lunes 18 de diciembre del 2017 | Santoral Sonia
Dolar $638,37 | Euro $751,82 | Uf $26.786,91 | Utm $46.972,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 03-12-2017
Juan Antonio Baum Medina -El tucumano goleador-
Juanito nació en Tucumán, la ciudad jardín de Argentina, un 20 de febrero, y cuando todavía era un pibe, ya calzaba chuteadores y hacía unas cuantas gambetas, hasta que se inició de firme en el Club Central Norte de la ciudad tucumana.
Más tarde pasó a Ferrocarril Oeste, donde hizo sus primeras armas, con un comportamiento que le dio pasaporte pata hacer fútbol internacional…y salir al extranjero; fue así como se vino a Chile, formando el famoso trío central de Green Cross: Baum, Garay y Caviglia.
Luego estuvo en Universidad Católica, y formó al lado de Montuori, oportunidad en que Universidad Católica salió de gira hasta Centro América.
Posteriormente, llega a Linares, al Lister Rossel, donde todos ya conocen sus capacidades: garra, corazón, entusiasmo y esfuerzo, sin desmayar, en la buena o en la mala del equipo.
Juan Antonio Baum Medina, el jugador argentino quien se luce actualmente en el club Líster Rossel, luego de haber hecho lo propio -años atrás-, en el Central Norte de Tucumán, Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, Green Cross y Universidad Católica de Santiago, equipo este último que, gracias en gran parte a su concurso, clasificó campeón en 1954, se siente totalmente a gusto en cuadro linarense.
El “scorer” del Regional, que a la fecha tiene 30 años de edad -ni más ni menos- vive en Linares en una casa cordial de la Población Ferroviaria, y, arraigado por allá se propone inaugurar en el curso del presente mes, una fuente de soda -en la Población de Empleados Particulares, hoy Villa Sara Lamothe-; que, con seguridad se habrá de convertir en el sitio obligado de muchísimas y amables tertulias. En su momento recibió la sugerencia para el nombre del lugar: “Café Linares-Tucumán”.
Casado con una obsecuente argentina, Delia Paz Ibáñez, el franco y expedito tucumano tiene dos hijos: Juan Antonio, de dos años y Luis Edgardo, que todavía, a los dos meses, no tiene la menor idea de las andanzas de su progenitor.
Baum llegó a Chile formando en 1953 el tradicional dúo de Green Cross, con Caviglia –el cuadro de la cruz verde siempre ha demostrado su buen ojo en materia de delanteros- y desde el 54 al 57 estuvo en la Universidad Católica. El último de esos años no hubo acuerdo con la U. Católica y el argentino se vino al Líster Rossel, donde permanece, ya dijimos, a su entero gusto. La salida de Católica le dejó un sabor amargo, porque estima que merecía otro trato. Pero, bueno…, ya pasó todo.
Las cosas, se encargó de decirlo el propio Juan Antonio Baum -emotivo recitador de los versos de Martín Fierro- hay que tomarlas sin rencor. Unas por otras. Lo sucedido me trajo a Linares y estoy bien, con la mujer y los niños. Contento, además, con el equipo, en el cual existe una camaradería extraordinaria.
José Luis Boffi es hombre que sabe y ya ven ustedes que ha logrado un buen cuadro, mezclando elementos fogueados con otros jóvenes. Si no aflojamos, vamos a ser campeones, aunque el asunto es harto difícil.
Baum estima que la disputa del título, se hará muy brava en torneo, porque entre Líster Rossel, Arturo Fernández Vial, Los Ángeles, Naval y Universitario, se ha trabado una lucha demasiado cerrada.
El tucumano, incuestionablemente una de las principales figuras del Regional 1959 -pese que fue rechazado por algunos “visionarios”, cuando se vino a ofrecer por estos pagos a principios de este año- está entusiasmado con nuestro torneo y cree que, el actual es muchísimo que el de 1958.
Lo malo está, señala, es que este campeonato no tiene canchas adecuadas. No las poseen tampoco los clubes, y así, todos los intentos de progreso es relativo. Este es un punto importante y a su solución deberían dirigirse los esfuerzos de todos los dirigentes. Ojalá se tenga éxito.
Las palabras, en Baum, fluyen fáciles y cordiales. Se despide del redactor de diario El Heraldo, y señala: ¡Hasta la vista! ¡Ah!...una última cosa: seguiré jugando unos dos o tres años y, luego, me dedicaré a los negocios, a juntar la “guita para los pibes”.
En lo humano, Juanito Baum, es un buen charlador, contador de chistes, narrador de anécdotas, tanto como saboreando un churrasco y haciendo sus buenos y moderados brindis. Todo un personaje de nuestro territorio de Linares y su entorno futbolístico. Un señor del deporte rey.
A veces cultor de la poesía o del canto criollo argentino, acompañándose de la vihuela. A veces acordándose de sus viejos, que periódicamente lo esperan en su Argentina. Igualmente de sus hermanos, de aquellos días de su infancia o cuando más tarde fue empleado de Correos, en Buenos Aires.
No le faltan las frases de cariño para Linares, pues Juanito Baum quiere a Linares con el alma y el sentimiento; incluso señala que si la suerte es su compañera, se quedará por siempre en estos pagos benditos y generosos, cordiales y amables. (Bibliografía: entrevista de Samuel Maldonado Silva, El Heraldo, 1959. Fotografía: Benavides, Boffi; Baum. Foto Studio Maturana, Linares)

Manuel Quevedo Méndez

Prensa El Heraldo | Imprimir | 254
Publicidad 13
Publicidad 15