miércoles 18 de septiembre del 2019
Dolar $709,81 | Euro $780,61 | Uf $28.024,26 | Utm $49.131,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 06-09-2019
Rosas para no olvidar y un libro para recordar
Aunque setiembre comenzó a caminar con sus pies demasiado helados, se deja sentir ese aire de primavera acomodado sutilmente entre la claridad del cielo azul, el amanecer endulzado de trinos, y el múltiple colorido de las flores que bailan el vals del viento frío, matizando el vaivén de sus tonalidades de colores y aromas.
Y entre todas las flores, sobresale la rosa, cuya belleza se debe a su corta vida, a su ilimitada tersura y llamativos colores-
“Ha dicho que bailará conmigo si le llevo rosas rojas –- exclamaba desolado el joven estudiante—“
Así comienza el maravilloso relato de Oscar Wilde –El Ruiseñor y la rosa—donde ambos son protagonistas de uno de los más hermosos cuentos que he leído. Es un análisis de la vida misma donde imperan los bienes materiales sobre los dones y virtudes de toda criatura.
La rosa ha reinado en cuentos, poemas, prosas, etc. porque en su condición de flor es adecuada para destinarla a toda clase de homenajes..
“A la rosa, a esta rosa, a la única, a esta gallarda, abierta, adulta rosa, a su profundidad de terciopelo, al estallido de su seno rojo….” Así, Neruda, comienza a describirla . Aparece en nuestro sentir una rosa que de alguna parte salió a nuestro paso y quedó grabada en el recuerdo para siempre. Al culminar su efímera adultez su envergadura va deslizándose lentamente con la brisa.
“dejas caer un pétalo y con los otros continúas ardiendo hasta que se esparció todo el tesoro” (Neruda).
Últimamente me he encontrado con una alabanza a la rosa que deseo memorizar para no olvidarla, la escribió el Doctor Norambuena, que se destaca como Hijo Ilustre de Linares y lo merece plenamente. A través de la ventana descubrió una rosa, se emocionó con su belleza pero al darse cuenta que alguien la cortó de la mata lo considera un verdadero ultraje, las espinas no fueron capaz de custodiarla. Fue a parar a un florero de cristal. --“El salón sombrío dende la acurrucaron, no era su mundo. Sentía nostalgia de abejas y pajarillos, que siempre la invitaban a bailar. Era una trasplantada, una secuestrada, una prisionera, lejos de su suelo, de sus raíces, de su entorno de aromas y susurros”-- Es un poema que emociona “El secreto de la rosa”. Aparece en el libro recién editado, HIJOS ILUSTRES DE LINARES, Escrito por el excelente profesor don Manuel Quevedo M., quien con gran acuciosidad recopiló cada detalle de interés para el lector, de las personas que han sido declaradas como tales.
Nos impresionó la trayectoria del señor Aníbal León Bustos, con justa razón lleva su nombre la avenida de acceso a la ciudad. Reconozco que yo ignoraba todo lo que hizo este señor por el engrandecimiento de la provincia, de la comuna, del país mismo porque fue un ejemplar Ministro de Agricultura desprovisto de ambición y egoísmo, tan sólo le interesó seguir su vocación de servicio a la comunidad. Le debemos mucho. Basta con leer su biografía para tenerlo presente como un gran visionario y emprendedor personaje de nuestra historia.
También aparece en el libro nuestra destacada coterránea la señora Margot Loyola cuya trayectoria de investigación en el folklore y valioso aporte artístico no debe ser ignorado por las futuras generaciones.
Don Pedro Olmos, conocido y reconocido por sus innumerables creaciones. Me llamó la atención el saber que “El ballet de la remolacha” obra con la técnica del mosaico que está a la entrada de la IANSA, es de su autoría. Una maravilla que debe ser conservada dignamente.
Y así pasan por el libro todas las personas que han tenido el mérito o la fortuna de estar considerados Hijos Ilustres. Hay muchos que faltan, pienso que habrá tiempo para homenajearlos en vida.
Agradecemos todo el trabajo de investigación que realizó el señor Quevedo con gran responsabilidad e imparcialidad, Le debemos el saber un poco más de las personas que han tenido que ver con nuestro diario vivir. Nos ha entregado un documento entretenido, novedoso e ilustrativo lo que –en mi caso -- ha provocado una ávida lectura de principio a fin.
Para todos los que hicieron posible el lanzamiento del libro “Hijos Ilustres de Llinares”, nuestro sincero reconocimiento , porque en cada una de sus páginas encontramos información documentada y veraz sobre cada una de las personas que recibieron tal estímulo.
Para mí ha sido un honor haber sido invitada por nuestro Director Miguel Ángel Venegas,-- lo que agradezco sentidamente-- al desayuno aniversario del El Heraldo.
Fue enriquecedor conocer y departir con personas de las que sólo tenía referencia y que me causaron una gran admiración por su sencillez y cercanía.
Para todos y cada uno de los concurrentes al desayuno aniversario de EL Heraldo, una ETERNA ROSA de reconocimiento por su aporte al engrandecimiento de nuestra querida ciudad de Linares.

(Tily Vergara)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 323
Publicidad 1
Publicidad 38