jueves 23 de noviembre del 2017
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Opinión 15-07-2017
Nuestra controvertida autoridad moral
Hablar de los valores morales personales y de los valores éticos de nuestra conducta social, al parecer molesta y hay sectores de la sociedad que eluden estos temas y cuando las críticas llegan a fondo, prefieren la política del empate, criticando los errores o delitos similares cometidos por quien o quienes las hacen.
Analicemos algunos ejemplos de críticas a la calidad y autoridad moral de algunos personajes y organismos de nuestro país:
1.- Cristian Warnken se refirió a la crisis ética en Chile (El Mostrador, 8 de julio de 2017).
Me sorprende cómo amigos de la derecha que saben que Piñera no es un santo de altar, pero que votará por él, porque es un mal menor y es el único de salvar a Chile”
El ex conductor de “La belleza del pensar” agregó que no sería raro que, si Piñera gana, tuviera que enfrentar cuestionamientos que llevarían al país a una crisis política sin precedentes.
Magdalena Piñera E. y Magdalena Piñera M., se preguntan ante la opinión del comunicador.
¿Quién fija el estándar ético en Chile?
¿Cristián Warnken?
El aludido respondió que lamentablemente, tras el resultado en las primarias “Parece que el estándar ético para un sector importante del país lo fija Piñera”
Warnken cree que Piñera no es el estadista que Chile necesita para superar esta crisis moral
“Imagínense que se abra juicio vinculado a los negociados y platas de Piñera” concluyó el escritor dirigiéndose a la hermana e hija del ex mandatario.
2.- La sentencia de la Justicia Chilena sobre el denominado “Caso Riggs”, decidió absorber a 6 oficiales en retiro por el delito de malversación de caudales públicos y ordenó devolver a los herederos de Pinochet 24 bienes inmuebles y liberar cerca de 5 millones de dólares de depósitos en cuentas bancarias.
Aún, cuando la corte admite que aquellos bienes fueron obtenidos de forma “ilícita”, afirma que no es posible mantener el embargo por haber fallecido el responsable del delito, es decir, el mismísimo dictador. En el caso de los oficiales cómplices de Pinochet, el tribunal levantó las condenas al considerar prescripción del delito. Otro consenso de la justicia chilena para impedir el juicio y castigo de Augusto Pinochet (El Ciudadano, 10 de julio de 2017).
3.- La iglesia católica, que podríamos señalarla como rectora de la moral en Chile, ha sido severamente acusada u cuestionada, por delitos de pedofilia y pederastias de algunos de sus sacerdotes.
4.- Una de las instituciones más respetadas y confiables por el pueblo chileno es el Cuerpo de Carabineros, quien está envuelta en un enorme desfalco de fondos institucionales por varios de sus miembros y que aún no sabemos los alcances y las penas que se aplicarás a ellos.
5.- Recuerdo que hace un tiempo atrás un ex mandatario aseveraba que en Chile las instituciones funcionaban. En un corto recuento de los acontecimientos de corrupción en estos últimos años nos encontramos no sólo corrupción en las instituciones del estado, sino también en las instituciones empresariales y políticas de nuestros país, que nos hacen tomar conciencia que Chile en general es un país corrupto desde que reventaron los casos: Penta, Caval, SQM, Karadima, Sernapesca, colusión de las farmacias, del papel confort, Milicogate, la Cutufa, los negocios piramidales, los casos Mirages en la Fuerza Aérea, tanques Leopard en el Ejército y fragatas en la Armada, los Pinocheques, las platas ocultas de Pinochet en el banco Riggs, el perdonazo del SII por 112 millones de dólares a Johnson, Mop Gate, Inverlink, la estafa de las bajas pensiones de parte de las AFP, las ganancias millonarias de las Isapres, la sobre oferta de carreras universitarias no acreditadas de parte de universidades privadas que provocan el endeudamiento y frustración de miles de jóvenes y familias chilenas, la ANFP de Sergio Jadue que produjo el descalabro económico y desorden en el fútbol profesional chileno, y tantos otros delitos que ya casi es imposible tener en cuentas los casos de sobornos, cohechos, fraudes, elusión y evasión de impuestos; sin embargo, si analizamos nuestra historia no contada en los libros, la corrupción ha estado siempre presente en nuestra patria.
6.- En la política nos encontramos con la emisión de boletas ideológicamente falsas por varios de ellos para financiar sus campañas políticas, para recibir dinero de parte de empresas privadas y que ahora están enfrentando juicios de desafuero para ser juzgados por los Tribunales de Justicia.
7.- Teresa Marinovic, Licenciada en Filosofía, La nueva y creativa forma de robar, nos comenta: “Cada vez que en el Estado se produce un abuso, es con plata de otros, porque el estado, ya lo sabemos, no tiene recursos propios, vive y se sostiene con la plata de los chilenos comunes y corrientes, plata por ejemplo, que usted paga cada vez que recibe o da una boleta.
Cuando el Director del SII decide sancionar, por tanto a unos de una manera y a otros de otra manera, roba, se apropia de un poder que tiene para unos fines, el de recaudar impuestos conforme a lo que dispone la ley y lo usa para objetivos distintos, objetivos personales, políticos, no se sabe.
Robó, en realidad, Javiera Blanco, cuando para aumentar pensiones de algunos funcionarios que eran amigos suyos o con los que tenía alguna deuda, como en el caso de Miriam Olate, creando normas que permitan saltarse la carrera funcionaria para obtener pensiones millonarias.
Roban todas las autoridades políticas cuando un funcionario público es sancionado por la contraloría y lo mandan a un servicio distinto, se apropian de algo que no es suyo, etc., etc., etc.”
8.- Pero, donde la crisis moral es cruel y perversa es lo que ha sucedido y está sucediendo en el SENAME, con la muerte de más de mil niños en los últimos años y violaciones sistemáticas sexuales y de los derechos fundamentales de los niños más vulnerables del país y que paradojalmente estaban o están bajo la protección del Estado y vemos pasmados la discusión en algunos sectores políticos culpándose unos a otros de estas muertes o que, en cual gobierno murieron más niños y sacar dividendos políticos de esta tragedia nacional.
Entonces nos cabe una pregunta ¿Dónde reside la autoridad moral del País?
La autoridad moral de este país no está en aquellos que la trasgreden como se señala en este artículo, está en Ud., mi querido lector, Ud., que silenciosamente y responsablemente cumple con sus obligaciones y ejerce sus derechos ciudadanos y que en estas próximas elecciones de autoridades políticas debe cumplir con su deber de elegir a aquellos moralmente competente, y que no carguen un prontuario que después nos lleve a agravar aún más la crisis moral en que estamos sumidos.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 456
Publicidad 13
Publicidad 15