miércoles 24 de julio del 2019 | Santoral Cristina
Dolar $685,81 | Euro $769,10 | Uf $27.953,42 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Editorial 13-07-2019
Lengua de Señas
Por unanimidad, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que viene a perfeccionar la legislación vigente en materia de lengua de señas, propuesta iniciada en tres mociones refundida.

La iniciativa, que modifica la Ley 20.422, que establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad, en materia de lengua de señas, fue presentada a la Sala con informes de las comisiones de Educación y Desarrollo Social, siendo esta última la que ofició como técnica y cuya redacción fue mayormente relevada en los discursos de los parlamentario.

El proyecto, en primer lugar, efectúa enmiendas en la ley para introducir nuevas definiciones sobre tres conceptos:

Persona con discapacidad auditiva: Es aquella que, debido a su funcionalidad auditiva reducida o inexistente, producida por enfermedad, accidente o vejez, en la interacción con el entorno se enfrenta a barreras que impiden su acceso a la información y comunicación auditiva oral dadas por la lengua mayoritaria.

Persona sorda: Es aquella que, a partir de su funcionalidad auditiva reducida o inexistente, adquirida desde su nacimiento o a lo largo de su vida, se ha desarrollado como persona eminentemente visual, tiene derecho a acceder y usar la lengua de señas, a poseer una cultura sorda e identificarse como miembro de una comunidad lingüística y cultural minoritaria.

Comunidad Sorda: Grupo de personas que constituyen una minoría lingüística y cultural conformada principalmente por personas sordas y organizaciones de personas sordas de cualquier tipo, pudiendo también participar en estas las personas con discapacidad auditiva y las personas oyentes que comparten la lengua y la cultura de las personas sordas.

La iniciativa establece, además, que la lengua de señas chilena es la natural, originaria y patrimonio intangible de las personas sordas, así como también el elemento esencial de su cultura e identidad individual y colectiva. Además, se reconoce su carácter de lengua oficial de las personas sordas.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 143
Publicidad 13
Publicidad 36