lunes 30 de marzo del 2020
Dolar $836,05 | Euro $922,69 | Uf $28.590,10 | Utm $50.021,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Editorial 30-01-2020
Protección de humedales
Un respaldo unánime de la Sala tuvo el proyecto en primer trámite proyecto que protege humedales y evitará actividades sonoras, lumínicas y fumígenas en estos ecosistemas. Con 21 votos a favor, los congresistas coincidieron en la necesidad de conservar estos ecosistemas que se ven afectados por una serie de factores externos, entre ellos, el uso de fuegos artificiales.

Todos valoraron este cambio a la ley de control de armas considerando la importancia de cuidar la flora y fauna que se instala en los humedales y zonas cercanas. Asimismo recordaron la realidad de las regiones a las que representan, muchas de las cuales se ven afectadas por la percusión de cartuchos de pólvora y químicos varios cada vez que se realizan celebraciones municipales o con ocasión de las fiestas de fin de año.


La norma tiene por objeto proteger la fauna existente en sectores costeros reconocidos como humedales, de los efectos nocivos de la realización de eventos en los que se utiliza pirotecnia, los que por su alta contaminación acústica provocan un estrés en los mamíferos en peligro de extinción que en ellos se encuentran, pero principalmente en la diversidad de aves migratorias que nidifican en estos sectores, afectando su supervivencia.


En lo principal, el proyecto prohíbe la utilización de toda sustancia o mezcla de sustancias no detonantes, destinadas a producir un efecto luminoso, sonoro, gaseoso o fumígeno o luces de diferentes colores con propósitos de entretención, en humedales, sean urbanos o rurales, existentes en terrenos públicos o particulares, y que hayan sido colocados bajo protección oficial, por la presencia de flora y fauna, especialmente de aves.
Para estos efectos, se entiende por humedales todas aquellas extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina, cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 290
Publicidad 1
Publicidad 52