domingo 16 de junio del 2019
Dolar $696,25 | Euro $785,48 | Uf $27.819,96 | Utm $48.741,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 25-05-2019
¿Sabía Ud. por qué es interesante el libro “El primer hombre. La vida de Neil A. Armstrong”, de James R. Hansen?
Esta tercera edición de esta historia de Armstrong, autorizada por él, es ciertamente un símbolo de la curiosidad insaciable de toda la humanidad por explorar lo desconocido. El objetivo a veces es claro, lo difícil es el cómo.

Contiene 6 capítulos, llevando cada uno de ellos, varios subtemas. Se describe la historia del personaje antes de su experiencia como astronauta. Posteriormente, toda la odisea espacial que significó llegar a la Luna, descender en ella, regresar sano y salvo a la Tierra y todo lo que le aconteció desde ese momento hasta su fallecimiento en el año 2012.

Aunque extenso (582 páginas), es ameno, atendido a que el lector podrá conocer a lo menos 36 curiosidades, 5 anécdotas y 6 cuestiones inéditas que aparte de dejar ilustrado sobre la materia, asombra conocer múltiples detalles desconocidos por el común de la gente. Enriquecen el texto 95 fotografías y datos como el lado oscuro de la Luna y mucho más.

Lo que ahora parece posible, en aquel tiempo, por muy planificado que todo fuera, quedaba siempre el espacio abierto a la contingencia y al imprevisto. De hecho había que tomar en cuenta las normas de despegue, la trayectoria y orientación, las comunicaciones, la activación de los motores, los acoplamientos, los sistemas eléctricos, el calor en el día en la Luna y una vasta gama de operaciones requeribles para el éxito. Ahí, señala, que aprendió el valor de la experiencia y la exactitud.

Es interesante conocer la personalidad de este primer viajero que posó sus pies en la Luna, sus logros y múltiples distinciones, su perspectiva de la vida antes y después de su inédito viaje. En algunas de sus reflexiones decía: “sólo la historia sabe cómo utilizaremos este conocimiento en los próximos siglos”. Otra reflexión, esta vez de Buzz (uno de sus compañeros de viaje), era: “Pensaba en lo absurdo que era que el planeta Tierra estuviera tan dividido política y culturalmente. Intelectualmente era consciente de que estaban librándose guerras, pero emocionalmente me era imposible entenderlo. Me venía una y otra vez a la mente la idea de que las guerras normalmente se libran por territorios o fronteras, desde el espacio las fronteras arbitrarias de la Tierra no se ven”.

Hay mucho que conocerá y admirará de Armstrong. Cuento aparte es lo que dice sobre el asunto de los “avistamientos de ovnis” que se ha comentado presenciaron, o que el viaje fue todo un montaje, o del por qué de su frase en la luna “buena suerte señor Gorsky”.


Hansen relata los éxitos y fracasos, los ensayos, las víctimas, los altos costos, el problema de la salud y otros más.

Finalmente, el contenido y la enseñanza de este libro, es un ejemplo para que jóvenes de todo el mundo trabajen duro para hacer realidad sus sueños, para que estén dispuestos a explorar, superar límites y para que sirvan altruistamente a una causa mayor.

¡Toda mi admiración a Neil Armstrong!



¡Es mi palabra!

GASPAR DOYLE
Prensa El Heraldo | Imprimir | 166
Publicidad 13
Publicidad 34