viernes 22 de junio del 2018
Dolar $639,03 | Euro $739,96 | Uf $27.134,37 | Utm $47.538,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Cultura 15-02-2018
Nazareth González: La realizadora Linarense que rescata la tradición y reivindica nuestra identidad maulina
María Nazareth González Albornoz, es linarense, tiene 28 años, y es estudiante egresada de comunicación audiovisual digital en el Instituto Santo Tomás en Talca. Hace algunas semanas apreció en los medios de comunicación tras haber ganado en la categoría Documental Amateur de la 3ª edición del Festival de Cine de San José de Maipo, realizado en enero. Su trabajo “De un Árbol Caído no solo se Hace Leña”, se imponía por segunda vez en un certamen cinematográfico. Sobre este trabajo, sus logros y su visión sobre el Maule y sus tradiciones, fue de lo que conversó con Diario El Heraldo.
El camino para encontrar el documental
La joven con voz dulce y calma cuenta que al egresar y plantearse su proyecto de título, le da vueltas a la importancia de hacer algo con que las personas se sintieran identificadas, “Algo que tuviera que ver con la identidad de la región. En ese momento yo realizaba mi práctica en canal 30 de San Javier y comencé a investigar sobre esa localidad… yo quería que fuera algo novedoso, tanto para las personas a nivel local como nacional”, cuenta. Fue así como llegó a Nirivilo, en la costa maulina y conoce al escultor Alejandro Cáceres, más conocido como “Alejandro Nirivilo”. “Me llamó la atención el lugar que es zona típica, a mí me pareció que su trabajo era majestuoso y yo no lo conocía (siendo de la misma región), entonces se me ocurrió hacer un piloto de un programa cultural que contemplaba 12 capítulos”.
Este piloto habla sobre este personaje y el contexto local en que desarrolla su trabajo “No quería enfocarme sólo en él, sino también resaltar la localidad”, comenta, pese a que algunos realizadores y maestros le recomendaron no hacerlo así. Su idea era reivindicar la identidad y contribuir desde esta vereda al turismo local. Ahora se siente feliz de su decisión. María N. cuenta que cuando llegó al lugar quedó asombrada, “fue como volver al pasado, es un pueblito muy bonito, declarado zona típica, tiene una iglesia que es patrimonio cultural y también al lado está la casa de la familia Riquelme Mesa, de la mamá de Bernardo O´higgins”, recuerda.
En Nirivilo encontró mucho material para contar, además comenzó a conocer más en profundidad la realidad de los habitantes. Le llamó la atención que el escultor le hablara del problema que sentía sobre la plantación de pinos, “él me contó que este árbol perjudicaba la tierra y con eso muchos campesinos estaban emigrando. Lo que representaba una pérdida de identidad, de tradición… la gente no sabe de qué vivir”, explica.
Sobre el Escultor
Alejandro Cáceres es un artista autodidacta, nunca fue al colegio, “porque eso le coartaba la creatividad” según sus propias palabras. Eso sí se fue al extranjero a aprender. En Italia y otras grandes cunas del artes se dio cuenta que el trabajo de artistas chilenos no tiene nada que envidiarle.
El artista hace obras para él y para vender y está muy conectado con las maderas. También trabaja en construcción, “tiene como 10 casas, todas redondas de puertas y ventanas ovaladas, hechas de barro con astillas de madera y todo el piso es de cuarzo” comenta la realizadora. Según explica el artista quiere que sus trabajos se reintegren a la naturaleza cuando él ya no esté, no como pasa con el cemento.
Entonces M. Nazareth vio valor en todo esto que estaba presenciando frente a sus ojos. Quería hacer el rescate de un patrimonio vivo. “La región del Maule tiene una alta tasa de ruralidad, lo que es atractivo para el turismo”, comenta. Por eso reflexiona sobre el rol social que debiese aportar, siente que muchas veces uno no valora lo que tiene, y deben venir canales de afuera a mostrarnos lo que no somos capaces de ver.
Alejandro Nirivilo en su página web muestra sus trabajos y cuenta quien es él: “Soy un campesino que hace arte, mi vida en el campo y haber nacido en una familia campesina marcó mi vida, desde niño tuve la fortuna de criarme en la naturaleza contemplando y explorando sus elementos, es así como partí jugando y moldeando barro, luego cuero, hasta que en el año 80 me encontré con la madera, hasta hoy es mi entrañable compañera porque a través de ella logro transmitir vida , calidez y profundidad… Hoy en la plenitud de mi madurez, comparto con ustedes el mundo que hemos construido con mi familia; en donde la simpleza, el arte y la natura, nos evidencian que se puede vivir de otra forma, en estos tiempos frenéticos donde ya muchos buscan cambios y evolucionar al espíritu y a lo trascendente”.
El proyecto sale a la luz
Para llevar a cabo este proyecto Nazareth destinó 4 meses de pre producción, en la producción (rodaje) fueron 3 días, y en la post producción (juntar imágenes, editar, ponerle audio, música) 3 meses. Presentó la defensa de título el 13 de septiembre de 2017 y luego el director de la escuela la invitó al Festival que realiza la casa de estudios y en la que participan todas las escuelas de Comunicación Audiovisual del Instituto. Allí ganó en la categoría “Mejor dirección de fotografía” y comenta “Ese fue el primer premio que recibí, fue muy gratificante porque fueron hartos meses de trabajo, en el cual estuvo mi familia involucrada también, es bonito que lo valoren”. Después de eso aparece la oportunidad de participar en la 3ª edición del Festival de Cine de San José de Maipo realizado durante el mes de enero. Para su sorpresa y cuando no se lo esperaba fue nombrada como ganadora en la categoría “Mejor documental”, allí sube al escenario y por primera vez ve su trabajo en pantalla grande. Ahí sí que se emocionó, la directora del festival la felicitó, el jurado también y hasta la parlamentaria Pamela Jiles tuvo palabras de alago para la joven linarense. Cuenta que en ese momento su trabajo tuvo muy buena aceptación. Para ella el mostrar una parte de nuestra región le dio otro valor.
Ahora este documental fue postulado al Festival de Málaga en España y su objetivo es vender el proyecto a un canal de tv. “Lo que me gustaría es que llegara a nivel nacional y a cada rincón del Maule”, afirma la realizadora.
Ahora la artista, quien soñó con ser periodista, busca continuar por la región en búsqueda del rescate de nuestra identidad como maulinos, y allí apunta el trabajo que quiere realizar. “Me gustaría hacer una serie documental de la región, dedicarme a la investigación, al periodismo, al turismo”.
También se da un tiempo para reflexionar sobre el cine chileno y comenta que si bien cuando niña no le gustaba para nada, ahora después de haber estudiado la carrera reconoce una enorme evolución en el género y valora el increíble trabajo que se está desarrollando. Eso sí, lamenta que la ciudadanía no siempre tenga acceso a estos bienes culturales “Hay muchas realizaciones chilenas muy buenas que uno no conoce, los grandes cines llevan lo comercial y las realizaciones independientes no tienen mucha cabida”.




Prensa El Heraldo | Imprimir | 483
Publicidad 13
Publicidad 15