sábado 23 de marzo del 2019
Dolar $665,12 | Euro $754,70 | Uf $27.565,76 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 14-03-2019
Los desafíos del gobernador regional
Estamos a sólo 18 meses de la elección directa de las nuevas máximas autoridades de las regiones de Chile, los Gobernadores Regionales, y por ello es necesario resaltar los atributos que deberá tener quien detente ese cargo, el que marcará un hito en la historia del país.
Sin duda que se iniciará un proceso nuevo liderado por esa autoridad, la que será independiente del nivel central, sino que deberá responder a sus electores, destacando que se exige un mínimo de 40% de los votos para su elección. .
Las regiones están de acuerdo con la reforma que posibilita este cambio, pues las regiones tienen claro que cualquier avance en descentralización es positivo. La reforma constitucional estableció la elección popular de los gobernadores regionales, como órgano ejecutivo de la gestión regional y se les dió ciertas atribuciones que hoy ejercen los intendentes , figura que desaparece, y otras que deberá compartir con el representante nombrado por el poder Ejecutivo, los delegados regionales y provinciales.
Pensando en concreto sobre los desafíos de estos gobernadores, hay que señalar que conforme la ley 21.073, ellos tendrán a su cargo ,entre otras, la formulación de políticas de desarrollo, así como de las políticas que las aterrizan o bajan al terreno concreto, además del presupuesto regional. También deberán supervisar y coordinar los servicios públicos que se relacionan con el Gobierno regional.
Serán etapas claves, para conciliar el desarrollo que la región desee, con las prioridades que el nivel central establezca, mirando que la inversión pública sea coherente con la unidad nacional.
Estimo será clave establecer, de verdad, un Plan de Desarrollo Estratégico de cada región, que supere los esfuerzos que gremios el sector privado hacen periódicamente en este sentido, y debe ser el sector público, con la nueva autoridad, y coordinado con los delegados, el nivel central, y las distintas fuerzas regionales los que fijen las prioridades a que apunte la inversión pública y privada por algunos años.
Ejercer este cargo no será nada fácil, requiere una muy buena coordinación al nivel central, regional y también comunal, con la capacidad de fomentar la articulación público- privada teniendo como base ese “proyecto regional” que interprete, convoque los intereses, necesidades y aspiraciones locales. También deberán mantenerse las políticas y planes existentes de desarrollo, y evitar que todo cambie con cada nueva autoridad que asuma.
Por ello los partidos políticos tiene hoy una importante tarea, poner sus mejores cartas para esta labor, la que no será sencilla. Por ello deben poner en marcha la campaña para elegir al mejor que será el primer encargado en esta función tan relevante para el futuro de la región.
También por el gobernador deberá convivir con los delegados presidenciales regionales que ejercen las labores de gobierno interior en cada región, y supervisan la labor de los servicios públicos. Allí se verá quien ejercerá el “mando “ en la región, por ahora deberán hacerlo de manera conjunta.
Se dice que el gobernador tendrá menores responsabilidades y atribuciones que el delegado presidencial, y se les compara con los Consejeros regionales, electos popularmente, pero que no tienen las atribuciones para ser incidentes en las asignaciones de los recursos de nivel local.

(Robert Morrison Munro
Facultad de Derecho, Universidad Autónoma de Chile)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 206
Publicidad 13
Publicidad 27