jueves 02 de abril del 2020 | Santoral Sandra
Dolar $846,30 | Euro $932,56 | Uf $28.597,46 | Utm $50.021,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 26-02-2020
Roberto Rojas Aravena Recordando a mí Amigo. Linares, 21 Sep. 1937/ 30 Dic.2019.

La ciudad del silencio acoge la lentitud de nuestros pasos. Deseamos detener el tiempo y prolongar tu presencia a nuestro lado. El inclemente sol de diciembre no logra entibiar ni aliviar nuestra pena. Nada existe para atenuar el profundo sentir que nos contrae enlutando nuestro corazón.
La quietud de la tarde dormita en el follaje, su monotonía se adhiere a nuestro sentir. Las flores que nos rodean bajan sus parpados. Las avecillas callan sus charlas y emprenden vuelo. La soledad se interna en nuestro ser.
Cuando un gran amigo descansa la paz de los mortales, lo sentimos más cerca y a la vez todo es diferente, ya nada en nuestros días tendrá el mismo sentir.
Carta a mi amigo ROBER RED.-.
Rober, los amigos no mueren, los amigos no se van. Sólo te adelantaste a nosotros, diste el paso para ingresar al Oriente Eterno ante que los nuestros.
Los verdaderos amigos permanecen, su presencia existe, es otra forma de estar juntos impregnados en la coyuntura de la fugitiva existencia.
Las horas del ayer, el incierto hoy, el incognito mañana, todo ensamblado en una única breve estela cósmica de vida, mientras llega el momento de poner punto final al manuscrito de nuestra existencia. Al recordarte será por siempre tu presencia prolongada en quienes te apreciamos.
Por ahora, quedamos en espera de unirnos al misterio jamás revelado que llamamos El Infinito. Tema principal que especulamos en las inolvidables noches invernales en la tibieza de la amistad, sellada en brindis, preámbulo de nuestro incipiente filosofar, concluíamos que aquello que llamamos el Más Allá, está inserto a la simiente y germen del amor, cordón umbilical con tiempo regresivo, a más días, es igual a menos tiempo, para llegar a la cita ineludible, retornamos a la existente inexistencia que llamamos la Nada.
Roberto Rojas Aravena, viajero terrenal, el postrero día que despide año se trenzo a tus sueños. Dejaste imborrable huella, décadas de amistad en gratas horas de conversaciones sellaron nuestro recíproco afecto.
Compartimos bellas, emotivas y sanas noches de la bohemia provinciana juntos a nuestros apreciados amigos como el maestro linarense Víctor Zavala Yáñez; de los profesores Domingo Troncoso, de Longavì; de Germaìn Quiroz Gatica, de Panimávida , y tantos que nos dejaron para siempre su grata permanencia en nuestra frágil memoria. La Fraternidad fue un noble juramento de respeto y aprecio que guió nuestros pasos, sin jamás olvidar ni posponer nuestros deberes y amor a la familia.
Amigo inolvidable, tu lema favorito “Soy amigo de mis amigos” se ve aquí reflejado en quienes te acompañamos en este momento no para despedirte, al recordarte volverás a pasar por nuestro corazón.
Anticipaste tu viaje, tal vez ansioso de volver a tener en tus brazos a tu siempre amado e inolvidable hijo Robertito, reír con tus hermanos, tu familia y tantos más que se anticiparon.
A Nenita, tu siempre amada esposa, mi más sentido pésame, a la Peque, a tus hermanos, a la familia toda. Lamento que no exista en la creación el milagro que alivie este dolor que llevaran de por vida. Como amigo, desde el latir de mis sentimientos me adhiero a vuestro duelo.

Rober, estarás en el palpitante morse astral, en la brisa de cada amanecer, en el arrebol crepuscular conversarás con tus seres queridos, compartiendo nuestras reminiscencias.
¿ Red, te ganó la impaciencia de saber la respuesta a la eterna interrogante, de dónde venimos, quienes somos y hacia dónde vamos?... Espero tengas complacida tu curiosidad.
Con el deseo de volver a encontrarnos en otra nebulosa, en otra dimensión, en el limbo, bueno, donde sea, allí armaremos un alegre gran desorden como en nuestros buenos tiempos. ¿O.K.?
Un Fraterno triple abrazo…
Por siempre, tu amigo…Oscar Mellado Norambuena.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 621
Publicidad 1
Publicidad 52