sábado 18 de noviembre del 2017 | Santoral Elsa
Dolar $630,41 | Euro $742,27 | Uf $26.667,23 | Utm $46.692,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 11-11-2017
¿Sabía Ud. por qué es interesante el libro “El Kybalión”?
El texto en comento tiene su impresión en junio del 2003, aunque su procedencia data del siglo XIX. Se ignora su autoría. Serían personas denominadas “Tres iniciados” y su contenido estaría basado en antiquísimas enseñanzas herméticas. Éstas provendrían de Hermes Trismegisto (el elegido de los dioses) quien murió en el antiguo Egipto, que también se dice fue contemporáneo de Abraham.

Lo interesante es que este libro contiene una acabada enseñanza en 7 principios y que por su contenido encierra –aunque parezca contradictorio para algunos- mucha filosofía y metafísica, y sorprende en las argumentaciones, encontrar citas bíblicas que el lector podrá darle su propia relación.

Lo que se quiere es preservar estas enseñanzas, el conocimiento de la verdad y sus fundamentos últimos, las que tuvieron que ser transmitidas mediante simbologías, ya que no siempre la gente está capacitada para ellas; sabían de sobra cuán pocos hay en cada generación capaces de recibir la verdad o de reconocerla si se les presentara. Así se entiende entonces: “no deis a los perros las cosas santas, ni echéis vuestras perlas a los cerdos” Mt. 7,6; o “vino a los suyos y los suyos no le recibieron” Jn. 1, 10; o “muchos son los llamados, pocos los escogidos” Mt. 22,14.

También se afirma en el Kybalión que “los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender”. ¿No tendrá que ver esto también con “viendo no miran y oyendo no escuchan ni entienden” Mt.13,9-18.? El autor de las enseñanzas originales de la obra conocía entonces la locura que era intentar enseñar al mundo lo que éste no deseaba ni estaba preparado a recibir. El texto señala “el espíritu de persecución no ha muerto aún en la tierra. Hay ciertas enseñanzas hermenéuticas que, si se divulgaran, atraerían sobre ellas un griterío de odio y el desprecio de las multitudes que volverían a gritar de nuevo: ¡crucificadlo!...¡crucificadlo!”.

Lamentablemente, estas consideraciones del Kybalión tienen una realidad nefasta en nuestros tiempos; véase el conocimiento de la energía nuclear que en manos de un inepto puede llevar al aniquilamiento de la humanidad.

Ante de continuar quiero también hacer una reflexión sobre el número 7. En la biblia aparece citado –hasta donde he contado- 302 veces y parece ser un número simbólico de eternidad y/o perfección “no te digo yo hasta 7 veces, sino hasta 70 veces 7” Mt. 18,22. Pues bien, los principios del Kybalión son 7.

- El principio del mentalismo.
- El principio de correspondencia.
- El principio de vibración.
- El principio de polaridad.
- El principio del ritmo.
- El principio de causa y efecto.
- El principio de generación.

Cada uno de ellos tiene una acabada y bien fundamentada explicación y que por su profundidad, no se puede acabadamente exponer; sin embargo, vaya una pincelada de cada uno:

El primero explica –entre otras cosas- que todo el mundo fenomenal o del universo es una creación mental del Todo, en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; el segundo, que en la vida hay correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los estados del ser y de la vida, de ahí el axioma “como es arriba es abajo”; el tercero, es que todo está en movimiento, (ya lo afirmaba Thales de Mileto año 600 A.C.); el cuarto, que todo es dual y tiene dos polos, todo tiene su opuesto; el quinto, que todo se mueve como un péndulo, la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma medida que la su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación. El sexto es la causa y efecto en todo . Nada es al azar (también lo decía Aristóteles en el año 384 A.C.) y el séptimo, el de generación, que existe por doquier.

En el libro hay varios capítulos interesantes, como la transmutación mental, la paradoja divina, etc. Termina con uno en que se señalan los axiomas herméticos.

¡Libro interesante, sin duda!



¡Es mi palabra!

GASPAR DOYLE
Prensa El Heraldo | Imprimir | 317
Publicidad 13
Publicidad 15