lunes 24 de septiembre del 2018
Dolar $673,74 | Euro $792,73 | Uf $27.344,69 | Utm $47.920,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 11-07-2018
Señor Director:
Por la prensa nos hemos enterado del proyecto de construcción de una Central Hidroeléctrica de paso, por parte de la empresa Generación Eléctrica Roblería S.A, cuyos estudios preliminares, señalan que se intervendría el río Putagán en unos 7 kms, con una caída de 56 m y un caudal de 3.1 m3 /seg, con una potencia instalada de 1.2 a 1.5 MW y se instalaría a unos 2,5 kms. Aguas abajo de la devolución de la Central Roblería.
Es otra amenaza a los ríos maulinos. Basta recordar lo acontecido recientemente con el río Achibueno, que gracias al Movimiento Defensa del Achibueno y a otros actores sociales, se impidió la construcción de dos centrales hidroeléctricas de paso en el Santuario de la Naturaleza, al desistir la empresa de continuar con las obras, tras una serie de denuncias, debido al incumplimiento y falencias de aplicación de diversas normativas y requisitos ambientales. Indudablemente, es una victoria, que nos ha dejado un aprendizaje y un derrotero señero de la fuerza que puede tener la movilización social y del compromiso por la defensa de nuestro medioambiente.
Este proyecto hidroeléctrico de clara lógica extractivista, no contemplaría ningún beneficio para la zona, afectaría al caudal mínimo del cauce, a las napas subterráneas que surten de agua a las comunidades de Los Colihues, Los Rabones y Los Avellanos, dañaría el medioambiente, la riqueza paisajística y a los emprendimientos turísticos. El buen vivir de los habitantes de esas localidades no les interesa a los empresarios del agua y de la generación eléctrica: para ellos todo se reduce a un buen negocio, impera la lógica del dinero.
Junto a estos aspectos negativos, es relevante destacar que, aún estando en sus primeras etapas del proyecto, no se ha considerado la participación y la opinión ciudadana, las comunidades se han informado por los medios de comunicación de esta amenaza y ya han reaccionado, oponiéndose a la construcción de la central hidroeléctrica. En este sentido, sólo cabe un camino: Hay que sumar voluntades y esfuerzos para detener esta intervención. Ese es el desafío y todos estamos llamados a participar activamente. ¡A defender nuestros ríos!

Héctor Soto Bustos
Secretario Político Izquierda Cristiana de Chile-Maule Sur




Prensa El Heraldo | Imprimir | 314
Publicidad 13
Publicidad 7