jueves 18 de julio del 2019 | Santoral Federico
Dolar $679,48 | Euro $764,92 | Uf $27.953,42 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Deporte 02-05-2019
La Obra ganó la Copa de Campeones
Elenco maderero alzó el imponente trofeo en la finalísima frente a Galpones de Río Claro, convirtiendo a su arquero Jimmy Gutiérrez en la gran figura al contener 2 tiros penales.

En sus manos descendió el éxito deportivo perpetuo de transformar al Club Deportivo La Obra de Talca, en flamante Campeón de la Copa de Campeones en serie de Honor.
El experimentado arquero Jimmy Gutiérrez se transformó en la gran figura de la finalísima ante Galpones de Río Claro, cuando se definió el título en una dramática tanda de lanzamientos penales.
Contuvo los remates de Ulloa y Reyes, con espectaculares vuelos que permitieron de forma magistral contener esos disparos desde el punto blanco, tirando desde el cielo la más preciada de las estrellas de la tradicional Copa de Campeones, alzando así el Trofeo “Carlos Bernal Silva-ANFA” 2019.
Fue una final que tuvo de todo y en donde el pésimo arbitraje del grupo Muñoz-Gajardo-Arriagada-Soto y Vásquez, empañó la limpieza que debió tener esta instancia suprema que definió al mejor equipo del fútbol amateur regional.
El referee no tuvo pantalones para sancionar una evidente mano en el área del defensor Rubilar, pero fue increíblemente capaz de respaldar a su línea Álvaro Arriagada de sancionar un remate de Allen Quiroga que atrapó en la línea de sentencia el arquero Gutiérrez, cambiando por gol cuando la pelota ni siquiera ingresó.
La ira se desató entre ambas hinchadas por los garrafales errores que –en un instante-, hicieron temblar la continuidad de un partido que se tornaba equilibrado y en donde ambos equipos mostraban sus merecimientos deportivos.
Claramente la actuación del árbitro central Marcos Muñoz y sus colaboradores, ha sido la peor en la historia de una final de Copa.
En tiempo reglamentario, Deportivo La Obra y Galpones de Río Claro igualaron 2 a 2.
Abrió la cuenta en los 2´ el talentoso volante maderero Franco Oróstica al meter un fuerte zapatazo que solo vio pasar el arquero Edo Brito.
Lo igualó en los 27´ el capitán montino Mauricio Cáceres al meter un remate seco en un ángulo.
Aumentó Deportivo La Obra en los 47´ por Jonathan Lastra.
Nació de una pelota que ganó en campo propio el defensor Andrés Valdés, prolongó en salida hacia Álvaro Quezada, cedió al capitán Oróstica quien la prolongó a la izquierda para que el atacante Lastra encajara un remate esquinado dejando el marcador 2 a 1.
Sin embargo, quedaría la sensación de que premeditadamente el curso del partido debía tener un destino distinto.
Muñoz validó un “gol fantasma” de Allen Quiroga, inventando que la pelota traspuso la línea cuando el golero Gutiérrez la tenía embolsada.
De ahí se desataron reclamos y forcejeos que caldearon los ánimos y empañaron la Gran Finalísima, transformando a los 5 árbitros en primeros actores.
En los alargues, ambos equipos solo se limitaron a chocar, ya que no habían fuerzas suficientes por el ardor de la lucha.
Vendría la tanda de penales en donde 1 se vistió de leyenda: Jimmy Gutiérrez, el legendario arquero al que fueron a buscar a Juventud Puente Pando.
Él sabe más que todos porqués el peso de su calidad y jerarquía permitió al Club Deportivo La Obra, ingresar por el umbral de los triunfadores a la historia de los grandes campeones de Copa.

Prensa El Heraldo | Imprimir | 313
Publicidad 13
Publicidad 35