viernes 22 de noviembre del 2019
Dolar $797,17 | Euro $881,92 | Uf $28.154,94 | Utm $49.229,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 10-11-2019
¿Sabía Ud. por qué es interesante el libro “Quinientas preguntas y respuestas”, de Fiona Mcdonald y otros?
Al leer el título podría pensarse que su contenido es baladí, en tanto las respuestas a diversos temas se pueden encontrar fácilmente por internet. Sin embargo, ese no es el quid del asunto. Lo importante es encontrar la pregunta adecuada , oportuna y necesaria. Es fundamental la temática relativa a la pregunta, no hay que olvidar que la filosofía nació precisamente de ello, y las respuestas llevaron a la humanidad a la ciencia. Más aún, muchas respuestas a grandes interrogantes fueron proporcionadas por la religión, las artes, etc.

A través de la historia humana, por ejemplo, han inquietado responder tres grandes incógnitas: quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Se pueden agregar otras como, cuál es el sentido de la vida, cuál su finalidad, etc.

La obra está dividida en 10 capítulos que dicen relación con los romanos, los griegos, la naturaleza y otros. En 330 páginas y de una manera didáctica se presentan estas 500 preguntas y respuestas, breves y precisas lo que trae como resultado el no aburrirse con ellas en largas disertaciones, sino que se entregan en una síntesis que permite fácilmente comprenderlas. Sin duda, el que quiera seguir profundizando lo puede hacer en cada caso específico, pero la idea central está dada.

Además, puede señalarse que cada una de las respuestas está bellamente ilustrada con imágenes a color, atingentes a la época y que entregan por ello curiosidades muchas veces desconocidas, incluyendo en varias una novedad suplementaria que ilustra aún más al lector y, adicionalmente, se aprende historia.

Algunas interrogantes que son contestadas en el texto: ¿Pueden hundirse las montañas?, ¿Quién escribió la Gruta de Fingal?, ¿Qué animal de montaña tiene falda?, ¿Por qué era el calzado griego tan flexible?, ¿Qué bosques crecen en el mar?, etc.

Termina con un índice alfabético que permite cómodamente buscar y encontrar lo que es de interés para cada cual.

Buen libro.




¡Es mi palabra!

GASPAR DOYLE
Prensa El Heraldo | Imprimir | 345
Publicidad 1
Publicidad 43