miércoles 24 de julio del 2019 | Santoral Cristina
Dolar $685,81 | Euro $769,10 | Uf $27.953,42 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Social 13-04-2019
Seremi del Medio Ambiente constató implementación de proyectos en el Santuario de la Naturaleza Cajón del Río Achibueno
Se trata de dos iniciativas para las comunidades de Pejerrey, Carrizal, Vega de Salas y El Culmen para recuperar los suelos, el agua y el bosque nativo.
El Seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, Pablo Sepúlveda, participó de la actividad de Huertos y Viveros Comunitarios Vega de Salas, El Culmen, Carrizal y Pejerrey, en el Santuario de la Naturaleza Cajón del Río Achibueno, en la comuna de Linares.
Esta iniciativa se enmarcó en el proyecto “Comunidades Mediterráneas Sostenibles”, que cuenta con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF sigla en inglés), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como agencia implementadora junto al Ministerio del Medio Ambiente (MMA), y que desarrolló durante 18 meses, dos proyectos en el Santuario de la Naturaleza (SN) Cajón del Río Achibueno, por un monto total estimado de $68 millones de pesos.
Las iniciativas estuvieron destinadas a mejorar y recuperar el suelo para lograr una producción agroecológica sustentable en las localidades de Pejerrey y Carrizal, para impulsar el rubro agropecuario a través de la producción agroecológica comunitaria de hortalizas, frutales y plantas nativas.
También, promovieron la protección de los recursos naturales para una producción agrícola y forestal sustentable en el SN en los sectores de Vega de Salas y Culmen, donde se instalaron capacidades para mejorar las prácticas en el manejo sustentable del bosque nativo.
El representante del Ministerio del Medio Ambiente en la región del Maule, indicó que “las comunidades de Carrizal, Vega de Salas, El Culmen y Pejerrey, nos dan un ejemplo de cómo se desarrolla un trabajo comunitario. Los viveros que hoy visitamos refleja el esfuerzo de ustedes en este proyecto que lleva dos años y que acentúa la necesidad de conservar el bosque nativo y los servicios ecosistémicos que nos presta como es la provisión de agua, y el apoyo de nuestro ministerio está en generar estrategias para poder conservar y preservar el bosque nativo en la región, como es el caso de estas iniciativas que hoy constatamos y que contribuyen a la conservación ambiental del territorio”, manifestó Pablo Sepúlveda.
Los proyectos abarcaron un ordenamiento predial y trabajo comunitario a través de la construcción de viveros para el aprendizaje; práctica y producción agroecológica y forestal demostrativa. Se efectuaron micro-inversión predial para la correcta gestión de los recursos naturales, con el fin de planificar el uso de la tierra desde la sostenibilidad de los recursos naturales a escala predial con enfoque de paisaje.
Conservar la biodiversidad
En el encuentro, Fernando Valenzuela, Coordinador Nacional Proyecto GEF, explicó que “hemos trabajado junto desde hace dos años en el proyecto de Comunidades Mediterráneas Sostenibles que ejecuta el Ministerio del Medio Ambiente en alianza con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el que tiene como propósito de que en toda la ecorregión mediterránea se puedan desarrollar proyectos comunitarios para conservar la biodiversidad, recuperar suelos degradados y adaptarse y enfrentar el cambio climático porque necesitamos ver nuevas formas de trabajo en las comunidades rurales para enfrentar esa vulnerabilidad y estamos muy contentos de poder ver estas experiencias concretas que demuestra que podemos hacer las cosas de manera sustentable”, indicó el experto del proyecto GEF.
Para finalizar, Enrique Orellana, representante del Comité CultiBueno de Carrizal “este vivero es privilegiado por el agua que se dispone pero esto no es casual, se debe a que se ha preservado el bosque nativo de los cerros y los seguiremos defendiendo para beneficios de todos los que vendrán. Nos motiva demostrar a la comunidad y en especial a los más jóvenes que en el campo hay mucho potencial para emprender llevar una vida más saludable, criar a los hijos en un ambiente libre de contaminación, en contacto con la naturaleza y esperamos difundir las prácticas agrícolas libres de agroquímicos que permitan el autosustento de forma sustentable”.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 380
Publicidad 13
Publicidad 36