domingo 15 de diciembre del 2019
Dolar $768,69 | Euro $854,29 | Uf $28.294,43 | Utm $49.623,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 30-11-2019
¿Sabía Ud. por qué es interesante el libro “retórica”, de Aristóteles?
El texto original fue creado en el siglo IV a.c., aunque previamente ya se conocía tal disciplina. El mérito de Aristóteles es que fue el primero en dar una representación sistemática de este arte, en organizar en un conjunto los detalles del mismo y sus divisiones. Así, escribió tres libros que dan cuerpo al tema “La retórica”, que puede caracterizarse como un tratado en el arte de la persuasión, la formación encaminada al ideal del “bien decir” o “buen decir”: de la invención de argumentos, su expresión en palabras, la ordenación de éstas en el discurso y la comunicación de éste al oyente.

Esta disciplina es un arte que permite –entre otras cosas- separar lo importante de lo que no lo es, considerar la oscuridad de los argumentos, su claridad, ambigüedad, ininteligibilidad, profundidad, equivocacidad, tautología, pleonasmo, etc. En consecuencia, el fundamento último del estudio de la retórica es el problema de la elocuencia, que permite: iluminar el entendimiento, complacer la imaginación, suscitar las pasiones o influir sobre la voluntad.

La retórica es de antigua data e importancia, a tal punto, que estaba incluida en las 7 artes liberales que formaban antaño la base tradicional de la cultura. Así, el “quadrivium” comprendía la aritmética, la geometría, la música y la astronomía. El “trívium”, la gramática, la lógica y la retórica.

En particular, el libro primero, comprende definición y estructura lógica de la retórica, las clases de discurso, los criterios de distinción, entre lo justo e injusto, y 12 aspectos más. En el segundo, se analizan algunas virtudes y vicios que puede contener un discurso y otros asuntos que en total suman 26.- El tercero, comprende la expresión, las imágenes, el exordio, la narración, el epílogo y 14 otras clasificaciones.

No es un libro fácil de leer, porque constituye una disciplina de estudio que incluye teoría y práctica, en la que aprendiendo lo primero, le sigue su práctica y, de esta manera, se avanza a un estado superior que puede ser más o menos complejo y, así sucesivamente, hasta dominar el arte. En docencia esto incluye a lo menos dos o más años de estudio y hago este comentario por si hubiere interesados en conocerlo y practicarlo.

A modo de ejemplo se puede decir respecto de un discurso, que este puede ser interrogativo, humorístico, comparativo, magistral, irónico, etc., y en el que se puede separar lo importante de lo que no lo es, e incluso elegir entre lo importante aquello que lo es aún más.

Es recomendable su lectura para contribuir al razonado y buen entendimiento de las personas, siempre buscando lo justo, lo bondadoso y verdadero.






¡Es mi palabra!

GASPAR DOYLE

Prensa El Heraldo | Imprimir | 337
Publicidad 1
Publicidad 45