martes 19 de marzo del 2019
Dolar $669,39 | Euro $757,83 | Uf $27.565,76 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 08-01-2019
Incendios Forestales, agresión externa…? (Moisés Castillo, escritor)
Al cumplir dos años de los incendios forestales, que arrasaron cuatro regiones de la zona central de Chile, el año 2017. Es mi deber ciudadano, plantear la siguiente hipótesis y sus fundamentos:
Al iniciarse el primer incendio el mes de febrero de 2017; el empresario Carlos Cardoen declaro: “Me encontraba sobrevolando la zona en mi avioneta, cuando vi surgir una llamita en el suelo reseco. Instantes después, otra llama a unos cuatrocientos metros de la anterior y así sucesivamente las llamas se multiplicaban como por arte de magia”.
Responsables del incendio fue sindicada una empresa eléctrica que no habría hecho la mantención pertinente, con la corta de rama de árboles.
Encontrándome esos días de los incendios en la localidad de Tres Esquinas, comuna de Linares, fui alertado por teléfono, de un fuego que acababa de originarse en la localidad precordillerana de Llepo, a unos cuatro cinco kilómetros en línea recta, de donde me encontraba. El fuego se había iniciado en un rastrojo de trigo del bajo, cerca de la Escuela Pública de El Peñasco.
Al mirar el humo que comenzaba ascender; vi algo que me dejó perplejo: Sobre el cordón de cerros conocido como Alto del Rayo, reverberó la luz de un OVNI por dos o tres segundos. El OVNI se esfumó, se sintió un estruendo como si detonasen explosivos; y el brazo de una torre del tendido eléctrico de alta tensión se desplomó iniciando un incendio forestal, que consumió cientos de hectáreas de bosques de pino y nativo. Ciertamente el incendio vadeó el río Ancoa…
Responsable del incendio; fue un adulto mayor acusado por un carabinero, por portar una botella con combustible para su motosierra.
La última semana del mes de diciembre del año recién concluido; un joven con su padre se acercaba a un río de la sexta región de O’Higgins; de pronto un rayo azul caído desde el cielo, originó una llama en el suelo. La llama se apagó y desde el punto de contacto, comenzó a subir un vapor blanco que ascendió en espiral. El proceso del rayo azul y la llama se repitió varias veces y cuando el fenómeno comenzó acercarse al joven y su padre, ambos huyeron despavoridos del lugar (cuando operaba el rayo azul, el suelo estaba húmedo).
Este testimonio lo dio el joven a la radio Pudahuel, en el Programa Sucesos Paranormales que se transmite al mediodía.
En concordancia con los hechos descritos y otros importantes antecedentes que debo reservarme pienso: el territorio nacional, particularmente la Zona Central; es víctima de una agresión externa planificada y dirigida a limpiar el acceso a los puertos, más importantes y estratégicos del océano Pacífico.
Durante el año 2017, hubo un claro intento de culpar de los incendios al Pueblo Mapuche, con el propósito de militarizar la Araucanía y tomar control absoluto de este territorio.
Salvo algún accidente fortuito, ningún chileno, puede quemar campos, bosques, casas y poblaciones a no ser que ese compatriota esté desquiciado o bien carezca de raciocinio.
Mi visión es que nuestro territorio se encuentra en grave peligro de usurpación con intereses mercantiles de consecuencias inimaginables.


Prensa El Heraldo | Imprimir | 297
Publicidad 13
Publicidad 27