lunes 19 de octubre del 2020
Dolar $801,91 | Euro $938,35 | Uf $28.766,38 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 24-09-2020
Monitoreo del gasto público
Publicidad 2

Realmente felicito a la Dirección de Presupuestos (DIPRES) y a la Subsecretaria de Evaluación Social (SES) por el monitoreo y seguimiento de 687 programas de la oferta pública. Este logro merece un amplio reconocimiento pues hay un genuino esfuerzo de coordinación de ambas entidades públicas. Es un verdadero logro ya que por restricciones operativas y por costumbre -el Estado funciona en silos-, compartir información y utilizar criterios comunes es una excepción y no la regla.
El monitoreo sirve esencialmente para dos cosas. Por un lado, contribuye a una rendición de cuentas a la ciudadanía. Cerca de un 25% de los programas no tienen criterios de focalización adecuados, por lo que no hay certeza si están llegando a quienes debieran. Casi la mitad de los programas tienen una cobertura adecuada de sus beneficiarios potenciales, pero hay una proporción importante con baja cobertura, otros con sobre cobertura y una proporción no despreciable de programas en los que ni siquiera se sabe el nivel de cobertura.
Por otra parte, el monitoreo favorece el aprendizaje y la mejora del desempeño, así como una más adecuada toma de decisiones sobre los pasos a seguir, que en algunos casos puede ser la mejora de diversos aspectos, el rediseño o bien reasignación de los recursos públicos. Alrededor de 100 programas pasaron a revisión de su diseño y resultados esperados, a partir del monitoreo efectuado.
Sin perjuicio de estos importantes avances, obviamente hay mucho que mejorar en la calidad del gasto público. En marzo pasado, desde el Centro de Políticas Públicas UC formulamos algunas propuestas en este sentido. En menos de una década, la oferta de programas públicos ha crecido en más de un 40%, ¿se necesita realmente esa cantidad de programas?, ¿hay duplicaciones o traslapes de objetivos y/o beneficiarios entre estos? En esta línea se propuso ordenar la estructura de clasificación de las acciones gubernamentales, agrupando programas que apuntan a propósitos comunes. Es necesario que hablemos un solo lenguaje entre productos estratégicos, programas públicos y asignaciones presupuestarias.
Hoy más que nunca, el monitoreo y evaluación del gasto público es fundamental. Estamos en un periodo de mayores demandas sociales, emergencia sanitaria y menor crecimiento, por lo que debemos responder con mayor ahínco a un objetivo de transparencia con los contribuyentes y al propósito de efectividad y equidad para los cuales fueron formulados los programas públicos.


(Ignacio Irarrázaval
Centro de Políticas Públicas UC.)

Prensa El Heraldo | Imprimir | 237
Publicidad 21