jueves 22 de octubre del 2020
Dolar $786,66 | Euro $930,96 | Uf $28.783,03 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Social 16-10-2020
Nutricionistas llaman a retomar consumo de comidas saludables tradicionales
Publicidad 2

Naturales, frescos o con poco procesamiento deben ser los alimentos que consumimos diariamente.

Resaltar y poner en valor el consumo de productos naturales y de alto valor nutricional, fue el objetivo de la charla online “Reconociendo la calidad de los alimentos frescos y mínimamente procesados”, organizada por la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Talca.

En la actividad participó Nataly Gutiérrez, nutricionista, magíster en Salud Pública, presidenta de la Fundación Ruta Saludable y consultora de la Confederación de Ferias Libres. La profesional presentó el tema “Promoción de alimentos saludables y rescate de la cocina tradicional en escasez financiera”, donde destacó la opción de las ferias libres para abastecerse de productos de calidad.

“El tema de la alimentación está muy manoseado, por lo tanto, empezamos a usar el término ‘alimentación real’. Las ferias libres son el principal bastión para fomentar la alimentación real. En 2017 creamos Ruta Saludable con el objetivo de promover la alimentación natural a bajo costo entre personas socio vulnerables. Ahora, además, se ha dado que hay muchos extranjeros que trabajo informal en las ferias, presentando sus comidas tradicionales al público”, explicó Gutiérrez.

En tanto, la directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UTalca, Mónica Jiménez, señaló que “queremos que las nuevas generaciones y futuras madres, jefes de familia y encargadas de la alimentación familiar, reconozcan el valor de alimentarse con productos frescos, sin mayor procesamiento, que no hayan sido sometidos a prolongados ni invasivos métodos de conservación, y cocinarlos de manera que mantengan las propiedades nutritivas”.

Jiménez además subrayó que la meta es “el rescate de la cocina, comidas y bebidas caseras, aquella que preparaban las abuelas, madres, tías, con la producción de la huerta, de los árboles frutales, del gallinero o corral, del mar. Son menos de media docena los alimentos procesados que tenemos que consumir: aceites, harinas de cereales y azúcar. Podemos conservar los alimentos de forma artesanal: deshidratado al sol, curado con sal, conservas en sal, azúcar o aceite envasadas en vidrio. Son privilegiados los habitantes de las provincias poco urbanizadas al tener mayor acceso y disponibilidad de alimentos frescos para el consumo familiar”.


Prensa El Heraldo | Imprimir | 267
Publicidad 21