sábado 04 de julio del 2020 | Santoral Eliana y Mabel
Dolar $803,98 | Euro $903,15 | Uf $28.693,54 | Utm $50.322,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 28-06-2020
Lo difícil de vivir con el “ encierro"
Publicidad 2


En el caso de la pandemia ,a todos nos cuesta lograr entender el drama de la enfermedad, sobre todo con el “ encierro obligado” a los adultos mayores, que es una fría consecuencia humanitaria. Es posible que las conclusiones distadas por los peritos no sean compartidas por todos ,pero, como opiniones es deber respetarlas.
No así ocurrió con el destacado docente y eximio escritor Cristian Warnken quien fue casi vilipendiado por su opinión del ex Ministro de Salud J: Mañalich. Recibió destemplados comentarios de un cientista político que, posteriormente tuvo que afrentar públicamente decenas de comentarios en su contra por su mal proceder.
Lo anterior, nos lleva a entregar nuestro pensamiento, pensando en como mantener y vivir una relación sana ,específicamente con el encierro que tenemos que guardar nosotros los adultos mayores, mayores de 75 años.
Es innegable que la nueva realidad cambió la percepción de la vida y la forma de funcionar de todos. Con tantas circunstancias inciertas, ni sospechas antes, las relaciones humanas han sido las primeras en resentir este cambio. Hemos tenido que mantener un distanciamiento físico en los lugares públicos y una cercanía excesiva en nuestros hogares que han influido en nuestras interacciones personales.
Todo lo anterior, querámoslo o no, nos han hecho aprender y adaptarnos , a ser pacientes y más tolerantes .En esta semana, tuve la oportunidad de leer una crónica que, contenía algunos temas que en verdad son imposible, no estar de acuerdo con lo dicho. Por ej. Afirma que hoy en día, la manera de cómo uno siente y actúa es válida. No es este el momento de juzgar, criticar, sentirse víctima o héroe. Este es el preciso momento, amigo lector de reconocer que debemos adaptarnos,, a ser paciente y más tolerantes.
Es innegable que existe un miedo causado por los problemas actuales. Existe, una sobresaturación de información, de opiniones, de expertos y no sobre esta materia, que hace a las personas crearse pre ideas que les causa pavor, miedo, angustia.
La verdad, es que nadie vislumbra siquiera cuándo va a terminar todo esto. Cada uno opina y le pone etapas, con pasos algunos catastróficos .Ello crea inestabilidad, inseguridad e impotencia.
El autor leído, a continuación señala una verdad incuestionable, al decir que la “ historia enseña que los desastres dejan más de lo que había. Si uno era ansioso antes, hoy es más. Si era enojón, el carácter probablemente se le empeoró, estas cuestiones, afectan la percepción que cada uno tiene de si mismo y la forma cómo reacciona ante los demás.
Para poder sobrevivir y encontrarle sentido a la nueva realidad, hay que entender y validar los sentimientos personales primero, antes de tratar de comprender a alguien más.”.
Es así como más de alguno se pregunta si esta pandemia será como un desastre que va a destruir su vida y esa preocupación al final se convierte en una exageración excesiva, por lo cual busca protegerse. Sin embargo el miedo le hace escuchar todas las noticias al respecto, donde los canales compiten en informar principalmente sobre las cantidades de enfermos y fallecidos, lo que aumenta los pensamientos de amenazas y de peligro.
Pocos sienten la necesidad de preservar el orden y la calma. Pocos también buscan la continuidad en sus nuevas rutinas, menos la adaptación y una mayor flexibilidad.
Cunde en muchos la irritabilidad, la tristeza, la preocupación, que en el fondo es una forma de expresión que ayuda a buscar la manera de cuidarse, protegerse del inminente peligro y por ende exponerse menos.
Para ello el autor leído y creo que no está equivocado de acuerdo a nuestra propia experiencia es que lo primero que habrá que hacer es cuidar la relación con uno mismo. Cuando uno reconoce y valida sus sentimientos, se deja de pelear con el mundo y le es mucho más fácil adaptarse e las nuevas condiciones, volviéndose así más dócil, tolerante y adaptable a lo que le llega.
Por otra parte se hace necesario respetar el sentir de las otras personas con las que estás viviendo. Encontrar el espacio privado para no invadir el área de los otras personas con quien convives, buscando al mismo tiempo momentos de intimidad, tiempo para tener conversaciones profundas e instantes para reir las que son tan necesarias ahora y siempre, además son gratificantes.
Pero, por sobre todo, personalmente creo que no hay que engancharse, rehuir de los miedos o angustias de otros. Ser más paciente y además recordar que estamos pasando por una situación difícil e incierta, por lo que tendremos que armarnos de paciencia, para sobre llevar esta cuarentena sin angustia y confiando que pronto todo pasará y volveremos a recobrar tantas instancias, por ahora suspendidas en el tiempo por las tristes circunstancias por las que el mundo entero está viviendo.



René Ant. Recabarren Castillo
Prensa El Heraldo | Imprimir | 256
Publicidad 21