jueves 18 de octubre del 2018
Dolar $670,45 | Euro $776,34 | Uf $27.395,02 | Utm $48.016,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 12-01-2018
La Cordillera de Linares
A los 12 años, participé con mis hermanos mayores, en mi primer viaje a la Cordillera de Linares. Han pasado 46 años desde ese primer viaje. Hace pocos días concluí mi viaje número 15, o sea un promedio de un viaje cada 3 años. Caballos, pilcheros, cargas, comida, riendas, monturas, mantas, lazos, yerba mate, charqui, harina tostada y mucha energía formaron parte de este último viaje. Éramos 11 los privilegiados de formar parte de esta nueva aventura. Las noches estrelladas, las montañas, la nieve, los riachuelos y vegas no tienen precio, son infinitas.
Cuesta reincorporarse al trabajo diario, después de 10 días disfrutando de maravillas escénicas que pocos conocen. Los cambios que se observan a simple vista entre el primer viaje realizado y el último son inmensos. Nuestra cordillera está más erosionada, los valles y veranadas mucho más secos, la precordillera con menos bosques, menos peces en los ríos y lagos, mucho menos aves y animales salvajes, las huellas están repletas de latas de cerveza botadas, más basura en la mayoría de los lugares hasta hace poco limpios. Las autoridades no dimensionan la maravilla de cordillera que tiene nuestra provincia de Linares. Como en la precordillera y en la cordillera vive poca gente, hay pocos votos. Los esfuerzos se concentran en las ciudades, olvidándose de un extenso territorio muchas veces olvidado. El valle del Guaquivilo, presenta una oportunidad única para hacer embalses que acumulen agua en invierno y primavera, para aumentar las hectáreas de riego en nuestra provincia. Conaf es dueña de un extenso territorio entre Guaquivilo y Vegas de Jorquera, con intensa actividad humana no controlada. Los excesos de talajeo, con miles de chivos y vacunos sin relación alguna con la capacidad talajera de cada valle, han ido perjudicando la calidad de los valles. Es evidente que se requiere culturizar a nuestros habitantes cordilleranos y también a muchos turistas que no respetan el medio ambiente, generan incendios, botan basura y rayan árboles milenarios. Es muy triste verificar el total abandono de muchas viviendas entre La Balsa y Rio Blanco. Mal construidas, mal planificadas, sin tratamiento de residuos y muchas veces sin agua, estas casas dan una mal señal de lo que debería ser una precordillera sustentable.
El Nevado de Longaví, la Laguna Dial, el cajón del Achibueno, La Laguna del Achibueno y los baños de Cajón de Ibáñez son algunos de los fabulosos escenarios de nuestra cordillera maulina, la cual clama por mas cultura, menos basura y mejor aprovechamiento del agua de riego.
Este humilde agricultor hace un llamado a las nuevas autoridades, para que lleven adelante políticas de protección efectiva. Carabineros de Chile, al día 1 de Enero aun no aparecían en la avanzada Los Bagres, en circunstancias que deberían estar ahí desde fines de Octubre con buenos caballos y buenos funcionarios. Sabemos que el turismo es una actividad de mucho potencial para nuestra provincia. Si no actuamos pronto y bien, nuestros nietos no podrán disfrutar de lugares soñados pero reales. Del cuidado de nuestra cordillera, de sus ríos, lagos y bosques precordilleranos dependerá el abastecimiento de agua para nuestros campos del valle central. "Que sabes de cordillera si tu naciste tan lejos hay que conocer la piedra que corona al ventisquero hay que recorrer callando los atajos del silencio, y cortar por las orillas de los lagos cumbrereños".

(Andrés Montero, agricultor de Longaví)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 774
Publicidad 13
Publicidad 7