miércoles 19 de diciembre del 2018
Dolar $685,13 | Euro $777,58 | Uf $27.565,79 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 11-05-2017
Por Francisco de la Mata Linares, en su honor, con su apellido distintivo se designó a esta ciudad
En el mes Aniversario 223 de Linares:

• Desempeñó el cargo de Intendente de Concepción entre 1788 a 1796. Fundó Linares, Parral, Constitución y Chanco. Impulsó la educación y efectuó el Parlamento de Negrete con los aborígenes de la Araucanía. Alcanzó el alto grado de Mariscal de Campo.
El Militar y alto funcionario de la Corona de España Francisco de la Mata Linares, Gobernador – Intendente de Concepción, entre 1788 (nombramiento extendido por el Rey) hasta 1796 (se traslada al Perú como Gobernador del Callao) pertenecía a una familia de hidalgos o nobles españoles, por sus apellidos De la Mata y Linares, de la jurisdicción de San Vicente de la Barquera, de las Montañas de Santander.
El Historiador sanjavierino Jorge Valladares Campos, lo caracteriza, “a fuer de ser un excelente funcionario de la Corona de España en estas latitudes, y dotado, por su preparación militar y humanista, de un espíritu público abierto a todas las manifestaciones de la vida humana, tuvo en estas fundaciones (Villas) una destacada participación, y colaboró con entusiasmo con la primera autoridad del Reino para llevar a cabo, con éxito, estos justos anhelos comunitarios.”
Origen del nombre de Linares
Por su entusiasmo el Gobernador Ambrosio O”Higgins, determinó poner a la Villa de la Isla del Maule, el apellido del Intendente de Concepción, lo cual le comunica por oficio el 22 de mayo de 1794 su decisión en los siguientes términos: “solo he alterado en aquel proyecto el nombre que se solicitó imponerle de San Ambrosio de Vallenar, sustituyendo en su lugar por el de Villa de Linares. Para esta novedad no he tenido otro impulso que el deseo de dejar para la posteridad esta memoria de US. y su noble casa en esta remota parte del globo” (Miguel Ferrada Ibáñez, Historia de Linares, Tomo 1°, Págs. 184 – 185).
Por su parte el Intendente, halagado por tan honrosa distinción, le agradeció su deferencia, en carta de 9 de junio del mismo año. El Decreto de fundación de esta Villa fue dictado el 23 de mayo de 1794, Día Aniversario de esta ciudad que cumple 223 años.
En su Prólogo, escrito por Manuel Fco. Mesa Seco, dice: “que en el caso del Coronel don Francisco de la Mata Linares… no existe ninguna relación con Linares de Jaén, en Andalucía, como algunos han sostenido, ya que los Mata Linares proceden de las Montañas de Santander, en Castilla la Vieja.”
El Militar y Funcionario
Nació en Valladolid el 17 de agosto de 1743, siendo el segundo entre sus nueve hermanos. Fue bautizado con los nombres de “Francisco de Paula Paulo Joaquín Benito”.
Sus padres fueron Francisco Manuel de la Mata Linares, connotado jurista y alto funcionario de la Corona, quien desempeñó diversos cargos de responsabilidad y honoríficos, y la distinguida dama Ana Jacoba Tomasa Vásquez Dávila y Arce, propietaria de numerosos bienes. Contrajeron nupcias en la Villa de Tordesillas en 1740, la que sobrevivió a su esposo y vio los ascensos de sus hijos en diferentes cargos de responsabilidad nombrados por el Rey, siguiendo la trayectoria humanista de su progenitor, salvo Francisco “quien tuvo una inequívoca predisposición por la carrera de las armas”.
En cuanto a los apellidos se estilaba, según esta obra, que “el varón, por derecho propio de su casta, aportó el primero (De la Mata) y la dama, dio a su vez, a su descendencia, no el apellido de su casta, sino el nombre del señorío que había recibido de sus mayores, del lugar de Linares…”
Sus primeros estudios humanísticos los realizó en su ciudad natal; para iniciar su formación castrense en el Alcázar de Toledo, logrando su primer grado militar de Teniente en el Ejército Real, en 1758 entre los 15 ó 17 años de edad; en 1762 es ascendido a Capitán en Lombardía y en 1770 es Sargento Mayor del Regimiento de Infantería del Príncipe. Entre 1774 ó 1775 alcanza el grado de Coronel que ostenta por 11 años y en 1787 llega a Chile con dicho grado.
