y el ministro de educación francés señaló que "En estos días los niños ya no juegan en el recreo, están frente a sus teléfonos inteligentes y desde un punto de vista educativo eso es un problema". La finalidad entonces es que los estudiantes vuelvan a socializar con su pares, pero ya no intermediando un aparato electrónico, ni virtualmente, sino cara a cara…
En Chile, mediante un proyecto ley presentada por el diputado Osvaldo Urrutia de RN y el apoyo de las bancadas DC, RN, PR y UDI se pretende restringir el uso de los aparatos móviles en contextos educativos. Sin embargo, si en Francia se prohibirá el uso en todo el colegio, en Chile se restringe solo a la sala de clases. Cabe señalar que el proyecto de ley ingresó a la Comisión de Educación el pasado 9 de mayo y se espera que sea presentado en sala el 14 de mayo.
El proyecto busca regular por ley el uso de este dispositivo durante el horario de clases en colegios de educación básica y media, y permitirlo solo cuando el profesor lo necesite para hacer una clase interactiva o para realizar tareas concernientes con la educación.
La medida tiene detractores y promotores tanto en el bando de los apoderados como en el de los educadores, por ejemplo "profesores y directores de colegios se han quejado profundamente por el uso indiscriminado de celulares en la sala de clase".
Lo que se percibe detrás de la ley francesa, después de estudios en los cuales se observa el nulo provecho de los celulares en el proceso educativo y la enajenación social que este produce, es devolver a las personas la relación social la interacción persona a persona que se nos está escapando de las manos y que para las generaciones que vienen parece ser aún peor.
¿Cómo anda el tema en Chile? Ricardo Leiva, académico de la Facultad de Comunicaciones de la U. de Los Andes, encabezó un estudio sobre escolares y hábitos con el celular. Entrevistaron a 300 niños entre 10 y 18 años y a sus padres, de distintos grupos socioeconómicos. Concluyeron que la edad promedio a la que los chilenos reciben su primer celular es a los 10,3 años, y que los niños pasan en promedio 6,8 horas al día pegados a sus smartphones. “Lo que quiere decir que un porcentaje importante recibió su primer teléfono antes de los 9 años y pasa hasta 12 horas al día jugando con su celular”, destaca el académico.
Dominique Karahanian, psicóloga y académica de la U. Mayor, apunta a que el problema de fondo no es sacar los teléfonos, sino que cómo se están haciendo las clases para estos pequeños nativos digitales. “El tema es cómo hago uso del objeto. Un teléfono puede ayudar a pronunciar mejor el inglés, por ejemplo, o para compartir fórmulas químicas con el curso. Es integrar estos objetos poniendo límites, no tenerlos todo el tiempo”. Sin embargo y a pesar de hacer caer la responsabilidad en los docentes la realidad al interior de una sala de clases es muy diferentes a la de una sesión personalizada de un psicólogo y por otro lado están los programas de estudio ministeriales y las redes de contenido para desarrollar habilidades con las cuales hay que cumplir.
Es de esperar que la ley venga a colaborar en un tema que es tan sensible y que crea tanta disparidad de opiniones, pues hay apoderados que opinan que es un derecho de los estudiantes el que se está vulnerando al restringirlo y que ellos necesitan estar conectados con la familia….
Sin embargo el bien mayor y principal es la educación y si el teléfono actúa como elemento distractor, es necesario regular su uso, sobre todo al interior de la sala de clases.
Otro dato no menor es que en Chile hay más celulares que personas. En efecto, de acuerdo estadísticas elaboradas por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, al mes de septiembre de 2017 existían 22.775.182 teléfonos celulares abonados en el país.

(Jaime Gatica, profesor)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 300
Publicidad 13
Publicidad 7