Hizo la campaña de Portugal, sitió a Almeyda y tuvo una expedición a Argel, además de otras destinaciones dentro del Ejército en España. Estudió Matemáticas en la Academia de Oran y en la Escuela Militar de Avila. En 1791 (estando en Concepción) fue ascendido al grado de Brigadier del Ejército Real. En 1795 obtuvo el cargo de Mariscal de Campo, pasando junto con Ambrosio O”Higgins al Perú, designado Virrey y él como Gobernador del Callao en 1797.
En 1799, poco antes del ocaso del Virrey O”Higgins, fue Inspector General de las Tropas del Perú, efectuando un examen de su estado, especialmente las establecidas a lo largo de las costas peruanas.
Por los méritos de su padre y de sus hermanos de la Mata Linares, como por la nobleza de su madre, la monarquía española los premió por sus servicios, incorporándolos a las Ordenes Nobiliarias. Así fue como Francisco fue incorporado a la Orden de los Caballeros de Calatrava.
Labor como Intendente
El Intendente impulsó acciones y obras propias de su personalidad emprendedora, llegando a la bahía de Penco un 28 de abril de 1789, entregándole el cargo el Abogado Juan Martínez de Rozas, quien lo desempeñaba en forma interina.
Entre sus prerrogativas fue Comandante del Regimiento de Dragones de la Frontera, la organización más importante de la Frontera y cuya finalidad era defender a Concepción de las “acechanzas de las tribus indígenas” y en lo civil lo relacionado con las Jefaturas de diversas instituciones creadas en la Colonia.
Organizó el Parlamento de Negrete, con gran asistencia de caciques de la Araucanía; creó el nuevo partido de La Laja, con capital la ciudad de Santa María de los Angeles; empedró calles en Concepción; fundó un Hospital para Mujeres, cuando la peste asoló el país y tuvo un especial empeño en las fundaciones de las Villas de Linares, Parral, Nueva Bilbao o Constitución y San Ambrosio de Chanco.
Se preocupó de la Educación y según dicho Historiador, visitaba asiduamente las Escuelas de Primeras Letras, para conocer el avance de los alumnos, premiando con útiles escolares a quienes se destacaban en sus estudios.
Su fallecimiento
Don Ambrosio O”Higgins, al perder su alto cargo por las ideas libertarias de su hijo Bernardo, falleció en Perú al poco tiempo de dejarlo en 1800. Su amigo y confidente el Mariscal de Campo de la Mata Linares, también falleció en Perú, “con muy poca diferencia de tiempo, dato que no hemos podido conocer” (su edad estaba entre los 58 a 60 años).
Este Historiador en su parte final, entrega un dato desconocido sobre la “existencia de dos hijos nacidos con una señora de apellido Arias…infantes bautizados en la Catedral de Concepción y tenían por nombres Francisco y Rafael. Del primero nada sabemos; en cambio del segundo, ingreso en 1805 como Cadete del Cuerpo de Dragones de la Frontera, se trasladó a Santiago y aquí casó, dejando una nutrida prole en la Capital de Chile.”
N. del A. Monografía “El Coronel don Francisco de la Mata Linares.- Gobernador – Intendente de Concepción”, escrita por el Historiador y Conservador del Museo de Linares Jorge Valladares Campos (1982), con auspicio de la Municipalidad de Linares y su Depto. de Educación. Su prólogo es del Abogado y Escritor Manuel Fco. Mesa Seco. Su Columna publicada en “El Heraldo” (2015) sobre esta personalidad.
Por Raúl Balboa Ibáñez (Foto)
Leyenda de foto:
Monolito en homenaje a sus fundadores, erigido en la Plaza de Armas en el aniversario 150 de la ciudad (1944). En uno de sus cantos está la efigie de Francisco de la Mata Linares, con cuyo apellido ella lleva su nombre (Foto de Manuel Troncoso Ibáñez).



Prensa El Heraldo | Imprimir | 1052
Publicidad 13
Publicidad 19